Daniel Yebra

Redactor de elEconomista.es
"El riesgo es mínimo"

Bestinver incorporó a MásMóvil en las últimas semanas del segundo trimestre a su Cartera Ibérica, al considerar que el precio de la opa (oferta pública de adquisición) -22,5 euros- que lanzaron los fondos KKR, Cinven y Providence a finales de mayo "no recoge la prima de control que deberían pagar (...), especialmente si quieren sacar la compañía de bolsa".

Una caída del 13%

Son, sin discusión, las grandes ganadoras de la crisis del coronavirus. Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Alphabet (matriz de Google) -reunidas bajo el acrónimo FAANG- capitalizan hoy un 40% más que el EuroStoxx 50 al completo y su tamaño es 10 veces el del Ibex 35, tras subir casi un 65% desde los mínimos marcados por las bolsas a mediados de marzo y acumular ganancias del 40% en 2020, situándose en zona de máximos históricos en todos las casos excepto en el de Alphabet. Este comportamiento extraordinario hace que la brecha de 10 puntos porcentuales existente entre el S&P 500 y la referencia europea desaparezca si se elimina su participación, que supone ya más de un 20% en principal índice de EEUU, la mayor concentración de un sector en el selectivo en los últimos 30 años.

Materias primas | Flash fundamental

La fiebre del cobalto está por desatarse. El interés en este metal que se usa en las baterías eléctricas no es nuevo, pero el potencial destapado por los futuros que cotizan sobre él en el Mercado de Londres, tras caer algo más de un 20% desde finales de septiembre y un 70% desde marzo de 2018, llama la atención de cara al largo plazo.

Deuda

El interés que se exige al bono español de referencia en el mercado secundario, con vencimiento a 10 años, registra mínimos de la crisis del coronavirus, al relajarse hasta el 0,43%, un nivel no visto desde principios de marzo. La presencia récord del Banco Central Europeo (BCE) en el mercado de deuda y la percepción de España como una de las alternativas más asumibles a los tipos negativos de los estados más fiables de la eurozona, como Alemania, Holanda o Francia, sostienen la demanda de los bonos del país -las compras incrementan el precio y rebajan el interés-.

La crisis del turismo

La crisis por el Gran Confinamiento supone un escenario inédito para todos los sectores económicos, pero especialmente apocalíptico para el turismo. Los datos registrados por los hoteles entre mediados de marzo y junio no cabían en ningún modelo de previsión: más del 70% cerrados en Europa y América Latina, un 17% en América del Norte, un 36% en Asia... Unos números que explican que los estados más expuestos a esta industria, como España -cerca de un 15% del PIB y de un 25% del empleo-, ofrezcan las peores estimaciones de contracción de la actividad y proyecten una recuperación más lenta; y también que entre los grandes grupos cotizados los dos nacionales, Meliá y NH, sean los que más tarde vayan a recuperar los beneficios previos a la pandemia.

Dividendos

El pasado martes, el consejo de administración de Aena suspendió el dividendo por acción de 7,58 euros por acción que había previsto abonar con cargo a los resultados de 2019; la compañía, por otro lado, convocó su junta general de accionistas para el 29 y 30 de octubre. En realidad, que ese dividendo se anulase ya era algo esperado por los analistas, y no hace sino sumarse a un goteo de cancelaciones y recortes que hemos ido presenciando en las retribuciones en España.

Renault y PSA, las más alcistas en la sesión

El primer indicio serio de una posible recuperación en V de la economía europea ha llevado a la industria del automóvil a liderar las subidas en bolsa en la sesión de este martes 23 de junio, en el cuarto aniversario del referéndum sobre el Brexit. El subíndice del Stoxx 600 que reúne al sector llegó a repuntar un 3,79%, tras haberse confirmado como uno de los grandes perdedores de la crisis del coronavirus por el shock en la demanda de vehículos y la transformación que ya venía haciendo frente de cara al futuro.

Sobre los 1.750 dólares

Los futuros que cotizan sobre la onza de oro en el mercado de Chicago superaron este lunes los 1.750 dólares por primera vez desde 2012 ante el riesgo de un rebrote de la pandemia de coronavirus. El dinero sigue buscando refugio como consecuencia del histórico impacto del Covid-19 en la economía mundial y el metal dorado ya repunta un 20% desde los mínimos que registró el 19 de marzo.