La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha desvelado hoy ante el Parlamento Europeo su gran plan para superar la embestida del Covid-19, y salvar a Europa de su peor crisis en casi siete décadas de historia.

internacional

La Comisión Europea presentará este miércoles su gran estímulo para sacar a la economía de la UE de su recesión más profunda tras el coronavirus. Pero además del papel que jugará el plan de recuperación y el presupuesto plurianual, el Ejecutivo comunitario también quiere integrar más los mercados financieros europeos, para que el capital se mueva hacia las empresas que más lo necesitan en esta fase tan complicada.

economía

Fue Nadia Calviño quien cambió el paso a Pedro Sánchez, el pasado miércoles, en unas tres tensas horas nocturnas, durante las cuales la vicepresidenta hizo al presidente abjurar del pacto recién rubricado en el Congreso con Bildu para derogar la reforma laboral del PP, un acuerdo que el líder del PSOE y Adriana Lastra tejían desde el lunes a espaldas del Ejecutivo -y de los agentes sociales- para lograr una nueva prórroga del estado de alarma. El argumento de Calviño fue incontestable: España perderá el acceso a futuras ayudas europeas justo en el momento de la historia en que más lo necesita. Advirtió además a Sánchez de la situación delicada que vive el país, en plena pandemia de Covid-19, y de que justo romper la seguridad jurídica en ese contexto agravaría la grave crisis económica que aqueja a España.

europa

En un tiempo récord para los estándares comunitarios, los ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) aprobaron este martes formalmente el nuevo instrumento europeo para financiar los ERTE, y otros esquemas de apoyo temporal a los desempleados afectados por la crisis del Covid-19. Hace un mes y medio la Comisión Europea propuso el SURE, un nuevo mecanismo dotado con 100.000 millones que extenderá créditos con buenas condiciones a los países para financiar los costes de la pandemia en sus mercados laborales. España ya ha expresado su intención de usarlo.

Economía

Como explica un diplomático en Bruselas, todo el dinero comunitario "tiene condicionalidad", porque es el dinero de todos. Por eso, la gran pregunta es cuáles serán los requisitos que pedirá la Comisión Europea, y aceptarán los Estados miembros, a cambio del mayor estímulo fiscal en la historia de la UE para superar la crisis del covid-19.

turismo

La Comisión Europea ya tiene su plan para la poder salvar, al menos en parte, la temporada de verano, y amortiguar así el impacto descomunal del COVID-19 en el turismo europeo. Este miércoles, el colegio de comisarios tiene previsto adoptar un paquete de cinco iniciativas para que los europeos puedan disfrutar de sus vacaciones y el sector pueda digerir daño de una caída que podría llegar hasta los 450.000 millones de euros, según la Organización Mundial del Turismo. Una tajada importante, dado que para Europa, principal destino turístico del planeta, el turismo representa un 10% del PIB (unos 1,4 billones de euros).

RESPUESTA EUROPEA

El horizonte económico se ha ennegrecido mucho para España. Probablemente demasiado, por eso el Gobierno necesitará ayuda exterior. La coalición valora las opciones que no carguen con el estigma del rescate, como el nuevo instrumento de la Comisión Europea de apoyo a los ERTEs (SURE). Sin embargo, este salvavidas comunitario no servirá para mantenernos a flote con el enorme gasto que provocará el COVID-19.

España sufrirá una de las recesiones más duras entre los socios europeos, y sus cuentas públicas registrarán un serio desajuste a causa del impacto del coronavirus, según las previsiones económicas que presentará mañana la Comisión Europea.

Coronavirus

El coronavirus COVID-19 ha transformado el mundo de la diplomacia y la toma de decisiones. Si las teleconferencias se han impuesto en los encuentros entre los líderes y ministros, las conferencias de donantes se han convertido en algo parecido a los 'telemaratones' de otras épocas.

Lucha contra el Covid-19

La UE quiere que, esta vez, los bancos sean parte de la solución y no del problema, como sucedió durante la pasada crisis financiera. Por eso, la Comisión Europea ha propuesto una serie de modificaciones a la regulación bancaria con las que espera movilizar casi medio billón de euros adicionales para empresas y hogares, para capear mejor la profunda recesión que causará el coronavirus Covid-19.