Empresas y finanzas

EEUU se convierte en el nuevo gran botín para el Santander

  • Desplaza a Brasil como principal país por el empuje de los créditos para coches

EEUU se ha convertido en el nuevo gran botín para el Santander. El mercado norteamericano se ha convertido por primera vez en su principal mercado, por aportación de beneficios, desplazando al brasileño, que hasta ahora era el motor del grupo.

Además, las expectativas que tiene el banco español al otro lado del Atlántico son muy positivas, debido a la recuperación de la economía más de lo previsto y a la apuesta que está haciendo por crecer en varios frentes a través del aumento del negocio y a través de la búsqueda de adquisiciones, como el recientemente acuerdo sellado para adquirir el bróker Amhrest Pierpoint, o la recompra del 20% de su filial de consumo para ostentar todo el capital.

Aunque la estrategia pasa por un crecimiento orgánico, tal y como aseguró hace algo más de una semana el consejero delegado, José Antonio Álvarez, el Santander no descarta llevar a cabo operaciones corporativas al otro lado del Atlántico, a diferencia de España con el fin de ganar una mayor escala. "No es nuestro leiv motiv, pero queremos crecer allí", dejó claro. En nuestro país el banco ha reiterado por activa y por pasiva que no tiene ninguna intención de abordar adquisiciones de entidades.

EEUU, con el empuje del negocio de leasing de automóviles y la mejora económica, ha contribuido con 1.291 millones de euros a las cuentas semestrales del grupo, a tipos constantes. Una cifra que sobrepasa a las ganancias que ha logrado la entidad en Brasil, que ha reportado 1.180 millones.

El resultado obtenido en la primera potencia mundial, además, experimenta un alza sustancial, de más de casi el 600%, debido en parte a una liberación de provisiones contra pérdidas, de 156 millones, y a un aumento de los ingresos. El margen de intereses de la franquicia, que opera con el banco tradicional y con la financiera de consumo, mejoró un 0,8%, aunque en términos de tipos constantes el avance fue del 8%. Las comisiones de la franquicia, por su parte, se incrementaron un 1,7%, pero a tasas constantes, un 14%.

Álvarez destacó la importancia que está cobrando el leasing de coches y la financiación de vehículos, una actividad en la que el banco opera y que se está comportando mucho mejor de lo pronosticado. De hecho, este factor ha facilitado la liberación de una parte de las provisiones especiales realizadas hace un año por la pandemia.

"El precio de los coches de segunda mano ha subido un 25%, nosotros tenemos coches en nuestro balance, y si sube el precio hay más beneficio", indicó el consejero delegado del Santander en la presentación de las cuentas a cierre de junio. El banco, incluyendo las pérdidas del área corporativa, registró un beneficio semestral de 3.675 millones, frente a las pérdidas históricas del mismo periodo de 2020.

En financiación de automóviles el Santander cuenta ya con una cuota de mercado en EEUU superior al 4,5%, muy por encima de su dominio a nivel global, siendo además el séptimo agente más relevante. En préstamos bancarios tradicionales, su peso es del 3% y en depósitos, del 2,4%.

Contraste con BBVA

La apuesta del Santander al otro lado del Atlántico contrasta con la salida de la actividad minorista del otro gran banco español, BBVA, a principios de junio ejecutó la venta de su filial para particulares. El banco azul ha mantenido sus operaciones de banca corporativa y de inversión en fintech (a través del fondo Propel Ventures), que pretende potenciar con un nuevo plan.

BBVA ha decidido deshacerse de esta división por varios motivos, a pesar de las buenas expectativas de crecimiento y recuperación del país norteamericano. Uno de ellos, y el más principal, es la oferta recibida, que ha permitido a la entidad conseguir suculentas plusvalías y reforzar sus niveles de capital con un exceso de 8.000 millones. Un dinero que utilizará para crecer en otros mercados y para recomprar hasta un 10% de las acciones para remunerar a sus accionistas.

Otro motivo ha sido la falta de cuota necesaria tanto a nivel global en EEUU como por los estados donde estaba centrado, principalmente los sureños. Con una baja escala las entidades pierden eficiencia, ya que la capacidad de generar ingresos es menor para hacer frente a unos costes fijos elevados.

Otros mercados

Para el Santander, España es el cuarto país por aportación de beneficios, pero a muy poca distancia de México, que contribuye casi con las mismas ganancias, de casi 400 millones. Reino Unido, por su parte, es el tercero a gran distancia, después del alza experimentado en los últimos seis meses, también como consecuencia en parte de una recuperación mayor de la economía y una liberación de dotaciones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin