Daniel Yebra

Redactor de elEconomista.es
Bolsa y Mercados

Desde mediados de diciembre, las bolsas viven intranquilas, pendientes de la velocidad a la que suben los rendimientos de las referencias del mercado de deuda, sobre todo después de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos confirmara la retirada de estímulos monetarios y el arranque del ciclo de incremento de los tipos de interés oficiales en 2022 al estar la recuperación en marcha y, especialmente, para controlar la fuerte escalada de la inflación en los últimos meses.

Entrevista

La previsión media de los analistas sigue adelantando pérdidas pero Gabriel Escarrer muestra una total confianza en que Meliá cerrará 2022 con ganancias y con unos ingresos por habitación disponible ya en niveles pre-Covid en el segmento vacacional, que la hotelera lidera en el mundo.

Estrategia de emisión de deuda de España

El Tesoro Público presentó este lunes la estrategia de financiación de España para 2022 con un objetivo de 75.000 millones de euros de emisión neta de deuda y la confianza en que "la prima de riesgo se mantendrá estable en el proceso de normalización de los tipos de interés" por la progresiva retirada del Banco Central Europea (BCE) del mercado.

Bolsa y Mercados

La pandemia de coronavirus ha acelerado la financiarización mundial por la inevitable contracción de la actividad, por un lado, y, por otra parte, por los extraordinarios estímulos fiscales de gobiernos y bancos centrales que evitaron un shock de liquidez y de deuda similar al de la Gran Crisis Financiera, pese a la grave recesión de 2020, y que han pretendido favorecer una rápida recuperación desde este mismo año.

El euro se deprecia casi un 9% desde el máximo de la pandemia, los 1,23 dólares que registró en enero de este 2021. La caída de la 'moneda común' es el relato de la divergencia entre el ritmo de retirada de estímulos de la Fed y el BCE. La clave ahora está en si esta brecha seguirá aumentando. Las previsiones apuntan a un 3% de recuperación del euro, a 1,16

Iberdrola superará a Telefónica en 2022 como la empresa con más gasto en intereses del Ibex 35. La compañía energética pasará de un coste de la deuda de 956 millones de euros en 2021 a 1.228 millones durante el próximo año, según la previsión del consenso de analistas que reúne FactSet.

La banca central, protagonista

La banca central carga la mayor parte del protagonistmo económico en el próximo año, en el que el crecimiento y la inflación marcarán el delicado proceso de retirada de unos estímulos históricos. Las elecciones de Francia y las de mitad de mandato en EEUU son los principales eventos políticos.

Entrevista

Gonzalo Rodríguez, Franciso Saiz y Mario Díaz, CEO, CFO y director de negocio y comunicación de Imantia Capital, afrontan 2022 orgullosos de la reacción de la gestora en la pandemia, y conscientes de que tendrán que seguir acompañando al cliente en la irremediable transformación de ahorrador a inversor, ante un año que seguirá siendo complicado para la deuda, su nicho tradicional. En este contexto, presumen de dos fondos que buscan las tendencias del futuro con menos volatilidad que los índices de referencia. "Tenemos 8.400 millones de patrimonio, casi 150 más que en 2020", aseguran. Pero sobre todo destacan su mayor eficiencia.

Energía y cuellos de botella

La gran paradoja de la pandemia de Covid es que la excepcionalidad se ha convertido en una constante. Hechos extraordinarios como que "haya más volatilidad en las previsiones de inflación de instituciones y analistas que en las expectativas que se reflejan en el mercado", según destaca Marian Fernández, responsable de macroeconomía de Andbank España. La experta hace referencia a la estimación del 3,2% para el IPC en la eurozona en 2022 que actualizó este jueves 16 de diciembre el Banco Central Europeo (BCE), por encima de la previsión que publicó la Comisión Europea a mediados de noviembre, del 2,3%, también de la media del consenso de economistas y expertos que reúne Bloomberg, que se situaba este viernes en el 2,5%, y lejos de lo cotizado en mercado, con los tipos de referencia de la deuda quedándose cerca de la media de 2021 al cierre de la semana -en el caso de España alrededor del 0,35% y en el de Alemania en el -0,4%- y con las expectativas de inflación a medio plazo sin inmutarse, en el 1,85%, por debajo del propio objetivo del BCE, el 2%.

Política monetaria y vivienda

A mediados de noviembre, Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), propuso en el Parlamento comunitario que los indicadores que miden la evolución de los precios (como el IPC) -cuyo control es el principal mandato de la institución que maneja la política monetaria de la eurozona-, incluyeran la vivienda para "mejorarlos". En otras ocasiones, la francesa y otros cargos del BCE se han detenido con preocupación en la subida del precio de los activos inmobiliarios, advirtiendo incluso de la amenaza de formación de burbujas. Lo que desde la institución no se ha admitido nunca directamente es la relación entre la política monetaria expansiva adoptada en los últimos años, e intensificada para responder a la crisis del Covid, con precisamente el incremento del precio de las viviendas.