Bolsa, mercados y cotizaciones

Nunca fue tan caro comprar emergentes en euros

  • Rusia lidera las subidas en el año con alzas del 6%
Foto: Dreamstime

Buscar rentabilidad en el páramo del mercado de deuda o intentar acercarse al excepcional 2019 en bolsa obliga a los inversores a mirar más allá de las economías desarrolladas, en la amplia oferta de los activos de países emergentes. Un universo que en este arranque de 2020 sale más caro que nunca desde la eurozona por el efecto divisa si se observa la relación del euro respecto al índice de monedas de este tipo de países que construye MSCI, que se sitúa en zona de mínimos históricos.

Esta excepcional debilidad de la divisa comunitaria se justifica en los extremos contrarios de los cruces en la reciente apreciación del yuan por la firma del acuerdo comercial de Fase 1 entre Estados Unidos y China, lo que ha arrastrado a otras monedas como el rublo, la rupia o el peso, que también han agradecido la distensión en el conflicto geopolítico entre Irán y la primera potencia del mundo.

A este lado de los pares de divisas, están cotizando la debilidad de la economía de la eurozona, principalmente de Alemania, y la continuidad de la política monetaria expansiva por parte del Banco Central Europeo (BCE) sin que los gobiernos de los estados de la UE hayan puesto en marcha una batería importante de estímulos, como se exige desde la institución.

El inversor puede leer este contexto de dos formas. Lo puede ver como una razón para evitar el riesgo divisa, entrando en los activos de países emergentes directamente en fondos que se venden en euros. O, por el contrario, lo puede ver como una oportunidad si entiende que un posible suelo del euro frente a las monedas emergentes puede generar ganancias adicionales al adelantar una recuperación a lo largo de 2020.

El equipo de analistas de Bloomberg observa que "cada vez es más caro comprar activos de países emergentes con euros, a pesar de que los costes para endeudarse están en mínimos", y destaca la importancia de la moneda común para el carry trade: "Aquellos que pidieron prestado en euros e invirtieron en divisas de mayor rendimiento, como el peso argentino, el rublo ruso o el peso mexicano, ganaron más del 15% en 2019".

El índice de emergentes abrió una brecha de 9 puntos de rentabilidad con el índice global que se mantiene a 12 meses

Una buena forma de acercarse a estos mercados es hacerlo a través de fondos globales, que permite diluir el riesgo de un determinado país, y en clases cubiertas en euros. Así, en los fondos de renta variable emergente proporcionan, de media, rentabilidades anualizadas a un año del 35% –un 14% anualizado a tres años–, según Morningstar con fecha a 15 de enero. Mientras, los fondos de renta fija emergente proporcionan un 19% en el mismo periodo –un 5% anualizado a tres años–

Pese al buen comportamiento bursátil que tuvieron en 2019 los denominados BRIC (Brasil, Rusia, India y China) con revalorizaciones entre el 14% y el 36%, el índice MSCI World Emerging Markets abrió una brecha de 9 puntos de rentabilidad respecto al MSCI World Index que todavía se mantiene a 12 meses.

Un retraso que, en opinión de Sean Taylor, director de inversiones y renta variable de mercados emergentes en DWS, ha estado justificada por la tensión de la guerra comercial del último año, las protestas pro derechos humanos en Hong Kong y el peso que tienen los países en el selectivo donde, el mercado brasileño, por ejemplo, solo representa un 8%.

"Las diferencias no han sido tan acusadas si se tiene en cuenta que el agregado para desarrollados está inflado por los nuevos máximos de la bolsa en EEUU y que el emergente está lastrado por el mal comportamiento de Latinoamérica, con fuertes caídas en mayo por la amenaza arancelaria de Trump a México, y agosto, cuando empezó a temerse un cambio de gobierno en Argentina. Por el contrario, Asia Emergente, con un 16% y, sobre todo, Europa Emergente, con casi un 25%, disfrutaron de un balance de año similar al de las bolsas desarrolladas", recuerdan desde Bankia Estudios.

Buen arranque de 2020

Si a finales de 2018, el estratega de Bank of America David Woo aseguró que no se acercaría a los mercados emergentes "ni con un palo de tres metros" por la disputa comercial entre EEUU y China, el mejor tono tras la firma de la Fase 1 esta semana así como una política monetaria por parte de la Reserva Federal (Fed) en la que no se prevén subidas de tipos de interés han favorecido que gigantes del mundo de la inversión como BlackRock o JP Morgan recomendasen en sus perspectivas para 2020 sobreponderar emergentes en sus carteras.

En el inicio del año el índice emergente iguala su avance al de países desarrollados, mientras que por bolsas, Rusia se pone a la cabeza con subidas del 6%, seguido de México con un 4% e India cerca de un 2%. Brasil, que desde los máximos históricos que renovó el 2 de enero corrige, se anota en el ejercicio un 1,7%, y por último, China, que repunta un 1,4%.

Ahora bien, solventada la primera parte del acuerdo comercial, ¿qué otros riesgos afrontan los emergentes este año? Charles de Quinsonas, cogestor del fondo M&G (Lux) Emerging Markets Bond, sitúa entre los riesgos de 2020 las tensiones en el Golfo Pérsico, la situación en Turquía, India y Pakistán, Rusia y Ucrania o el estrés hídrico, pero especialmente, las elecciones estadounidenses: "La mayoría de los inversores anticipan una subida de los ratios PER (veces que el beneficio está recogido en el preco de la acción) de la renta variable en caso de una victoria demócrata, lo cual conduciría a un relajamiento de la Fed y a la depreciación del billete verde".

Para el experto, a pesar de que esto beneficia a las divisas emergentes en teoría, un dólar más débil también podría reflejar una economía estadounidense menos potente, lo cual afectaría a la demanda de materias primas y a los activos de riesgo. "En tal escenario, la renta fija del universo emergente podría mostrar una mala evolución. Cabe esperar más claridad en marzo o abril, cuando se dé a conocer qué candidato demócrata se enfrentará a Trump", añade.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin