Solaria se convertirá en un valor del Ibex 35 el próximo lunes, 19 de octubre, tras ser ser uno de los 35 valores más negociados de la bolsa española en los últimos meses y lograr una capitalización bursátil mayor a la de muchos componentes actuales. Su entrada se producirá en plena recuperación de la compañía en el parqué hasta precios no vistos desde 2008, aunque algunos inversores y analistas empiezan a ver con recelo la subida y prefieren recoger beneficios (los primeros) y recomendar vender (los segundos).

Entre tantos titulares que dejaron los meses de encierro, no deja de sorprender que España fuese el país de Europa con menos horas de sol en los 40 primeros días de confinamiento, según un estudio de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Más allá de la anécdota, no hay duda del potencial de España, y de sus empresas, en el desarrollo y crecimiento de la energía solar en el planeta. Las compañías españolas del sector han tomado especial protagonismo esta semana, con la entrada de Solaria en el Ibex 35 y el anuncio de Soltec de salir a bolsa antes de acabar el año para captar 150 millones. Pero ya venían despertando el interés de los inversores, convirtiendo a la industria en una de las más alcistas del año, con alzas que en el peor de los casos alcanzan el 30%.

Mercados

Los numerosos cambios vividos por el Ibex 35 este año son un reflejo de lo que está ocurriendo, y de lo que está por venir, en el mundo y en los mercados financieros. En los últimos meses, se han incorporado al índice dos empresas farmacéuticas, Almirall (en junio) y Pharma Mar (en septiembre), y ahora es una compañía especializada en energía solar, Solaria, la que entrará para ocupar el puesto de MásMóvil a partir del día 19, según ha confirmado este miércoles el comité que decide sobre la composición del índice.

España es uno de los países con más horas del sol del mundo y esta energía natural va ganando cada vez más peso en la economía y en los mercados financieros. La contribución directa del sector fotovoltaico al PIB español fue de 3.220 millones de euros en 2019, lo que aún representa el 0,26% del total pero un aumento frente al 0,22% de 2018, según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). También se va haciendo un mayor hueco en la bolsa española y podría tener más representación en el Ibex 35 de la mano de Solaria si así lo decide, este mismo miércoles, el comité que revisa y vigila la composición del índice.

Esta es la tercera semana que el Ibex 35 cotiza compuesto solo por 34 valores. Desde que el comité que revisa al índice anunció la salida de MásMóvil, dejando su puesto vacante temporalmente, las miradas se han centrado en su posible sustituta de cara a la reunión extraordinaria fijada para el próximo miércoles, 7 de octubre. Pharma Mar era la aspirante con más opciones, pero su entrada se adelantó a la revisión ordinaria de septiembre en la que se excluyó a Ence. Con ello, Solaria se ha convertido en la candidata mejor posicionada a cierre de septiembre, seguida de Airbus, Logista y Ebro Foods.

Algunas de las acciones con más historia de la bolsa española van pasando de generación en generación. Las telefónicas, o maltides como se conocieron tras la famosa publicidad de José Luis López Vázquez de los años 60. Las de Banco Santander, que cobijan a los antiguos accionistas del Central y del Hispano. O las de BBVA, fruto de numerosas fusiones entre grandes bancos que también anduvieron su camino individual en bolsa. Son precisamente algunos de estos títulos con tanta trayectoria en el parqué los que han sido más duramente castigados durante esta pandemia. Quien este año herede esas acciones lo hace asumiendo que sus cotizaciones han caído hasta niveles de la década de los 90. Y que soportan caídas desde los máximos de 2007 y 2008 de entre el 85% y el 90%. Con todas las implicaciones fiscales que ello supone.

renta variable | españa

El principal índice de la bolsa española vive un momento de cambios rodeado de operaciones corporativas. Tras la salida de MásMóvil, cotiza con 34 valores a la espera de que octubre se anuncie un sustituto tras el éxito de la opa. A ello se une la fusión de CaixaBank y Bankia y que Meliá sigue en la 'cuerda floja' por su tamaño.

Se buscan al menos dos compañías cotizadas que despierten suficiente interés entre los inversores como para mover un volumen considerable de dinero en los mercados financieros y que, además, tengan un valor bursátil significativo. Estos son los requisitos exigidos, a grandes rasgos, a los candidatos que aspiran a convertirse en miembros del Ibex para ocupar las dos plazas libres que, como mínimo, quedarán en los próximos meses tras la opa de MásMóvil y la fusión acordada por CaixaBank y Bankia.

Los tipos de interés al cero han regresado para quedarse durante un tiempo. Lo esclareció, de nuevo, la Reserva Federal estadounidense (Fed) el miércoles, al proyectarlos en este nivel al menos hasta finales de 2023. Lo que no clarificó el presidente de la institución, Jerome Powell, fue el futuro del programa de compras de deuda vigente, el conocido como quantitative easing (QE), pese a que el mercado esperaba que pudiera adelantar si las adquisiciones se volcarían más en los bonos a largo plazo.