El inversor compró ciclo o firmas defensivas para encarar la subida tras el 'crash'

Casi el 80% de las compañías del Ibex 35 rebotan desde los mínimos del mercado el pasado 16 de marzo, aunque solo Viscofan logra recuperarse de la caída y cotizar por encima del nivel previo al fatídico lunes negro del 24 de febrero. La dicotomía del mercado, propia de momentos de elevada volatilidad, ha llevado a los inversores a agarrarse al más puro ciclo, con Repsol y Ence a la cabeza del rebote, y también a esconderse bajo el paraguas de utilities y firmas bond proxy -consideradas alternativa a la inversión conservadora en renta fija, ante el bajo retorno que ofrece-, como es el caso Cellnex Telecom.

El consenso prevé que el 90% de las 50 empresas del EuroStoxx baje su dividendo con cargo a 2020

Los dividendos europeos se han convertido en una víctima más de la actual crisis sanitaria. Nueve firmas del EuroStoxx 50 ya han cancelado sus pagos con cargo a 2019 -en España son Amadeus, Inditex y Santander; Airbus, Société Générale y Safran en Francia; además de Nokia, Intesa San Paolo e ING-. Otras siete, LVMH, Essilor, L´Oreal, Kering, Vivendi, Fresenius y Deutsche Telekom, han postpuesto su aprobación, ante el retraso de sus juntas de accionistas. A lo que se suma el recorte previo de Daimler, en febrero, por una caída del 67% de su beneficio el año pasado.

ArcelorMittal ha esperado a conocer los datos de PMI chinos -que son un termómetro para medir si la economía está en recesión o en expansión- para actualizar la situación de sus fábricas con el avance del Covid-19 por Europa, primero, y por EEUU, después, con cerca del 60% del ebitda entre las dos regiones.

La corrección tan abrupta que comenzó en febrero en todas las plazas mundiales a causa del coronavirus lleva a la bolsa española, por segundo mes consecutivo, a elevar el efectivo negociado en el mercado que cerrará marzo por encima de los 55.468 millones de euros, cifra que no se alcanzaba desde el mismo mes de 2017.

Euronext retira su puja, no contraoferta los 33,4 euros y salvo sorpresa mayúscula, no aparecerá otro oferente