La crisis del covid-19 está introduciendo por la puerta de atrás las piezas que tanto tiempo echó en falta la arquitectura del euro. El acuerdo de los líderes europeos de julio trajo un instrumento fiscal común, aunque de momento temporal: el fondo de recuperación. La emisión de deuda sin precedentes que realizará la Comisión Europea para financiar este fondo, y el mecanismo SURE para apoyar los ERTE, inundará los mercados de activos seguros denominado en euros, es decir, los 'eurobonos', vistos como un paso imprescindible para completar la unión monetaria.

Entrevista

Europa desplegó desde el pasado abril un arsenal sin precedentes frente a la crisis causada por el coronavirus, la recesión más profundas en casi siete décadas de historia de la Unión Europea (UE). El principal pilar es el fondo de recuperación aprobado en julio, y que se está terminando de negociar estas semanas.

La ley propuesta por el PSOE y Unidas Podemos para poder reformar el Consejo General del Poder Judicial se ha convertido no solo en un frente doméstico para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. A la crítica frontal de los partidos de la oposición y la mayoría de las asociaciones de jueces se sumó este viernes la advertencia de Bruselas, preocupada porque podría aumentar la interferencia política en la Justicia.

Tal y como se esperaba, el atasco en las negociaciones para finalizar el fondo de recuperación y el presupuesto plurianual comunitario irrumpió ayer en la cumbre europea. El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, pidió más dinero a los líderes europeos para reforzar el presupuesto plurianual, que asciende a 1,074 billones de euros para 2021-2027.

La llegada de los fondos europeos para superar la embestida del Covid-19 se complica por días. El Parlamento Europeo y el Consejo (que agrupa a los Estados miembros) continúan alejados en los asuntos que quedan pendientes para cerrar el fondo de recuperación de 750.000 millones de euros, y el presupuesto plurianual de algo más de un billón de euros. Y también crece la oposición de los Estados miembros a incrementar en 39.000 millones de euros el presupuesto comunitario para 2021-2027.

La Comisión Europea prorrogó este martes el marco excepcional aprobado la pasada primavera para facilitar que los Estados miembros puedan dar ayudas públicas a sus empresas para capear la crisis del covid-19.

Las complicadas negociaciones para sacar adelante el fondo de recuperación de 750.000 millones de euros, y el presupuesto comunitario de algo más de un billón de euros, implican un sinfín de frentes, instituciones, recelos y trámites que amenazan con retrasar la llegada de los fondos, inicialmente prevista para la primavera del próximo año.

Empresas y Finanzas

La larga disputa entre la UE y EEUU por las ayudas que dieron a sus fabricantes de aviones Airbus y Boeing vivió ayer su penúltimo capítulo. Tras más de 16 años de batalla, la Organización Mundial de Comercio autorizó a la UE imponer aranceles a las exportaciones estadounidenses por valor de 4.000 millones de dólares, en compensación por los subsidios otorgados a Boeing por Washington. Ahora queda por ver si EEUU mantendrá el choque hasta el final, o aceptará la oferta europea para retirar los aranceles que cada uno puede aprobar.

Economía

La pandemia ha cambiado muchas cosas y ha obligado a dar muchos volantazos. El virus también contagiará a la revisión del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que la Comisión Europea lanzó el pasado febrero. La Comisión sugirió entonces una simplificación de las normas, pero manteniendo los pilares del 3% del PIB de déficit y el 60% del PIB de deuda.