Elecciones Generales

Elecciones generales del 28-A: ¿qué proponen los partidos para hacer posible la conciliación familiar y profesional?

  • Fomentar el teletrabajo, una de las medidas más repetidas
  • También plantean ampliar más las bajas de maternidad y paternidad
Autor: Getty.

La conciliación de la vida familiar y laboral es prácticamente un sueño inalcanzable en España. Una realidad que, por lo general, afecta más a las mujeres, ya que suelen ser las que asumen las tareas del hogar y del cuidado de los hijos. De hecho, la dificultad para compaginar horarios es uno de los principales motivos para retrasar la maternidad, como mostró la Encuesta de Fecundidad del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente a 2018. Algo con importantes consecuencias para la demografía española y, por tanto, la economía del país, sobre todo en el sistema de pensiones. Queda menos de una semana para las elecciones generales del 28 de abril (28-A) y parece que serán cinco partidos los que se repartirán la mayoría de los escaños en el Congreso de los Diputados. ¿Qué propone cada uno de ellos? | Especial Elecciones Generales 2019.

En una primera mirada, la palabra "conciliación", haciendo referencia al ámbito profesional y familiar, tiene diferente peso en cada uno de los programas electorales. Solo aparece una vez en la propuesta del PSOE; el PP la recoge en 11 ocasiones; Unidas Podemos, dos; Ciudadanos, cuatro; y Vox, cero.

Cabe recordar que este último partido no tiene representación en el parlamento español, mientras los otros cuatro son los que cuentan con más miembros en el Congreso. Sin embargo, el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) apunta a que la formación de ultraderecha podría obtener hasta 37 escaños en la Cámara Baja tras los comicios. Por tanto, todo apunta a que sus propuestas, incluidas las relativas a conciliación, tendrán peso en las cámaras legislativas tras el 28-A.

PSOE: racionalización de horarios

El PSOE recupera en su programa electoral una de las 'medidas estrella' que ha sacado adelante en las últimas semanas de la legislatura: promete que mantendrá la equiparación progresiva de las prestaciones de maternidad y paternidad en 16 semanas en 2021. La ampliación de las bajas para los padres viene recogida en un decreto ley que, junto a otras acciones, tiene como objetivo la igualdad laboral de género, tal y como defendió el Gobierno de Pedro Sánchez para poder sacar adelante la medida.

Sin embargo, los expertos coinciden en que esta medida, por sí sola, no es suficiente. Tampoco en materia de conciliación. "La conciliación tiene que ir unida a la corresponsabilidad, si no no sirve para nada", asegura Arancha de las Heras, presidenta de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y vocal de la Asociación Española de Mujeres Empresarias de Madrid (ASEME).

Esta doctora en Derecho y experta en conciliación laboral y familiar defiende en una entrevista con elEconomista.es que, transcurrido el periodo de las bajas (por ahora de 16 semanas para las mujeres y ocho para los hombres), "los niños siguen necesitando de los padres". Por tanto, cree que es necesario "incorporar medidas a más largo plazo"; también "medidas en los horarios de los colegios y guarderías".

La candidatura que encabeza el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también propone la "racionalización de los horarios", precisamente para "mejorar la corresponsabilidad y la conciliación de la vida laboral y familiar", según recoge el programa electoral. Una acción que, de nuevo, no es suficiente por sí sola, según De las Heras. "Son necesarias también medidas a nivel educativo y familiar", argumenta la presidenta de la UDIMA.

Además, la racionalización de horarios no podría realmente implementarse en todas las empresas. Es decir, no todas las personas podrían beneficiarse, sino que dependería del tipo de empresa en la que trabajen, como sucede en servicios de hospitales o seguridad, entre otros.

"España es un país de servicios y cada vez los clientes estamos más acostumbrados a demandarlos las 24 horas, 7 días a la semana, 365 días al año", explica la doctora en Derecho. El problema radica en que la racionalización de horarios suele traducirse en jornadas intensivas en horario de mañana. Y a aquellas personas que trabajan en estos horarios les gustaría que las tiendas y bares, por ejemplo, estén abiertos cuando acaban su jornada. Pero, "¿los trabajadores de esas empresas no tienen derecho a conciliar?", cuestiona Arancha de las Heras. En otras palabras: no es una medida fácil de implementar y tampoco favorecería a la mayoría de los trabajadores.

PP: teletrabajo y bancos de horas

Esta idea también está planteada en el programa electoral del PP, actual partido con más representación en el Senado y en el Congreso. La formación liderada por Pablo Casado propone hacer "un Pacto Nacional para la Conciliación Laboral y la Racionalización de Horarios". Su intención es que este recoja, entre otras cosas, "medidas sobre teletrabajo, bolsas de horas para asuntos propios o finalización de la jornada laboral".

Arancha de las Heras: "No todos los trabajadores quieren teletrabajar, no todos los puestos son teletrabajables"

Respecto al teletrabajo (poder trabajar sin tener que acudir a la oficina), Arancha de las Heras explica que "permite flexibilidad horaria en algunos trabajos", pero "no es válido en todos los puestos". O lo que es lo mismo, solo podría aplicarse en trabajos que "se realizan a través de nuevas tecnologías", por lo que tampoco beneficiaría a todas los trabajadores en España.

De esta manera, la presidenta de la UDIMA afirma que el teletrabajo debe combinarse con otras medidas para fomentar realmente la conciliación laboral y familiar. Los 'populares' plantean que sea a través de los bancos de horas. Estos se aplicarían como las horas extraordinarias: el empresario tendría un registro de las mismas y el trabajador las iría generando y descontando conforme tanto a sus necesidades como las de la empresa.

En este caso, la experta opina que sí ayudaría a la conciliación, ya que los bancos de horas harían posible que los trabajadores pudieran, por ejemplo, ir al médico o a las tutorías de los niños "sin tener que pedirlo como un favor" en el trabajo o sin tener que gastar "días de libre disposición cuando solo son necesarias unas horas".

El PP también promete en su programa la aprobación de "una ley nacional del 0-3, que aborde de forma integral el cuidado y la educación de los menores de estas edades y las necesidades de sus familias". También habla de una "ley de apoyo a la maternidad" para "ampliar las medidas de conciliación y corresponsabilidad", aunque no entra en más detalles en este punto.

Asimismo, la formación de Pablo Casado asegura que, en caso de llegar a La Moncloa, mantendrá el llamado 'cheque 0-3'; es decir, la deducción de 1.000 euros "para compensar a las familias con hijos menores de 3 años tanto por gastos de guardería y colegio como de cuidadores profesionales".

A este respecto, Arancha de las Heras opina que "los problemas de conciliación no solo están en el periodo en el que los niños tienen menos de 3 años". Por ello, considera que, para permitir la conciliación, "si no es posible que las jornadas de los padres sean solo de mañana también deberían existir guarderías e incluso colegios en horario de tarde". En otras palabras: los incentivos económicos a las familias "ayuda", pero no son suficiente.

Unidas Podemos: jornada laboral de 34 horas 

Por su parte, Unidas Podemos promete en su programa electoral para el 28-A la implantación de una jornada laboral de 34 horas semanales. Se trataría de una jornada "de siete horas de lunes a jueves y de seis horas los viernes"; eso sí, "sin reducción de salario". Una medida "difícil de asumir" a nivel empresarial, según la doctora en Derecho. ¿Por qué? "Subiría mucho el coste/hora y la productividad española caería frente a la de otros países y nos haría menos competitivos", explica.

Es cierto, no obstante, que todos los trabajadores de España se verían beneficiados, independientemente de su empleo, porque sería menos trabajo e igual salario. Pero no es una medida vista con buenos ojos por las empresas, puesto que se verían obligadas a incrementar sus costes para contratar a nuevos trabajadores que cubran el 15% de horas de fuerza de trabajo que perderían.

Además, la formación 'morada', liderada por Pablo Iglesias, propone en su programa "la equiparación inmediata a 16 semanas [de las prestaciones] para ambos progenitores o progenitoras", para aumentarlas después de manera progresiva hasta las 24 semanas (tanto para madres como para padres). Esta ampliación de la duración cerraría la brecha (en el caso de las mujeres) con respecto la extensión de este tipo de permisos en los demás países desarrollados.

Sin embargo, De las Heras apuesta por unas prestaciones más flexibles para fomentar la conciliación. En otras palabras, que estas se puedan adaptar "a la situación personal de cada uno dentro de unos límites". Por ejemplo, cree que "las bajas a tiempo parcial facilitan continuar vinculado a la empresa, así como no tener la sensación de que te pierdes los primeros años del niño".

Ciudadanos: reducciones de jornada y flexibilizar cotizaciones

Mientras tanto, Ciudadanos asegura en su propuesta para las elecciones que "conciliar dejará de ser una misión imposible". Para ello promete fomentar el teletrabajo, al igual que PP. También habla de mantener la equiparación de las bajas de maternidad y paternidad hasta las 16 semanas, como los socialistas, pero con un matiz: propone dar "un bonus de corresponsabilidad de 2 semanas más" a cada progenitor siempre y cuando estos hayan disfrutado "de forma corresponsable de todas sus semanas iniciales".

Cabe recordar que el partido de Albert Rivera, junto con el PP, intentó echar para atrás la aprobación de la ampliación de las bajas de paternidad porque defendía que no podía llevarse a cabo a través de un decreto ley. Tras el rechazo de los letrados del Congreso a su reclamación, el partido dio finalmente su voto favorable porque consideró que la medida era "una necesidad" y algo "justificado", como anticipó a este medio.

Por otro lado, de cara al 28-A, la formación 'naranja' propone flexibilizar las reducciones de jornada y que estas se puedan acumular en jornadas completas. Una opción que en la actualidad suele ser más utilizada por las mujeres que por los hombres cuando tienen hijos, lo que supone el mantenimiento de la desigualdad laboral. Y tampoco es la opción más deseable para las empresas: "Hay pymes que no se pueden permitir la reducción de jornada y la protección durante 12 años de esta situación", asegura la presidenta de la UDIMA.

"Las reducciones, que normalmente se traducen en solo jornada de mañana, no benefician a la persona que las solicita"

"Creo que las reducciones, que normalmente se traducen en solo jornada de mañana, no benefician a la persona que las solicita", argumenta la doctora en Derecho. "Mantener alguna jornada de tarde permite una reducción de jornada menor (...), así como que en el caso de dos cuidadores, ambos asuman el cuidado de los hijos o mayores, produciéndose en ese caso corresponsabilidad de los progenitores", declara.

Ciudadanos también promete que, si llega al Gobierno, bonificará "al 100% las cuotas de los trabajadores contratados para cubrir la jornada reducida". Arancha de las Heras cree que esto "ayudaría" a fomentar la conciliación.

No obstante, esta experta también propone que "a partir de los 6 meses del embarazo se pudiera utilizar el contrato de interinidad y pudiera incorporarse una persona a aprender con la embarazada para que el momento de la baja no supusiera tanto perjuicio a la empresa". Eso sí, la empresa debería contar en ese tiempo con "algún tipo de ayuda para no cotizar por las dos personas", añade.

Asimismo, Ciudadanos plantea que se bonifiquen con 100 euros al mes durante dos años "las cotizaciones sociales de las trabajadoras que se reincorporen a su trabajo o sean contratadas en otro después de su permiso de maternidad".

VOX: teletrabajo y trabajos de media jornada

Por último, el partido de ultraderecha Vox no recoge ninguna medida concreta en su programa electoral para el 28-A. Sin embargo, sí habla de conciliación en las líneas generales de su ideario que presentó en octubre. En sus 100 medidas para la España viva (así se llama el documento) defiende el "fomento del teletrabajo", al igual que PP y Ciudadanos, y de los "trabajos de media jornada".

Esta última medida, aparte de suponer una evidente reducción de la capacidad económica de las familias, también afectaría previsiblemente más a las mujeres. Son ellas las que firman con mucha más frecuencia este tipo de contratos. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA) del INE, relativa al último trimestre de 2018, la diferencia era del 193,5%: más de 2,15 millones de mujeres en España trabajaban a tiempo parcial frente a los 735.000 hombres que tenían empleos con este tipo de jornada. Una gran diferencia que, entre otras cosas, es causante de la brecha salarial de género.

La formación de Santiago Abascal también apuesta por "ampliar el vigente permiso por maternidad a 180 días", que incluso "se prolongaría a un año en el caso de hijos con discapacidad". En cambio, no menciona las bajas por paternidad, por lo que se entiende que las mantendría en las 16 semanas (a partir de 2021), provocando de nuevo diferencias entre los permisos de madres y padres.

Una opción que, además, no fomentaría realmente la conciliación ya que son necesarias también medidas a largo plazo, que den facilidades a las familias (sobre todo a las madres) pasados los 180 días. Acciones que ayuden "tanto a los trabajadores como a las empresas en estos periodos", defiende Arancha de las Heras. Argumenta que, si no se ayuda a las empresas, "estas evitarán contratar a mujeres jóvenes". Es decir, se deben "promover medidas de estímulo para que padres y madres puedan conciliar sus vidas laborales", zanja la experta.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Tristán González Candela
A Favor
En Contra

Hay que aumentar la edad máxima para el cuidado de menores hasta los 16 años, en lugar de los 12 años que actualmente marca la ley de conciliación familiar.

Puntuación 0
#1