Joaquín Leguina

Estadístico

Pienso -y muy en serio- que la batalla ideológica la van a perder Sánchez y compañía, aunque por ahora parezca imponerse gracias al apoyo mediático de Prisa, y su acompañamiento de encuestas electorales.

En Europa y en España extrema derecha se usa para descalificar, sin mayores precisiones. Así, el periódico El País jamás menciona a Vox sin añadir ese calificativo, de suerte que según ese diario en España existe una extrema derecha, pero no existe una extrema izquierda. ¿Y qué otra cosa ha sido Podemos?

La polarización izquierda versus derecha que tan buenos rendimientos políticos le ha traído a Pedro Sánchez conduce inexorablemente a la imposibilidad de acuerdos entre la izquierda (que ha sido la inventora de la polarización) y la derecha democrática. Lo cual impide acuerdos tan elementales como la renovación del Consejo General de Poder Judicial.

Desde que se tomó la buena decisión de evitar la emisión de gases de efecto invernadero algunos interesados vienen predicando como solución milagrosa el uso del hidrógeno. Pero, hoy por hoy, el hidrógeno que se usa no se obtiene del agua (H2O) sino que está basado en fósiles, y, como ha señalado el ingeniero de Toronto Paul Martin, produce aproximadamente la misma cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero ¡que la industria global de la aviación!

En los últimos años todas las estadísticas sobre desigualdad nos informan de la existencia de cada vez más desigualdades sociales. Sin embargo, las cuentas nacionales no distinguen entre los distintos grupos de la población. La revolución de los datos, aun cuando vivimos en el tiempo de lo que se conoce como big data, no ha llegado a las cuentas nacionales, ya que los gobiernos no capturan ni publican las estadísticas más básicas sobre la distribución de ingresos y riqueza.

Últimos artículos de Opinión