Bolsa, mercados y cotizaciones

El futuro tras una opa: solo 5 firmas cotizan aún en bolsa de las 24 lanzadas en España en el lustro

  • NH, Dia, GAM, Naturgy y Metrovacesa siguen en bolsa tras recibir ofertas
  • Applus acaba de confirmar interés por parte de varios inversores
  • El 'comprador' de NH anuncia que adquirirá más acciones de la firma
Las empresas que reciben una opa acaban saliendo de bolsa.

Los grandes fondos de capital riesgo ya tienen echado el ojo a una nueva cotizada de la bolsa española. Applus confirmó la semana pasada el interés de ciertos inversores tras surgir rumores en el mercado. De llegar a buen puerto una oferta pública de adquisición (opa) sobre la compañía, sería la vigésimo quinta lanzada en la bolsa española en los últimos cinco años -se han realizado 24 opas en este periodo sobre 23 empresas-. La gran mayoría de estas operaciones acaba de una sola forma: excluyendo a la empresa de cotización.

Solo cinco de las 23 compañías que han recibido una opa desde 2018 continúan en bolsa hoy en día: NH Hotel Group, DiaGAM, Naturgy y Metrovacesa. Hasta la semana pasada eran cinco las supervivientes, ya que Mediaset España dejaba de cotizar el pasado 2 de mayo en el mercado español, tras la oferta lanzada por su matriz italiana en junio del año pasado.

El futuro en bolsa de NH también podría cambiar. Minor, que ya cuenta con un 94% del capital de la hotelera española, anunciaba este mismo lunes que adquirirá más acciones en los próximos 30 días, tras lo que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendía al valor cuando cotizaba en el entorno de los 3,63 euros. El grupo tailandés, que entró en la firma en 2013, realizó una opa a 6,3 euros cinco años después por más del 50% de las acciones de NH, con lo que desde entonces cotiza una parte muy residual en mercado.

Para proteger a las empresas nacionales "estratégicas cotizadas", el Gobierno anunció en 2020 un escudo anti opas que se ha ido prorrogando con el que los inversores extranjeros que busquen superar el 10% en el capital de este tipo de firmas necesitan una autorización previa del propio Ejecutivo. El Gobierno ha tenido que dar su aprobación a algunas operaciones como la opa parcial de IFM a Naturgy.

Esta última es una de las compañías que todavía cotiza en bolsa en torno a un año y medio después de concluir la oferta por el 22% de su capital. El fondo australiano solo consiguió quedarse con un 10,83% en la opa de 2021 y hoy cuenta con un 14% de las acciones de Naturgy, según datos de la CNMV, mientras que de momento se mantienen en el capital otros accionistas de referencia como Criteria, CVC o GIP. Las acciones de Naturgy suben un 17% este año en bolsa y se encuentran a un 5% de recuperar la cota psicológica de 30 euros a la que no ha regresado desde la crisis de 2008.

Otra de las opas frustradas en los últimos años ha sido la de FCC sobre Metrovacesa. El grupo que controla el magnate mexicano Carlos Slim realizó una oferta por el 24% del capital de la promotora en junio del año pasado. Los dos grandes accionistas de Metrovacesa, Banco Santander (con un 49,36%) y BBVA (20,85%), decidieron no acudir y solo un 11,47% aceptó el precio ofrecido de 7,2 euros por acción. Menos de un año después, la acción cotiza por encima, en el entorno de los 7,67 euros, y FCC (a través de Control Empresarial de Capitales) cuenta con un 20,24% de la inmobiliaria. Precisamente FCC es otro ejemplo de empresa, más allá de las cinco de este último lustro, que ha seguido su camino en el parqué tras recibir una oferta de compra por el grupo de Carlos Slim en 2016.

En 2019, Dia y GAM fueron las protagonistas que permanecieron en bolsa, a diferencia de otras como Telepizza, Natra o Parques Reunidos. En la cadena de supermercados fue el magnate ruso Mikhail Fridman (a través de LetterOne hoy controla el 77%) el que sorprendió lanzando una opa mientras la compañía trataba de recomponerse con una ampliación de capital. Fue una de las operaciones más sonadas y complicadas del mercado español en los últimos años, tras la cual se salvó la compañía aunque su cotización sigue hundida. 

En el caso de GAM, la operación la pilotó GAMI, controlado por Francisco Riberas, presidente de Gestamp. La opa se vio forzada en 2019 ya que esta firma compró el 54,56% de la empresa de servicios relacionados con la maquinaria en mitad de una reestructuración de deuda. Los dueños de Mayoral continúan también en GAM con un 10,03%.         

Excluidas de cotización

Más allá de estos ejemplos que se alejan de la norma habitual, son muchas las empresas que han sido excluidas de la bolsa española en los últimos años. Las propias compañías del Ibex han recibido ofertas en los últimos años que en muchos casos han acabado en exclusiones de bolsa. Las realizadas sobre Abertis, Mediaset España, MásMóvil o Siemens Gamesa se produjeron cuando estas pertenecían al índice -en Dia llegó poco después de ser expulsada-.

Siemens Gamesa salió de bolsa en febrero tras la opa lanzada por su matriz, Siemens, que puso fin a 22 años como cotizada. Abertis no llegó a las dos décadas, ya que dejó de cotizar en 2018, y MásMóvil, que logró labrar su camino desde el antiguo BME Growth hasta el Ibex 35, acabó su andadura en el parqué en 2020. La propia BME, gestora de la bolsa española fue comprada por el grupo suizo Six ese mismo ejercicio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud