Economía

Estos son los años que tienes que cotizar para cobrar la pensión (y el dinero que te queda)

  • Hay que tener en cuenta las bases de cotización de los últimos 24 años
  • En función de los años trabajados, se tendrá derecho a una mayor pensión
Foto: Dreamstime.

Conocer la cuantía exacta de nuestra pensión de jubilación es muy difícil haciendo cálculos de cara al futuro, pero sí existe la posibilidad de hacerse una idea aproximada y, a la par, de cuántos años necesitaremos para garantizarnos ciertas cantidades.

La Seguridad Social elabora el cálculo de las pensiones de jubilación de la misma forma para todas las personas, atendiendo a dos aspectos clave: la base reguladora del trabajador y los años que ha trabajado previamente hasta la solicitud de la pensión. Dos variables que pueden cambiar a lo largo de los años (diferentes trabajos, cambios de salario, periodos de desempleo...) pero que, gracias a las reglas del organismo, nos permiten tener una aproximación de lo que recibiremos como jubilados haciendo proyecciones en el tiempo.

Sin embargo, estas dos variables se verán afectadas en los próximos años por la reforma de las pensiones que tuvo en lugar en 2011 (a través de la Ley 27/2011, de 1 de agosto) y cuya finalización será en 2027 que contempla el aumento progresivo de los años a tener en cuenta para la base reguladora y el número de años a trabajar para tener derecho al 100% de dicha base, así como la edad obligatoria de jubilación.

La base reguladora es el conjunto de las bases de cotización del trabajador, y para la pensión en 2021 se usan las bases de los últimos 24 años (288 meses), que se suman y posteriormente dividen entre 336. La reforma establece que en 2022 termine de subir este parámetro, pidiendo las bases de los últimos 25 años (300 meses) y aplicando un divisor de 350.

Si en alguno de los últimos años previos a la jubilación no se cotizó, el trabajador tiene derecho a usar la integración de lagunas por la cual puede acogerse a la base de cotización mínima durante cinco años y la mitad de esta a partir de ahí.

Con la base reguladora calculada, hay que comprobar cuántos años se han cotizado. El mínimo son 15 años, que dan derecho al 50% de la base reguladora o, si no llegase, a la pensión mínima. Desde ahí, por cada uno de los primeros 106 meses trabajados se da un 0,21% de base reguladora extra y un 0,19% del 107 al 252. De esta forma, con 36 años cotizados se puede cobrar el 100% de la base reguladora.

Esto cambiará, no obstante, en 2023. En este punto también se contempla una progresiva subida de los tiempos: de 2023 a 2026 se necesitarán 36,5 años para tener ese 100% de la base reguladora y a partir de 2027, fecha de finalización de las reformas, se tendrá que trabajar 37 años para poder cobrar el 100% de la base reguladora en la pensión.

Con todo, el trabajador no debe olvidar que, para poder jubilarse, debe cumplir un requisito concreto de jubilación: tener al menos dos de esos años cotizados dentro de los 15 años anteriores a la solicitud de la pensión.

Además, debe andarse con ojo en lo que respecta a la edad ordinaria de jubilación. Siempre que no quiera acogerse a ninguna de las modalidades de jubilación anticipada, ha de saber que la edad de jubilación también irá aumentando de año en año debido a la reforma de las pensiones de 2011. Así, para 2021 la edad de jubilación es de 66 años si se han cotizado menos de 37 años y tres meses y de 65 para los que cumplan ese requisito.

Las reformas incluyen subidas anuales tanto de la edad de jubilación como de los años que se marcan como referencia, de forma que en 2027 la edad de jubilación ordinaria sea de 67 años para los trabajadores con menos de 38 años y seis meses trabajados y de 65 años para el resto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin