Desde su vuelta al mercado en abril de 2010, a 11 euros por acción, la historia de Amadeus se ha enmarcado en el contexto de una compañía de elevado crecimiento y como única en su especie, siendo una mezcla de firma del sector turístico y de soluciones tecnológicas. Es por ello que la firma forma parte de Eco10, índice elaborado por elEconomista a partir del mayor consenso de mercado del país, desde este trimestre. Pero la pandemia podría llevar a la compañía española a protagonizar las primeras pérdidas de la década, según los analistas. Las previsiones de los expertos, más en un sector tan impactado por la crisis actual, varían cada semana, y llevan varias de ellas merodeando entre las pérdidas y tímidas ganancias para cerrar el año. Actualmente, el consenso de mercado prevé que Amadeus cierre el ejercicio con un beneficio neto de 6 millones de euros; en todo caso, el dato más bajo de su historia. La mayor parte de los analistas coinciden en que el final dependerá, sobre todo, de un posible rebrote y de la magnitud de éste, ya que volvería a paralizar los viajes tanto nacionales como internacionales.

Los inversores más jóvenes (entre 25 y 34 años) optaron por vender sus acciones o fondos durante el 'crash' que protagonizaron los mercados a mediados de marzo. Fue entonces cuando la mayor parte de los inversores nacionales decidió vender. Ahora bien, la mayoría, un 64%, según un estudio elaborado por ING España, optó por no tocar sus carteras y mantener su dinero invertido a pesar de la tempestad que se avecinaba en las bolsas mundiales.

mercados

Julio es un mes prolífico para el pago de dividendos en la bolsa española. Las compañías que ostentan las mayores rentabilidades por sus pagos actualmente han retribuido a sus accionistas en los últimos días, como Telefónica, Repsol, Enagás, Endesa, Red Eléctrica o Mapfre -que lo hizo a finales de junio- y aún falta por llegar el pago de otra grande, Iberdrola, cuyo dividendo en efectivo, dentro del scrip, se espera para el 4 de agosto. Ahora bien, la crisis actual ha dejado en el aire otras muchas retribuciones que se deberían haber producido estos días. Consulte aquí El calendario de los próximos dividendos

Los máximos responsables de las tres grandes socimis nacionales, Merlin Properties, Inmobiliaria Colonial y Lar España, han vuelto este lunes a insistir en que el "tono antisocimi" del Gobierno y los intentos de cambiar el régimen fiscal por el que se regulan estos vehículos de inversión inmobiliaria –y que está estandarizado desde hace "seis años" con el resto de países- están poniendo nerviosos a los inversores internacionales.

ecobolsa

En la búsqueda de valores seguros para una cartera de dividendos, las utilities son un buen aliado por la denominada visibilidad de sus negocios, es decir, por lo previsible de su crecimiento. Especialmente en años como este, en los que hemos presenciado dolorosos rejonazos retributivos.

encuesta con la colaboración de 22 firmas de análisis y gestoras

Los expertos no recuerdan un año de incertidumbre como el actual. Se ha vuelto un imposible tomar con certeza previsiones que cambian de una semana a otra según avanza la pandemia por Covid-19 que arrancó en China y que se ha ido moviendo paulatinamente hacia el Viejo Oeste sin una sola pausa en el camino. Aunque, a día de hoy, el epicentro del virus se localice en EEUU y América Latina -sobre todo en Brasil, Perú y Argentina-, los analistas consultados se siguen decantando por un mejor comportamiento de la bolsa estadounidense en la segunda mitad del año frente a la renta variable europea. Creen que el impacto del coronavirus en el país que preside Donald Trump es un gran riesgo, como también lo es el resultado que salga de las elecciones americanas del próximo 3 de noviembre, para las que las encuentas preliminares dan como vencedor al demócrata Joe Biden.

"No estamos ante un recesión normal [como las vividas en anteriores crisis económicas como la de 2008], que duran un tiempo con lo que debemos ser muy cuidadosos en nuestras decisiones", reconoce David Livingstone, consejero delegado de Citi para EMEA (Europa, Oriente Medio y África) durante la conferencia a nivel mundial celebrada este jueves de manera telemática con medios de comunicación.

mercados

Los grandes directivos nacionales vieron en los mínimos del mercado de marzo el momento idóneo para comprar títulos de sus compañías cuando se habían desplomado a precios de derribo. Siempre se interpreta como un símbolo de confianza en las cotizadas. Marzo fue el mes en el que los insiders de la bolsa española realizaron un mayor desembolso, aunque las compras continuaron en abril, en mayo y, con menor frecuencia, también en junio en vista de que el Ibex no termina de culminar una remontada seria.