Bolsa, mercados y cotizaciones

El capital riesgo asalta a la bolsa española y multiplica por seis sus opas desde 2018

  • Acapara el 42% de las operaciones realizadas en los últimos cinco años
  • El porcentaje se quedaba en el 7% en los cinco años previos
  • Solo Naturgy sigue en bolsa entre las que han sido 'presas' de algún fondo
Los fondos asaltan a las empresas de la bolsa. Foto: iStock.

Vuelven las operaciones corporativas a la bolsa española. Las opas calientan motores en el mercado con nuevos movimientos donde los grandes fondos y las gestoras internacionales de private equity emergen como principales protagonistas acaparando el 42% de las ofertas públicas de adquisición lanzadas en España desde 2018. En los cinco años previos, los fondos de capital privado solo estuvieron detrás del 7% de este tipo de operaciones de calado.

Después de que Applus+ confirmase el interés por parte de varios inversores institucionales de lanzar una oferta pública de adquisición (opa) el pasado mes de mayo, ahora es Opdenergy la que ha recibido una oferta por parte de Antin Infrastructure Partners por el 100% de la compañía. La gran mayoría de compañías opadas en la bolsa española acaba siendo excluidas de cotización; tanto las que reciben ofertas de grandes fondos como las que son adquiridas por sus empresas matrices, otras cotizadas o grandes grupos industriales. 

Desde 2018, solo NH Hotel, Dia, GAM, Naturgy y Metrovacesa continúan cotizando en el parqué español tras recibir una opa entre las 26 registradas en este periodo. De ellas, solo Naturgy recibió una opa de un fondo y sigue cotizando actualmente en el parqué español.

Nueva ola

En casi todos los casos, los compradores son grandes gigantes del capital riesgo internacionales. El fondo estadounidense Apollo, el británico Apax y un consorcio inversor formado por el fondo de infraestructuras I Squared y TDR sondean una oferta de exclusión sobre Applus+. La firma española de servicios de inspección y certificación trabaja con JP Morgan para evaluar las distintas muestras de interés. Los fondos pagarían por la compañía más de 1.000 millones de euros frente a su valoración en el parqué, que ronda los 1.173,8 millones.

Antin también ha lanzado este lunes una opa amistosa sobre el 100% de la firma de renovables Opdenergy por 866 millones de euros con una prima del 46% sobre cierre de cotización del pasado viernes. La oferta está condicionada a alcanzar un nivel mínimo de aceptación del 75%, pero los fundadores y su actual Consejero Delegado, Luis Cid Suárez, dueños de cerca de un 71% de la compañía, ya han aceptado la oferta y suscrito compromisos irrevocables de venta. 

Renovables y telecos, en el foco inversor

Por sectores, el resurgir de las opas ha situado a las compañías energéticas en el foco inversor con Naturgy, Solarpack y la citada Opdenergy como principales ejemplos, seguidas de ofertas en telecos, firmas de alimentación e infraestructuras.

IFM ha retomado este año su escalada en el accionariado de Naturgy dos años después de lanzar su opa sobre la energética española. El fondo australiano liderado por Jaime Siles en España se ha consolidado como el cuarto accionista de la compañía, sólo después de Criteria Caixa (26,7%), CVC (20,6%) y GIP (20,07%). Su último gran movimiento lo registró en marzo, cuando incrementó su porcentaje hasta alcanzar el 13,38%. Su opa en 2021 fue un proceso complejo, donde el Gobierno llegó a imponer condiciones para garantizar la españolidad de la compañía. El escaso grado de aceptación de la oferta dejó a IFM con un sabor agridulce. Se quedó con el 10,83% del capital, que en los dos últimos años ha ido escalando progresivamente hasta el actual 14,001%.

Entre los fondos es habitual lanzarse a 'pescar' cotizadas para excluirlas de bolsa y extraer más valor de las compañías en el mercado privado. En 2021, el fondo nórdico EQT también lanzó una opa sobre Solarpack por 881,2 millones de euros, con una prima del 45%. En la transacción, denominada public to private, el private equity liderado por Asís Echániz en España optó por una estrategia similar a la empleada en su opa sobre Parques Reunidos en 2019. 

La opa sobre MásMóvil lanzada en 2020 por KKR, Providence y Cinven se zanjó con una valoración próxima a casi 3.000 millones de euros para el cuarto operador español de telecomunicaciones. Entre otros efectos colaterales, el éxito también acarreó la exclusión de bolsa de la teleco y, por lo tanto, su salida del Ibex 35.

La propia MásMóvil lanzó después una opa amistosa para adquirir Euskaltel, valorada en 2.000 millones de euros. La oferta alcanzó el mayor nivel de aceptación en España desde la opa sobre Europac, impulsando la fusión del cuarto y quinto operador nacional de telecos.

Telepizza y Natra

En el mercado se recuerda también la oferta de exclusión por Telepizza impulsada por KKR. Cuatro años después, la compañía ha vuelto al foco con el fondo estadounidense entregando 'las llaves' de la cadena a los acreedores, liderados por Oak Hill, Fortress, Blantyre y H.I.G Capital. Los bonistas han salido al rescate de la compañía y han remodelado el consejo de administración. Controlaban el grueso del pasivo de Food Delivery Brands, correspondiente a la emisión de 335 millones lanzada por KKR, Torreal, Artá, Altamar y Safra para financiar la opa por 600 millones en 2019 y su exclusión de bolsa.

Ese mismo año, otro hito en forma de opa tuvo como impulsor a Investindustrial con su oferta sobre la chocolatera Natra. El grupo, que pasó a manos de CapVest el año pasado por unos 500 millones, recibió una oferta del private equity de la familia Bonomi, sobre el 100% del capital a valorando la compañía en 142,48 millones, a 7,6 veces ebitda. La operación también acabó con la exclusión de la Bolsa de Madrid de la histórica cotizada valenciana.

Echando la vista atrás, los fondos han impulsado también ofertas sobre Bodegas Bilbainas, Hispania y Saeta Yield. Carlyle se hizo con el grupo vinícola, hasta entonces filial de Codorníu. Blackstone, por su parte, pasó a controlar la Socimi Hispania, y, en 2018, el fondo canadiense Brookfield lanzó su oferta por Saeta Yield, la antigua firma de renovables de ACS.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud