Economía

El mercado laboral británico está 'literalmente' enfermo, hasta el punto de que su paro es el más bajo desde 1974

  • No cesa el número de británicos que no vuelve a la actividad por enfermedad
  • Esto sigue estrechando el mercado laboral, con significados avances salariales
  • Las cifras respaldan a los halcones del BoE, esperándose una subida de 50 pb
Imagen: iStock

Con menos foco mediático que el de la eurozona o el estadounidense, el mercado laboral británico está dejando titulares tan aleccionadores sobre la resaca pandémica como preocupantes para su economía. Las anomalías causadas por el covid han dejado un mercado de trabajo tan tenso que su tasa de paro es la más baja en 48 años. Los británicos no vuelven al mercado laboral pese al acuciante coste de la vida y la razón principal es que la fuerza laboral sigue siendo estrecha tras la crisis sanitaria. La constatación del fenómeno se ve en unos salarios que siguen avanzando con fuerza, complicando la vida al Banco de Inglaterra (BoE) y al gobierno que acaba de estrenar la conservadora Liz Truss.

La tasa de desempleo en el Reino Unido se situó en un 3,6% entre mayo y julio, un ritmo inferior al 3,8% de los tres meses anteriores y el porcentaje más bajo desde 1974, ha informado este martes la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, en inglés). En un comunicado emitido en su página web, el organismo oficial indica que el número de personas con empleo en el país aumentó en 71.000 -o en apenas un 0,2%- entre los meses de julio y agosto hasta 29,7 millones.

La ONS también ha revelado que los salarios de los trabajadores, excluyendo las bonificaciones, aumentaron a una tasa anual del 5,2% entre mayo y julio, muy por encima de la media anterior a la pandemia, que rondaba el 3%. No obstante, el hecho de que la inflación británica continúe situándose en el 10,1%, su mayor nivel en 40 años, ha motivado que el valor real de los salarios cayera en un 2,8%, puntualiza la oficina. Con todo, el descenso más lento que el de los meses anteriores.

Sin embargo, la clave de bóveda del informe reside en la fuerza laboral. El descenso de la tasa de paro se ha visto impulsado por un fuerte aumento de las personas clasificadas como inactivas o que no buscan trabajo. Un total de 194.000 personas abandonaron la población activa en el trimestre, la mayor cifra desde el inicio de la pandemia. Esta tasa de inactividad ha avanzado un 0,4% en el trimestre hasta situarse en el 21,7%. Gran parte de ello se debe a unos niveles récord de enfermedades de larga duración. Además, muchos jóvenes que estaban trabajando han retomado sus estudios. El tamaño de la mano de obra del Reino Unido sigue siendo 250.000 menos de lo que era antes de la llegada del covid.

"A nivel general, las últimas cifras de empleo en el Reino Unido no parecen tan malas. Pero este bajo desempleo no se debe a un aumento del número de personas con empleo, sino principalmente a otro aumento espectacular de las personas clasificadas como inactivas, es decir, que no tienen trabajo ni lo buscan activamente. De forma alarmante, el número de personas clasificadas como no trabajadoras por enfermedad de larga duración ha aumentado en casi 400.000 desde finales de 2019, y casi 150.000 solo en los datos de los dos últimos meses. Es difícil escapar a la conclusión de que esto está relacionado con las presiones en el NHS (Servicio Nacional de Salud)", explica James Smith, analista de ING. De hecho, una cifra récord de 2,46 millones de personas de entre 16 y 64 años han sido clasificadas como enfermos de larga duración, lo que supone un aumento de 350.000 desde antes de la pandemia.

Al mismo tiempo, parece que la demanda de empleados se está enfriando, aunque no necesariamente muy rápido. El nivel de ofertas de empleo ha descendido desde su máximo, pero el número de despidos es bajo y estable (aunque el nivel haya aumentado ligeramente en estos últimos datos). El número de ofertas de empleo de junio a agosto de 2022 fue de 1.266.000, lo que supone un descenso de 34.000 respecto al trimestre anterior y la mayor caída trimestral desde junio a agosto de 2020.

Algo que, según Smith, no calmará a unos 'halcones' del BoE preocupados por el avance de los salarios con una inflación que ha llegado a los dos dígitos por primera vez en 40 años y con unas previsiones de pesadilla (hay casas de análisis que hablan de un 20%).

"El Banco de Inglaterra verá todo esto a través de la lente de la escasez de trabajadores que ha plagado el mercado de trabajo durante el último año más o menos. Aunque algunas causas de esa escasez parecen estar remitiendo -por ejemplo, la inmigración de trabajadores extracomunitarios ha aumentado notablemente este año-, otros factores están, en todo caso, empeorando", señala el economista.

"Los datos conocidos proporcionan un gran apoyo a los halcones del BoE. La tasa de desempleo está muy por debajo de lo que es sostenible a medio plazo y el crecimiento salarial sigue sorprendiendo al alza. Una subida de tipos de 50 puntos básicos sigue siendo nuestra hipótesis de base para la reunión del banco central del 22 de septiembre, ya que el paquete de medidas de emergencia del gobierno reduce la necesidad de la carga frontal al forzar un descenso de la inflación el próximo año", asegura Ana Luis Andrade, de Bloomberg Economics.

El alza dejaría el tipo de referencia británico en el 2,25%, si bien un alza de 75 puntos básicos al estilo Reserva Federal de EEUU o el BCE no está descartada. Los mercados siguen apostando por unos tipos en el 4,3% en junio de 2023.

"La cuestión que se plantea ahora es si la presión de los precios de la energía obligará a las empresas a revisar sus planes y a realizar cambios más importantes en sus plantillas. Cabe esperar un impacto más visible en el mercado de trabajo durante los próximos meses, pero el compromiso recientemente anunciado por el Gobierno de limitar la factura energética de las empresas, así como la de los hogares, debería contribuir a evitar un fuerte aumento del desempleo este invierno", remacha Smith.

comentariosicon-menu4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Sean
A Favor
En Contra

Cuando dijo la Reina QEPD, "y si salimos de la UE pasará algo?", pues es lo que hay, Brexit, covid, y ruina, que por cierto, en la que hemos participado todos.

Puntuación 1
#1
Paco
A Favor
En Contra

Sorprende que no se mencione a los miles de europeos que ya no estan, ni a los miles de europeos que habrian llegado desde que se les ocurrio lo del Brexit. Y lo achacan al covid y a que los britanicos no vuelven al trabajao cuando se ponen enfermos. Curioso el analisis.

Puntuación 0
#2
Andy
A Favor
En Contra

los polacos se han ido, fin del analisis.

Puntuación 0
#3
Terrorismo informativo
A Favor
En Contra

Tal y como han dicho en los comentarios, repiten la mentira dada por el desgobierno británico. Tras haberse implementado el Brexit con todas sus consecuencias en 2021, muchísimos profesionales decidieron volverse a su país de origen, o irse a otro país con menos paletos ultranacionalistas, como por ejemplo Irlanda.

En todo el artículo sólo hay una frase verdadera: "La escasez de trabajadores...no calmará a unos 'halcones' del BoE preocupados por el avance de los salarios". Después de imprimir dinero hasta depreciarlo un 20%, le preocupa que la gente recupere su nivel de vida.

Luego hay quien hace mofa del lema de la agenda 2030, "no tendrás nada y serás feliz"

Eso de serás feliz, será por obligación, ya están tardando en sacar el decreto-ley

Puntuación 3
#4