Bolsa, mercados y cotizaciones

Europa avanza un 1,7% en la semana gracias al 'espejismo' de una relajación de la Fed

  • El EuroStoxx 50 pierde un tercio del rebote iniciado al cierre de septiembre, mínimo de 2022, mientras el Ibex 35 pierde la mitad
  • El dato de empleo de Estados Unidos refuerza las subidas de tipos de la Fed
Madrid

La posibilidad de ver cómo la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) levantaba el pie del acelerador en sus subidas de tipos de interés bastó a los inversores para tomar posiciones de nuevo tanto en renta variable como en el mercado de bonos.

Un optimismo, basado en que las políticas de la Fed estaban al borde de provocar una recesión e iban a contenerse, que llevó a Wall Street a rebotar más de un 6%. En Europa la reacción fue la misma ante el espejismo de la relajación monetaria. Desde los mínimos del año anotados el pasado 29 de septiembre, el EuroStoxx 50 protagonizó un contraataque del 5,5% hasta el pasado martes, fecha en la que se extinguió el reciente impulso alcista.

Tan pronto como el mercado pensó que los bancos centrales iban a seguir los pasos de la Fed, la propia institución desmintió -a través de las declaraciones de varios de sus miembros- que se iba a bajar el ritmo en la lucha contra la inflación. Además, el buen dato de desempleo en Estados Unidos en septiembre (cae dos décimas hasta el 3,5%) da más munición al responsable en política monetaria en EEUU para seguir aumentando los tipos de referencia, ya que el mercado laboral no da señales de deterioro ni contribuye a controlar la inflación en el país.

Así, aunque la semana en su conjunto hayan sido favorable para la renta variable, las últimas jornadas se caracterizaron por ir a la baja a ambos lados del Atlántico. El EuroStoxx anota desde el lunes una subida del 1,7% mientras que el Ibex 35 suma un 0,9%. La foto general vuelve a caracterizarse por la volatilidad del mercado hasta el punto que el Ibex 35 pierde casi la mitad del rebote iniciado el 29 de septiembre -en el mínimo de 2022- en los 7.287 puntos (cerró el viernes en los 7.436). Esta referencia vuelve a ser el soporte a vigilar desde un punto de vista técnico como "dique de contención" para evitar mayores caídas, según el asesor de Ecotrader, Joan Cabrero. De hecho, dada la debilidad del rebote de esta semana el experto no descarta una caída del índice español hasta los 7.000 puntos, zona de compra según Cabrero (véase página 6). Perder esa referencia podría suponer ver al Ibex 35 cotizando en los mínimos de octubre de 2020 sobre los 6.411 puntos.

Más pretextos para subir tipos

La Reserva Federal de Estados Unidos no ha sido la única protagonista. El Banco Central Europeo publicó sus actas de la reunión del mes pasado en la que realizó una subida de 75 puntos básicos. Pero lo más preocupante para el devenir de la economía de la eurozona es que los responsables de la institución barajan ahora la posibilidad de que Europa entre en una recesión grave y que conviva con niveles elevados de inflación.

Además, la OPEP+ (cártel de países productores de petróleo entre los que se encuentra Rusia) ha decidido recortar la producción de crudo en dos millones de barriles diarios a partir de octubre con el objetivo de levantar el precio, que cede un 25% desde los máximos del año. Aunque el recorte 'real' es inferior, dado que muchos países ya bombeaban menos petróleo de la cuota pactada dentro de la OPEP en los últimos meses, según Bloomberg. Aun así, y a pesar de que el presidente de Estados Unidos anunció la liberación de 10 millones de barriles de las reservas estratégicas del país para contener los precios, el barril Brent cotiza por encima de los 95 dólares por primera vez en un mes.

El mercado de deuda también se ha caracterizado por un cambio brusco de rumbo. Hasta el pasado viernes las compras fueron la tónica habitual, llevando al bono alemán a diez años a ofrecer un rendimiento del 1,8% (por debajo del 3% en el caso del español a diez años). Pero la actual incertidumbre macroeconómica llevó al bund alemán al 2,21% al cierre del viernes, en máximos del año.

Por otra parte, los inversores dejaron de refugiarse en el dólar en los primeros instantes de la semana y divisas como el euro, la libra esterlina o el franco suizo recuperaron terreno al cruce con la referencia estadounidense. El euro incluso estuvo a un céntimo de recuperar la paridad con el dólar el pasado miércoles (se cambiaba por 0,99% a media sesión). Otro espejismo, ya que el dólar saca casi un 14% en el año al conjunto de las grandes divisas mundiales y que demuestra la volatilidad que impera en el mercado con el índice del miedo de Wall Street -el Chicago Board Volatility Index- de nuevo por encima de los 30 puntos, en máximos del año.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

MOR
A Favor
En Contra

Aquí no avanza nada ni nadie... rectifico, avanzamos hacia la autodestrucción porque somos una especie maligna.

Puntuación 0
#1