Bolsa, mercados y cotizaciones

Las Actas de la Fed darán más pistas del futuro de los tipos de interés en Estados Unidos

  • El documento que recoge la subida de 75 puntos básicos se publicará el miércoles que viene
  • La inflación sigue afectando al consumo y a la demanda.
Madrid

Ya con el mes de junio finalizado ha quedado patente que los mercados se han tomado los últimos datos de inflación con pesimismo. El más sonado quizá ha sido el IPC de junio en España, que ha llegado al 10,2%, y que no pasó desapercibido ni con la cumbre de la OTAN que acaparó toda la atención mediática.

Sin embargo, los precios en la zona euro tampoco aflojan, como demostró el dato publicado ayer para la eurozona en el 8,6%. De nuevo, los precios de la energía fueron el principal motivo que levantó el dato en todos los Estados miembro que han visto cómo creció la inflación en junio, a excepción de Alemania y Holanda. Y todo esto en el mismo mes en el que los bancos centrales no solo han endurecido su discurso, sino que también se han realizado alzas de tipos que no entraban en los cálculos de nadie a principios de 2022.

Precisamente, la semana que viene se publicarán las actas de la Reserva Federal de Estados Unidos en la que se anunció la subida de 75 puntos básicos en el tipo de interés del país. Un alza que se volverá a ver en la próxima reunión de la institución el 27 julio (lo que dejaría los tipos en el 2,5%), según descuenta el mercado recogido por Bloomberg. "Durante las últimas semanas, la Administración estadounidense ha mostrado una creciente disposición a asumir el riesgo de una recesión causada por las subidas de los tipos de referencia. [...] La Reserva Federal asume, pues, el riesgo de la recesión, aunque rechaza que la busque, y reconoce que apenas puede influir en la parte más visible de la inflación", estima el director de inversiones de La Financière de l'Echiquier, Olivier de Berranger.

La situación que se vive en Estados Unidos replica en líneas generales a los últimos datos publicados en Europa, hasta el punto que ya se espera para 2023 y 2024 el mismo porcentaje de crecimiento de la economía para la zona euro y para Estados Unidos: un 1,9%. Y es que mientras las previsiones del crecimiento del PIB de la primera potencia mundial se recorta con cada revisión, se espera al dato del segundo tercio de este año en el país.

Si continuase la estela del primer cuarto del año (en la que marcó un -1,6%, profundizando aún más el primer dato provisional aportado[-1,5%]) la economía de Estados Unidos entraría en recesión. "La economía [de EEUU] continúa perdiendo impulso, ya que la inflación lleva a los consumidores a reducir el gasto en bienes y servicios, y la erosión de su poder adquisitivo está teniendo un impacto amplio en la demanda", según la analista de Bloomberg, Eliza Winger.

El otro aspecto que puede afectar al crecimiento es el nivel de desempleo en el país así como la evolución de los salarios en este entorno inflacionista. El viernes de la semana que viene se dará a conocer el dato del desempleo del mes de junio, para el que se descuenta que se mantenga en la zona del 3,6%. Un valor similar al anotado el mes anterior.

Por el momento, la eventual recesión no está contemplada por el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, como consecuencia de su política monetaria aunque sí que ha reconocido que el "aterrizaje" pueda suponer un frenazo al crecimiento de la economía.

Una jornada menos en Wall Street

Si los mercados van a continuar los recortes de la semana anterior en Wall Street no se apreciará hasta el martes. Estados Unidos celebra el 4 de julio su Día de la Independencia, con su respectivo festivo para los parqués bursátiles del país. Mientras tanto la bolsa europea caminará sola en la jornada del lunes, cuando se dará a conocer la evolución de los precios de venta de los productores de la Unión Europea y que en términos interanuales se situaría en el 1% en junio (similar al dato del mes anterior).

Ya en clave nacional, la semana que viene traerá consigo el dato de empleo de junio, para el que se espera otro descenso de la población desempleada a las puertas de la temporada de verano. También en la jornada del lunes el Tesoro Público tiene prevista la subasta de obligaciones del Estado a 10 años con un cupón del 2,55%. En la última subasta se fijó una rentabilidad del 2,046%.

Más allá de nuestras fronteras el Banco Central de Australia publicará el martes su decisión en política monetaria para la que el mercado estima otra subida de 50 puntos básicos hasta el 1,35%. Ya el sábado China dará a conocer el IPC del país para el último mes finalizado. Un dato que servirá de testeo para su economía tras el levantamiento de parte de las restricciones por el Covid.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin