La banca española pierde posiciones en el ranking europeo de las entidades más solventes y, en un escenario de recesión, su ratio de capital caería por debajo del 10%, que es donde se fija el coste del capital y es la media también a la que caería la gran banca europea. Aun así, las cuatro entidades que han participado en los test de estrés que ha realizado la EBA (European Banking Authoriy) han superado la prueba y su consumo de capital en una hipotética recesión sería 182 puntos básicos inferior a la media comunitaria, que se sitúa en los 485 (frente a los 303 pb de los españoles). El mejor posicionado de todos ellos es Bankinter, y es, de hecho, el único que estaría en niveles del 11,25% (en esta ocasión sí ha sido evaluado por la máxima autoridad comunitaria del sector, en lugar de CaixaBank, quien quedó fuera de estos test ante su fusión con Bankia), mientras que Santander pasaría del bronce a la octava posición y BBVA de la quinta a la duodécima. Sabadell aguanta en la parte media de la tabla.

La caída de las valoraciones en los mercados a nivel mundial unido a un aumento del ahorro de los hogares se hizo notar en el interés de las familias españolas por la bolsas. 2020 cerró con un 17,1% del total de acciones cotizadas en manos de los hogares nacionales, lo que supone un punto porcentual más que en 2019 y vuelve a cotas próximas a 2018 cuando contaban con el 17,2% de la bolsa nacional, según el último informe elabora por Bolsas y Mercados Españoles (BME).

Acerinox registró un beneficio neto de 203 millones de euros y un ebitda de 378 millones de euros a cierre del primer semestre, lo que confirma la tendencia de que va camino de cerrar su mejor año desde 2007. Espera un beneficio mayor en el tercer trimestre y una deuda financiera neta que continuará en descenso.

ArcelorMittal mantiene la tendencia que ya se vio durante el primer trimestre del año y junio cierra para la mayor acerera del mundo con el mejor resultado que se ha visto desde la crisis de Lehman Brothers. Arcelor registró un beneficio neto a cierre del primer semestre del año de 6.300 millones de dólares (5.312 millones de euros), frente a las pérdidas de 900 millones de dólares del mismo periodo del año pasado.

Las dos firmas británicas de moda online, Asos y boohoo, "de altos vuelos han perdido su prima histórica frente a los minoristas tradicionales", Inditex y H&M, apuntan los analistas de Bloomberg Intelligence. Esto ha hecho saltar por los aires la tradición que desde hace años envolvía al sector de moda low cost y que se basaba en que por su elevado crecimiento el online siempre se ha comprado más caro que sus rivales de a pie de calle. ¿Qué hay detrás? Además de las caídas en bolsa, el ritmo de crecimiento de sus ventas y de su beneficio será menor al de los gigantes de la moda Inditex y H&M y será así por primera vez en el último quinquenio a pesar de que la madurez de su negocio les trataba ya casi como elefantes en el nuevo mundo de Internet.

El Gobierno británico ha dado un paso hacia adelante en la reapertura de fronteras y se adelanta a EEUU, que ahora parece reticente a reabrir los vuelos con Europa ante el avance de la variante Delta. El Ejecutivo de Boris Johnson anunció este miércoles que eliminará a partir del 2 de agosto la cuarentena para los viajeros llegados a Inglaterra desde la Unión Europea y EEUU que hayan recibido la pauta completa de vacunación. La novedad es que, hasta la fecha, solo estaban exentos de hacer cuarentena los propios británicos que regresasen a su país con la pauta completa. Ahora bien, se mantiene la obligatoriedad de la prueba PCR.

Amadeus ha querido sacar provecho de las dudas que afectan al sector y ha decidido acelerar las compras de acciones propias durante la caída de los títulos en el mes de julio. La tecnológica anunció el pasado 7 de mayo un programa de recompra de títulos por el 0,12% del capital y una inversión equivalente de 44 millones de euros, que estaba previsto que finalizase en diciembre, y que finalmente ha cerrado con las dos últimas compras.

El buen momento de las acereras es indiscutible y así lo reafirmarán con sus cifras del primer semestre del año que darán a conocer este mismo jueves. Y esta situación también abre otras vías de mejora como es la de la retribución al accionista.

IAG recuperó la cota de los 2 euros por acción gracias a una subida del 4,68% en la sesión. En los últimos cinco días recupera un 11%, tras los mínimos en 1,85 euros de la semana pasada y que hicieron temer lo peor. Pero, por el momento, el sector de viajes se agarra a cualquier buena noticia que se atisbe en el horizonte y, en esta ocasión, se trata de la posible reapertura del tráfico aéreo entre EEUU y Europa con la que se lleva rumoreando las últimas semanas.

A un día de que finalice el periodo de cotización de los derechos de la ampliación de Dia su propietario y máximo accionista, L1 Retail, ha dado un paso al frente ante la sangría de ventas que estaba afectando a la operación y los derechos llegaron a dispararse hasta un 292% durante la sesión, aunque cerraron un 83% al alza.