Bancos que dan préstamos para cancelar deudas: una forma de evitar caer en impagos

Image

Autor

Autor: Redacción de Servicios de comparación financiera

Actualizado: 23 de enero de 2024, 12:16

Nadie está a salvo de que un revés monetario trastoque sus planes financieros a corto, medio o largo plazo. La pérdida del empleo, un gasto inesperado cuantioso o el deterioro de la economía nacional, con fenómenos como el encarecimiento generalizado de los precios, pueden dar al traste con las previsiones de muchas personas y dificultarles el pago de servicios básicos del hogar, mensualidades del alquiler o cuotas de préstamos de distinta índole.

Una situación que no hará sino empeorar si el afectado llega al punto de dejar de hacer frente a sus obligaciones financieras, en especial con productos de crédito, pues estos suelen tener cláusulas de penalización por impagos, como comisiones por posiciones deudoras o intereses por mora, que incrementan el adeudo y hacen más difícil que el usuario pueda pagar. Algo, esto último, que se puede convertir en un problema de mayor envergadura, si cabe, si pasan tres meses sin que la persona desembolse lo que debe, puesto que en ese momento la empresa acreedora podrá incluirle en el fichero público de morosos de la ASNEF, con lo que tendrá francamente complicado contratar otros préstamos o servicios como la luz, internet o distintos seguros.

Para evitar esta desagradable situación, si el usuario comienza a tener dificultades económicas y piensa que puede llegar el momento en el que no podrá pagar sus deudas, es recomendable que busque alguna solución que le permita aligerar sus cargas económicas, como contratar los servicios de los bancos que dan préstamos para cancelar deudas.

A continuación te explicamos en qué consisten los servicios de los bancos que dan préstamos para cancelar deudas y te ofrecemos un listado con los más destacados del momento.

Mejores bancos que dan préstamos para cancelar deudas

{li class="lenderlist-tablerow"} {div class="listitem-wrapper"} {div class="listitem-toprow"} {span class="listitem-header"}{/span} {figure class="listitem-logo"} {a href="#"} {img src="" alt=""} {/a} {/figure} {div class="listitem-rating listitem-rating-mobile"} {span class="listitem-rating-stars"}{/ul} {p class="listitem-rating-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-amount"} {span class="listitem-valuetitle"}Cantidad Solicitada{/span} {p class="listitem-amount-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-rent"} {span class="listitem-valuetitle"}TAE{/span} {p class="listitem-rent-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-loanperiod"} {span class="listitem-valuetitle"}Plazo{/span} {p class="listitem-loanperiod-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-paymenttime"} {span class="listitem-valuetitle"}Pago{/span} {p class="listitem-paymenttime-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-nonpayment-mobile"} {span class="listitem-valuetitle"}Acepta ASNEF{/span} {p class="listitem-nonpayment-mobile-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-icons"}{/div} {div class="listitem-apply listitem-apply-desktop"} {a href="#" class="listitem-button" target="_blank" rel="nofollow noopener noreferrer"}{/a} {/div} {/div} {div class="listitem-btmrow"} {div class="listitem-rating"} {ul class="listitem-rating-stars"} {/ul} {p class="listitem-rating-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-footnote"} {/div} {div class="listitem-apply listitem-apply-mobile"} {a href="#" class="listitem-button" target="_blank" rel="nofollow noopener noreferrer"}{/a} {/div} {div class="listitem-readmore listitem-readmore-mobile"} {a href="#" class="listitem-readmore-link"}Mindre information{/a} {/div} {/div} {/div} {div class="listitem-details"} {div class="listitem-details-wrapper"} {div class="listitem-details-actions"}{/div} {div class="listitem-description listitem-description-padding"} {/div} {div class="listitem-readmore listitem-readmore-center listitem-readmore-padding"} {a href="#" class="listitem-readmore-link"}Mindre information{/a} {/div} {/div} {/div} {div class="listitem-corner"}{/div} {/li}{svg class="listitem-banner" xmlns="http://www.w3.org/2000/svg" width="105.094" height="83.094" viewBox="0 0 105.094 83.094"} {defs} {linearGradient id="a" gradientTransform="rotate(45)"} {stop offset="0%" stop-color="rgba(0,0,0,0)"}{/stop} {stop offset="50%" stop-color="rgba(0,0,0,0)"}{/stop}{stop offset="100%" stop-color="rgba(0,0,0,.3)"}{/stop} {/linearGradient} {/defs} {path class="listitem-banner-bend" d="M0 77.094h4v6z" fill-rule="evenodd" fill="[fill]"}{/path} {path class="listitem-banner-flag" d="M105.081 18.186L0 79.094v-24l94.58-55.1.3 12.529z" fill-rule="evenodd" fill="[fill]"}{/path} {path class="listitem-banner-flag-shadow" fill="url(#a)" d="M281.081 850.092L176 911v-24l94.58-55.1.3 12.529z" transform="translate(-176 -831.906)"}{/path} {text class="listitem-banner-text" transform="rotate(-30 106.229 -70.683)" font-size="12" fill="[textcolor]" text-anchor="middle"}{/text} {/svg}

Bancos que dan préstamos para cancelar deudas: una forma sencilla de reorganizar tu economía personal

Pedir un préstamo para pagar una deuda anterior contraída con otro banco puede no parecer una buena idea a priori, pero lo cierto es que tiene varias ventajas interesantes que favorecen al afectado, en especial económicas, aunque también de bienestar mental, como la reducción del estrés, el agobio y la ansiedad que provoca la amenaza de caer en impagos.

Los servicios de los bancos que dan préstamos para cancelar deudas consisten en conceder financiación a usuarios que tengan otro crédito contraído con anterioridad para que puedan liquidarlo. Esto sirve, fundamentalmente, para que el afectado pueda obtener mejores condiciones de pago, como cuotas más reducidas, que le ayuden a afrontar sus obligaciones financieras con mayor comodidad y alejen la amenaza de caer en impagos y ser inscrito en el fichero público de morosos de la ASNEF.

Algunos de los bancos que dan préstamos para cancelar deudas pueden, incluso, negociar con las entidades acreedoras del afectado para conseguir quitas de la deuda que tengan que ver con penalizaciones por impagos si el usuario ha llegado a esa desagradable situación.

Lo habitual es que, para que las cuotas mensuales sean más asequibles a la nueva realidad económica del usuario, el préstamo para cancelar deudas tenga plazos de devolución más largos que el crédito que ha ayudado a pagar. De esta forma, aunque se tarde más en restituir el dinero prestado, se podrá hacer de forma más cómoda. Asimismo, el nuevo producto financiero contratado también puede tener intereses más bajos que el anterior, lo que beneficiará al bolsillo del afectado.

Eso sí, hay que tener en cuenta que, al prolongar el plazo de devolución del producto, resultará más caro a la larga, aún siendo los intereses más bajos. Esto se debe a que, al extenderse por un periodo mayor, se generarán intereses por más tiempo. Pero, aún con el encarecimiento del nuevo préstamo, esta solución puede resultar de gran utilidad al usuario si le sirve para obtener cuotas mensuales más bajas que le permitan pagar con mayor desahogo.

Préstamos para cancelar deudas vs. préstamos para reunificar deudas

Un servicio que también ofrecen los bancos que dan préstamos para cancelar deudas es el de reunificación de adeudos, un proceso similar al anterior pero que, a diferencia de aquel, se ejecuta cuando el usuario tiene varios créditos pendientes. Consiste en concederle financiación por una cantidad suficiente como para liquidarlos todos y, así, unificar desde ese momento los pagos en una sola cuota que, además, sea económicamente más ventajosa para el cliente.

Reunificar deudas, por tanto, no sólo ofrece ventajas económicas y cuotas más asequibles al interesado, también una mayor comodidad al tener que realizar un solo pago, en lugar de los múltiples anteriores.
La reunificación de deudas sirve para unir cualquier tipo de adeudos que tenga contraído el usuario, desde préstamos personales a hipotecas, pasando por recibos de tarjetas de crédito. Sin embargo, hay un tipo de préstamo que marca la diferencia en este tipo de servicio por la elevada cantidad de sus importes y lo prolongado de su plazo de devolución: las hipotecas.

La reunificación de deudas no será igual si en ella se incluye o no una hipoteca. Estos productos financieros, que se utilizan para adquirir inmuebles, suelen conceder cantidades muy elevadas de dinero y, para que las cuotas no sean cuantiosísimas ante lo abultado de la cifra prestada, sus plazos de devolución son muy extensos, de hasta 35 años en algunos casos.

Esas características de las hipotecas hacen que no todos los bancos que ofrecen reunificación de deudas presten servicios a usuarios que quieran unificar un préstamo hipotecario con otros adeudos, ya que varias de estas entidades tienen límites máximos para el dinero que pueden conceder, y estos, habitualmente, no superan los 50.000 o 60.000 euros. Cifras muy pequeñas cuando hablamos de la compra de un inmueble, cuyos precios de venta rara vez bajan de los 100.000 euros y pueden llegar a alcanzar sumas muchísimo mayores.

En general, la forma más fácil de reunificar deudas cuando se tiene una hipoteca es renegociarla con el banco con el que se tiene contratado este préstamo, ampliándolo para sumarle otros adeudos y prolongando su plazo de devolución, o solicitando un nuevo crédito hipotecario con otra entidad que junte todos los pagos pendientes del usuario y ofrezca condiciones más favorables.

En este último caso hay que tener en cuenta que el producto contratado para reunificar deudas sigue siendo una hipoteca, lo que significa que la garantía de pago es el inmueble hipotecado, el cual, en caso de impagos prolongados, será arrebatado a su dueño y utilizado por el banco acreedor para recuperar el dinero concedido. Es decir, reclamará su propiedad por vía judicial y lo subastará para tratar satisfacer el adeudo.

Bancos que dan préstamos para cancelar deudas con ASNEF

Lo ideal es utilizar los servicios de los bancos que dan préstamos para cancelar deudas antes de caer en impagos o, como mucho, poco después de que se haya dado esta situación. Sin embargo, a pesar de que no es lo más recomendable, las personas que mantengan adeudos prolongados en el tiempo y, a consecuencia de ellos, hayan sido incluidos en el archivo de morosos de la ASNEF también puede recurrir a estas entidades para solucionar su problema y conseguir que se les borre del citado listado.

Obtener cualquier tipo de crédito estando en ASNEF es muy complicado, puesto que las entidades desconfiarán de alguien que ha dejado de pagar sus deudas durante meses, y los préstamos para cancelar o para reunificar deudas no son una excepción. Estos usuarios sólo serán aceptados por algunos de los bancos que prestan estos servicios, por lo que sus posibilidades se reducen considerablemente.

Además, los pocos bancos que dan préstamos para cancelar deudas con ASNEF o reunificar deudas con ASNEF estudian muy bien la solicitud de este tipo de usuarios y, de considerar que su riesgo es demasiado elevado, lo rechazarán igualmente.

Por otra parte, la persona incluida en ASNEF también tiene que tener precauciones con los préstamos para cancelar o reunificar deudas, porque en estos casos suelen imponer intereses más altos de lo habitual para compensar el mayor riesgo que asumen. Por lo tanto, aunque estos créditos puedan ayudar al afectado en ese momento, es posible que también multipliquen sus problemas a medio y largo plazo, puesto que aumentarán el monto del adeudo y su plazo de devolución, a pesar de que pueda ofrecerle cuotas mensuales más asequibles.

{li class="lenderlist-tablerow"} {div class="listitem-wrapper"} {div class="listitem-toprow"} {span class="listitem-header"}{/span} {figure class="listitem-logo"} {a href="#"} {img src="" alt=""} {/a} {/figure} {div class="listitem-rating listitem-rating-mobile"} {span class="listitem-rating-stars"}{/ul} {p class="listitem-rating-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-amount"} {span class="listitem-valuetitle"}Cantidad Solicitada{/span} {p class="listitem-amount-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-rent"} {span class="listitem-valuetitle"}TAE{/span} {p class="listitem-rent-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-loanperiod"} {span class="listitem-valuetitle"}Plazo{/span} {p class="listitem-loanperiod-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-paymenttime"} {span class="listitem-valuetitle"}Pago{/span} {p class="listitem-paymenttime-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-nonpayment-mobile"} {span class="listitem-valuetitle"}Acepta ASNEF{/span} {p class="listitem-nonpayment-mobile-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-icons"}{/div} {div class="listitem-apply listitem-apply-desktop"} {a href="#" class="listitem-button" target="_blank" rel="nofollow noopener noreferrer"}{/a} {/div} {/div} {div class="listitem-btmrow"} {div class="listitem-rating"} {ul class="listitem-rating-stars"} {/ul} {p class="listitem-rating-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-footnote"} {/div} {div class="listitem-apply listitem-apply-mobile"} {a href="#" class="listitem-button" target="_blank" rel="nofollow noopener noreferrer"}{/a} {/div} {div class="listitem-readmore listitem-readmore-mobile"} {a href="#" class="listitem-readmore-link"}Mindre information{/a} {/div} {/div} {/div} {div class="listitem-details"} {div class="listitem-details-wrapper"} {div class="listitem-details-actions"}{/div} {div class="listitem-description listitem-description-padding"} {/div} {div class="listitem-readmore listitem-readmore-center listitem-readmore-padding"} {a href="#" class="listitem-readmore-link"}Mindre information{/a} {/div} {/div} {/div} {div class="listitem-corner"}{/div} {/li}{svg class="listitem-banner" xmlns="http://www.w3.org/2000/svg" width="105.094" height="83.094" viewBox="0 0 105.094 83.094"} {defs} {linearGradient id="a" gradientTransform="rotate(45)"} {stop offset="0%" stop-color="rgba(0,0,0,0)"}{/stop} {stop offset="50%" stop-color="rgba(0,0,0,0)"}{/stop}{stop offset="100%" stop-color="rgba(0,0,0,.3)"}{/stop} {/linearGradient} {/defs} {path class="listitem-banner-bend" d="M0 77.094h4v6z" fill-rule="evenodd" fill="[fill]"}{/path} {path class="listitem-banner-flag" d="M105.081 18.186L0 79.094v-24l94.58-55.1.3 12.529z" fill-rule="evenodd" fill="[fill]"}{/path} {path class="listitem-banner-flag-shadow" fill="url(#a)" d="M281.081 850.092L176 911v-24l94.58-55.1.3 12.529z" transform="translate(-176 -831.906)"}{/path} {text class="listitem-banner-text" transform="rotate(-30 106.229 -70.683)" font-size="12" fill="[textcolor]" text-anchor="middle"}{/text} {/svg}

Salir de ASNEF no es sencillo, y menos si se tiene que recurrir a pedir financiación para hacerlo. Esto ha hecho que surjan asesorías especializadas en llevar a cabo todo el proceso en nombre del afectado, con abogados expertos en estos asuntos económicos. Los servicios de estas empresas no se limitan a sacar al afectado del listado de morosos, sino que, además, estudian la deuda o deudas por la que fueron incluidos en él para averiguar si es posible conseguir alguna quita y negocian con los acreedores para conseguir importantes rebajas del adeudo.

Así pues, las asesorías para salir de ASNEF pueden lograr reducir considerablemente el adeudo del afectado, por lo que contratarlas antes de solicitar un préstamo para cancelar o reunificar deudas incluidas en el fichero de morosos puede ser una buena idea, puesto que las entidades que conceden estos créditos estarán más dispuestas a ofrecer su financiación si la cantidad que se debe es menor y el potencial cliente ha mostrado interés activo por resolver sus problemas financieros negociando con sus acreedores para encontrar una solución de consenso.

Asimismo, en algunos casos las asesorías para salir de ASNEF también ofrecen la posibilidad de buscar préstamos para cancelar o reunificar deudas con entidades con las que habitualmente trabajan, de tal forma que pueden facilitar también este trámite a sus clientes con, además, mayores posibilidades éxito que si el usuario busca un crédito de estas características por su cuenta.

Aquí puedes encontrar algunas de las mejores asesorías para salir de ASNEF:

Woinfi Legal: salir de ASNEF

Woinfilegal salir de ASNEF
  • Posibilidad de salir de ASNEF sin pagar la deuda
  • Importantes reducciones del adeudo
  • Consulta gratuita y sin compromiso
  • Tramitan la salida de ASNEF
  • 100% online

Repagalia: salir de ASNEF

Repagalia salir de ASNEF
  • Importantes rebajas de la deuda
  • Soluciones personalizadas para salir de ASNEF rápidamente
  • Comodidad: sus gestores se encargan de todo de principio a fin
  • Tramitan la salida de ASNEF
  • Contratación a distancia

Cancelar y reunificar deudas: una opción buena sólo para determinados casos

A pesar de las ventajas que hemos comentado un poco más arriba, las personas que estén pensando en recurrir a los servicios de bancos que dan préstamos para cancelar deudas deben valorar muy bien su situación y las condiciones de los productos de crédito que les ofrecen para estar seguras de que realmente es la mejor opción para solventar sus problemas económicos.

El interesado debe tener en cuenta que optar por un préstamo para cancelar o reunificar deudas supondrá, con casi total seguridad, alargar el plazo de devolución, por lo que tendrá que hacer frente a la deuda por más tiempo. Asimismo, esta solución encarece el producto, puesto que los intereses se aplicarán por un periodo más prolongado y es posible que cobren algunas comisiones.

Todo esto hace que, a la larga, los préstamos para cancelar o reunificar deudas tengan, en general, un coste superior para el bolsillo del usuario, por lo que es posible que al afectado le convenga buscar alternativas para resolver sus adeudos pendientes antes de recurrir a este tipo de créditos.

Pero si el usuario no encuentra muchas alternativas que le convenzan y se está viendo agobiado por sus adeudos pendientes, tanto que está dispuesto a pagar más a la larga a cambio de conseguir condiciones más asequibles en el presente que den un respiro a su economía, los préstamos para cancelar deudas sí serán una buena opción.

Además, hay que tener en cuenta que, a pesar de que estos créditos puedan encarecer la deuda del usuario a largo plazo, nunca lo harán tanto como las penalizaciones y comisiones que se activarán si deja de pagar las cuotas de sus adeudos pendientes. Un encarecimiento que, además, le afectará con carácter inmediato, multiplicando sus problemas monetarios presentes. Para estos casos en los que la persona se encuentre al límite de caer en impagos, los préstamos para cancelar o reunificar deudas también son una solución de lo más interesante.

Alternativas a los bancos que dan préstamos para cancelar deudas: ley de Segunda Oportunidad y renegociar el adeudo

Los usuarios que se encuentren agobiados por sus adeudos y quieran conseguir cuotas más asequibles para su capacidad económica actual no sólo pueden optar por contratar los servicios de los bancos que dan préstamos para cancelar deudas, también disponen de otras opciones para reducir los importes de sus pagos pendientes como recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad o renegociar las condiciones de sus créditos o servicios contratados.

La Ley de Segunda Oportunidad es una norma que se creó para que las personas que han atravesado dificultades económicas en un momento puntual no arrastren las deudas derivadas de esos problemas toda la vida. Con esta normativa, los afectados por adeudos que no puedan pagar tienen la opción de exonerarse completamente de ellos en determinados casos, por ejemplo, con los adeudos contraídos con Hacienda o la Seguridad Social hasta 10.000 euros, o lograr importantes quitas y obtener plazos más amplios con cuotas más asequibles.

Recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad puede ser muy beneficioso para el usuario, pero es necesario conocer bien la normativa para aprovechar todo lo que permite, de tal manera que lo recomendable es acudir a profesionales del derecho que trabajen habitualmente con estos temas. Las asesorías para salir de ASNEF que hemos comentado un poco más arriba son una buena opción para esto, ya que están especializadas en buscar quitas para sus clientes y conocen a la perfección la citada norma. Hay que recordar que estas asesorías no sólo trabajan con personas incluidas en un fichero público de morosos, sino que puede contratarlas cualquiera que tenga problemas económicos con deudas pendientes.

Por otra parte, el afectado también puede tratar de renegociar las condiciones de la deuda contraída, en especial si se trata de un préstamo. En este caso, el usuario tiene dos opciones: negociar con el banco para conseguir cuotas más asequibles o solicitar a la entidad un periodo de carencia.

En el primer caso, el cliente propone a la entidad revisar las condiciones de su préstamo para conseguir mensualidades más asequibles que le permitan afrontar los pagos con mayor desahogo a cambio de prolongar el plazo de devolución del crédito. Esta propuesta suele ser vista con buenos ojos por las financieras porque supone que ganarán más dinero a la larga, puesto que cuanto más tiempo esté activo el producto, más intereses generará. Por ello, en muchos casos se mostrarán abiertas a evaluar esta proposición.

Conseguir el periodo de carencia, en cambio, es más complicado, puesto que consiste en pedirle al banco que deje de cobrarle las cuotas del crédito, total o parcialmente, durante un tiempo hasta que la situación económica del cliente mejore y pueda pagar sin problemas. Con esta opción la entidad no sólo no gana más dinero, sino que dejará de percibir ingresos de esa persona durante meses, por lo que no suele ser concedida con facilidad.

Hay que tener en cuenta que ambas opciones, tanto la renegociación como el periodo de carencia, son propuestas que el usuario hace al banco para modificar las condiciones de un contrato que aceptó en el pasado y que, por lo tanto, está obligado a cumplir. Esto quiere decir que la entidad puede negarse legalmente a cualquier tipo de negociación y remitirse a lo firmado. Si esto ocurriese, optar por un préstamo para cancelar deudas puede ser una buena opción.

¿Quién puede solicitar un préstamo para reunificar deudas?

Los requisitos para pedir un préstamo para cancelar o reunificar deudas son parecidos a los de cualquier otro crédito, por lo que puede acceder a ellos todo aquel que los cumpla. Las dos condiciones más exigentes de estos productos son tener ingresos recurrentes suficientes y disponer de un bien que se pueda aportar como garantía de pago.

En lo que se refiere a los ingresos, los bancos que dan préstamos para cancelar deudas exigen que el solicitante disponga de beneficios mensuales suficientes como para poder afrontar el pago de las cuotas sin problemas. Estos ingresos pueden provenir de una nómina, una actividad como autónomo, una pensión, una prestación pública o las rentas del alquiler de propiedades del usuario, entre otros.

Para que el banco los considere suficientes, las cuotas del préstamo no podrán superar el 30% del importe de los ingresos netos mensuales del solicitante, por encima de ese porcentaje las entidades considerarán que el riesgo de impagos es demasiado alto.

En lo que se refiere a la garantía, no todos los bancos que dan préstamos para cancelar deudas la exigen, pero es bastante habitual que lo hagan para este tipo de créditos, en especial si el adeudo que se busca cancelar es una hipoteca, o si un producto de esta naturaleza se encuentra entre los que se quieren reunificar. Esto se debe a que se tratan de financiaciones por cifras muy altas, de decenas y hasta cientos de miles de euros, por lo que las entidades necesitan algo más que el ingreso recurrente para tener mayor seguridad de pago.

En estos casos la garantía que suelen pedir los bancos que dan préstamos para cancelar deudas suele ser un inmueble. Pero si no hay una hipoteca de por medio y la deuda no es tan elevada, también pueden servir otro tipo de bienes de alto valor, como un vehículo.

Por lo demás, para poder conseguir un préstamo para cancelar o reunificar deudas es necesario ser mayor de edad, residir legalmente en España, disponer de un documento de identidad válido y en vigor, tener una cuenta bancaria española a nombre del solicitante y un correo electrónico y un teléfono de contacto.

Los mejores minicréditos sin rechazos: ¿qué se ha tenido en cuenta?

  • Importe disponible (25%): cantidad mínima y máxima que presta la empresa
  • Plazo (20%): tiempo disponible para devolver el préstamo
  • TAE (30%): intereses a pagar por el préstamo
  • Rapidez (10%): rapidez en el ingreso en cuenta
  • Otros servicios (15%): estudio ágil, formulario de solicitud sencillo, condiciones, atención al cliente, etc.

Hemos estudiado los productos disponibles en el mercado con el fin de crear un listado que ofrezca a los usuarios información directa y fácil de comparar para que puedan encontrar el producto ideal. Para hacerlo, nos hemos centrado en las características que pensamos que el cliente valorará más y, siempre bajo nuestro criterio, hemos clasificado los productos de la manera que el usuario pueda encontrar primero el que más características positivas reúne.

Antes de elegir un producto no se debe olvidar que la decisión final depende del usuario y que esta debe tomarse teniendo en cuenta sus necesidades y los factores que sean importantes para cada uno de ellos.

Otros artículos que pueden interesarte

A continuación podrás descubrir más artículos financieros para solicitar productos de crédito según tus necesidades, gestionar tu dinero en las mejores cuentas bancarias e invertir en activos del mercado financiero con los mejores brókers online.
Image

¿Dónde invertir en 2023?

Image

Préstamos online en el acto: financiación rápida en pocos pasos

Image

Tarjetas de crédito de fácil aprobación: sin trabas ni papeleos

Image

Préstamos rápidos de 300 euros: los créditos al instante para emergencias de cualquier tipo