Infraestructuras y Servicios

Abertis suma acuerdos para invertir en sus autopistas más de 4.800 millones

  • Eleva un 15,9% los compromisos con las AAPP en Brasil, Francia, Chile o Italia, pero no en España
  • Vende sus últimos activos en Colombia y su foco está en crecer este año con nuevas adquisiciones
Autopista Central de Santiago de Chile, gestionada por Abertis. Foto: Archivo

Abertis ha aumentado las inversiones comprometidas para sus autopistas en el mundo un 12,2% en 2022, hasta alcanzar los 4.600 millones de euros. A ello añade 240 millones que ha acordado recientemente en Francia, a través de sus filiales Sanef y Sapn, por la subida de tarifas.

De este modo, la cifra de inversión que la compañía tiene prevista para sus activos en cartera rebasa los 4.800 millones. En paralelo a este crecimiento orgánico, la multinacional de origen catalán aborda un plan de adquisiciones y en el foco ya tiene algunos proyectos en Estados Unidos, como la SH-288 de su accionista ACS, el programa de privatización de vías de Puerto Rico o la circunvalación de Atenas, en Grecia. Con esta estrategia, la firma pretende impulsar su cartera y compensar así la pérdida de negocio que ha supuesto la reversión de varias autopistas en España (Aumar, Acesa e Invicat) y que se acrecentará en los próximos años con la finalización de más concesiones, como la de Avasa en 2026.

De los 4.600 millones, Abertis tenía al cierre de 2022 pendientes de ejecutar alrededor de 3.700 millones. En 2021, la compañía que dirige José Aljaro contabilizaba compromisos de inversión por 4.100 millones, de los que aún no había materializado 3.400 millones. Por tanto, las inversiones por realizar se elevaron un 8,8%, sin incluir los 240 millones acordados por sus filiales galas Sanef (190 millones) y Sapn (50 millones). Con ellos sumaría 3.940 millones y el alza sería del 15,9% -del 18% en volúmenes totales-.

Abertis dio continuidad así al aumento de los compromisos de inversión de 2021, cuando pasaron de 3.500 millones en 2020 a 4.100 millones. El importe pendiente también creció desde 2.900 a 3.400 millones.

Las inversiones responden a actuaciones de mejora o ampliación de capacidad de las autopistas que Abertis gestiona. A cambio, la concesionaria obtiene un beneficio económico adicional de sus activos, ya sea por extensión del plazo concesional, por incremento de tarifa o por algún otro mecanismo de compensación. Brasil, Francia, Chile, Italia y México acaparan los mayores desembolsos, mientras que en España, donde los gobiernos Central y Autonómicos han decidido no renovar las concesiones cuando agotan los plazos, el volumen ya es residual.

Los principales compromisos de inversión corresponden a Arteris, la filial brasileña de Abertis y, más concretamente, a las concesionarias dependientes del Gobierno federal de Brasil y a la de Via Paulista. De igual modo, en Francia Sanef acapara una parte relevante de las inversiones proyectadas, derivadas en su mayoría del Plan Relance de autopistas de 2015. En Chile afronta la construcción del Nudo de Quilicura en la Autopista Central y en Italia las del proyecto Valtrompia, en la A4.

Controlada por la italiana Atlantia y la española ACS, Abertis situó la cifra total de inversión en 839 millones en 2022, un 32,3% más que los 634 millones de 2021. Del total, desembolsó en el ejercicio 818 millones. Destinó 696 millones, equivalentes al 83%, a crecimiento orgánico, mientras que la inversión operativa alcanzó los 143 millones (el 17%).

Dentro del crecimiento orgánico, Brasil acaparó 339 millones para el aumento de la capacidad de las autopistas. Arteris, en la que Abertis participa en alianza con el fondo de infraestructuras canadiense Brookfield, continuó llevando a cabo los trabajos de recuperación de firmes de las concesionarias federales y las obras del Contorno de Florianópolis en Litoral Sul. En relación con las concesiones de São Paulo, sobresalen los trabajos de pavimentación y ampliación en Via Paulista.

SH-288, Puerto Rico, Atenas...

Por su parte, en Francia, el primer mercado para Abertis a nivel global, ejecutó la mejora y extensión de la red de autopistas por un importe de 157 millones de euros. Las inversiones responden al Plan Relance y al Plan d'Investissement Autoroutier (PIA) de autopistas francesas. En el inicio de 2023, sus filiales Sanef y Sapn han acordado invertir 190 y 50 millones, respectivamente, para mejorar las vías que explotan a cambio de una subida de tarifas de más del 4% a partir del 1 de enero de 2023.

En España, la concesionaria sólo destinó en términos de capex 24 millones de euros, por encima de los 20 millones en Chile, los 9 millones en Puerto Rico, los 5 millones en Argentina o el millón en Estados Unidos, pero una cuarta parte que los 101 millones en Italia y ligeramente por debajo de los 29 millones en México.

Abertis continúa sumando así acuerdos con las Administraciones concedentes para extender los contratos, como ha ocurrido en los últimos años en varios proyectos de Chile y México, u obtener compensaciones vía tarifas. Un escenario que brilla por su ausencia en España, relegado ya como su quinto mercado.

Además de las inversiones orgánicas, Abertis cuenta con capacidad para afrontar la compra de activos o la concesión de nuevos proyectos, más tras la aportación de 1.000 millones de ACS y Atlantia en la recta final del año pasado. En esta línea, tiene abiertas distintas negociaciones bilaterales, como la que mantiene con ACS para adquirir la SH-288 de Texas, en Estados Unidos. De igual modo, aspira a la liberalización de autopistas de Puerto Rico y puja por la Attiki Odos, en Grecia. Cerró 2022 sin adquisiciones relevantes -tomó el 1,21% adicional de la A4 para alcanzar el 91,26%-. Tampoco realizó ventas significativas, aunque sí transfirió a Atlantia su filial Eurotoll por algo más de 40 millones, certificó en noviembre su salida de Colombia con la venta de Coviandes, operador de la carretera Santa Fe de Bogotá-Villavicencio, si bien Abertis ya no la gestionaba desde hace tres años; y otros activos menores en Italia.

Atlantia presenta su "nuevo viaje"

Atlantia, accionista de control de Abertis, presenta este miércoles las líneas maestras de su nueva estrategia, ya como no cotizada, bajo el dominio de la familia Benetton y el fondo americano Blackstone y sin sus autopistas italianas, que tuvo vender por el derrumbe del puente de Génova. El evento, bautizado como 'Atlantia, nuevo viaje', contará con la participación de la primera línea ejecutiva de la compañía y de sus divisiones. De Abertis intervendrán José Aljaro, consejero delegado, y Anna Bonet, CEO del operador estadounidense Elizabeth River Crossings (ERC). Abertis es su principal pata -en autopistas también cuenta con la chilena Costanera. A ello suma aeropuertos, Volocopter (taxis voladores) o telepeajes (Telepass).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud