J. R. Pin Arboledas

Profesor del IESE


J. R. Pin Arboledas

La pre-verdad parlamentaria

Comenta

Lo legal no es siempre legítimo. Los partidos dicen que los problemas ahora son políticos y en política cuando las circunstancias cambian, la solución es comprobar cómo han influido en la percepción del electorado. La "moción de censura" que llevó a Pedro Sánchez al Palacio de la Moncloa fue legal. Pero los que la apoyaban trasmitieron que lo importante era sacar a Mariano Rajoy de la Presidencia de Gobierno, no tanto aupar al actual inquilino de Moncloa; un paso previo para convocar elecciones. Por lo que la situación actual del Gobierno siendo legal tiene su legitimidad cuestionable.

J.R. Pin Arboledas

Provisión financiera para despidos

Comenta

Las empresas de servicios profesionales tienen muchas veces sistemas de carrera Up or Out. En él, los empleados saben que a determinado nivel si no son ascendidos serán invitados a dejar la compañía. Se debe a que sus competencias válidas en el nivel en que trabaja, no lo son para el siguiente, que normalmente exige mayor capacidad de gestión incluido la generación de negocio que no era necesario en su nivel.

J.R. Pin Arboledas

¿Presupuestos o juicios a independentistas?

Comenta

Un representante independentista en el Congreso explotó y dijo: ¿Alguien puede pensar que vamos a aprobar los presupuestos del Gobierno español mientras hay condenas de varios años de cárcel para nuestros líderes? Nadie ha contestado a esta reflexión. Ni entre los independentistas, ni entre los miembros del Gobierno. Menos aún por parte del resto de los miembros del Parlamento, incluidos diputados de Podemos. Por contra, Sánchez y Torra solo hablan de diálogo. Un diálogo de sordos, porque ni el Gobierno quiere renunciar a la Constitución y la legalidad dimanada de ella, ni los independentistas a sus pretensiones de autodeterminación/independencia. Ambas posturas opuestas. Ahora Sánchez habla de autogobierno, es decir otro estatuto. ¿Aceptará Torra?

J.R. Pin Arboledas

Cambia el ciclo económico = elecciones

Comenta

Tres datos avisan del cambio de ciclo económico en España: a) bajada del turismo; b) el aumento del déficit exterior, desaceleración del crecimiento de exportaciones y aumento de importaciones; y c) repunte progresivo de la inflación. El comercio internacional se resiente. La política autárquica de Donald Trump, eso sí eficaz para EEUU, reduce las expectativas de países como China y, en consecuencia, baja la inversión a nivel mundial lo que ralentiza el crecimiento de Europa, gran exportador de bienes de equipo. El Brexit añade más incertidumbre a las expectativas de nuestros principales clientes; nuestras exportaciones crecerán menos. La subida del precio del petróleo encarece nuestra factura energética y, en consecuencia, aumenta la inflación vía coste de energía, dada la dependencia de España del exterior en materia energética.

JOSÉ RAMÓN PIN ARBOLEDAS

El septiembre que Torra prepara

Comenta

La estrategia de Torra durante la semana pasada en este tórrido agosto fue el preludio de lo que prepara para septiembre. Esa semana mostró dos caras: una en la manifestación ante la cárcel de Lledoners y otra en el reconocimiento a las víctimas.

J. R. Pin Arboledas

¿Pasión Turca?

Comenta

Estambul es Santa Sofía, catedral ortodoxa convertida en mezquita (lo contrario que en Córdoba y nadie piensa revertir su uso), abigarrada multitud, cruce de continentes, historia imperial bizantino-otomana. También ofrece un implante capilar barato o degustar comida con sabor a sultanato-califal e ir de compras al Gran Bazar. Lo que es una ingenuidad es invertir allí ahora a largo plazo.

J.R. Pin Arboledas

Barcelona y "la sensación de seguridad"

Comenta

Hace más de quince años que discuto en clase el caso: La Nueva Policía de Nueva York (1994/1996, Harvard), que explica cómo el Superintendente William Bratton, bajo la Alcaldía de Rudolph Giuliani, aumentó la imagen de seguridad de la ciudad. A la pregunta: ¿Qué vende la policía? Los alumnos responden: seguridad. Pero después de una discusión matizan concluyendo que lo que vende de verdad es: "Sensación de seguridad". No es posible crear sensación de seguridad sin seguridad; pero sí es posible que habiendo seguridad, no haya sensación de seguridad. Especialmente porque esa sensación se evalúa comparando con otras ciudades o con otras épocas del mismo lugar.

J.R. Pin Arboledas

¿Tres transhumanismos?

Comenta

En la canícula, con la bajada de la actividad mirando el mediterráneo, podemos dejar las batallas aldeanas de la cotidianidad: la lucha entre los partidos y dentro de ellos; las causas judiciales de todo tipo; los tuits de Trump y sus contrapartes... Como filósofos griegos ante ese azul del mar profundo tenemos la oportunidad de pensar más allá.

J.R. Pin Arboledas

¿Otra vez el 155?

Comenta

Contra lo que parece las reuniones Sánchez-Torra no son para pactar, sino para que cada uno de ellos observe al otro y calcule cuándo va a mover ficha el otro. Los movimientos pueden ser: Uno, Torra puede convocar elecciones al Parlament con una lista unitaria, cuyo programa electoral sería declarar la independencia. Si consigue mayoría absoluta en la Cámara catalana y, eventualmente mayoría de votantes, proclamaría la independencia con efecto irreversible, después de elegir a Puigdemont president que, probablemente, seguiría huido. El Gobierno en ese caso tendría que aplicar el 155 nuevamente, en su versión dura. Se disolvería el Parlament y no se convocarían elecciones (sería un disparate hacerlo). Se intervendrían los medios de comunicación de la Generalitat y se iniciaría una campaña constitucionalista; Dos, antes de que Torra pudiera hacer esta maniobra, el Gobierno, con la ayuda del PP y Ciudadanos, vuelve a aplicar el 155 versión dulcificada, pero sin convocar elecciones nuevamente, disuelto el Parlament. Con un poco de tiempo se cambiaría la dirección de los medios de propaganda de la Generalidad (TV3 especialmente). La excusa para esta maniobra sería cualquier paso en falso del Parlament propiciada por la CUP.

José Ramón Pin Arboledas

El Partido Popular, de la nostalgia al reto

Comenta

El viernes por la tarde el Congreso del PP sonó a lamento nostálgico por la pérdida del Paraíso-Moncloa. Cospedal, con su informe de gestión, aprobado por unanimidad y Rajoy con su despedida-agradecimiento, eran como Eva y Adan engañados por los "confabuladores" (así los llamó Rajoy) que urdieron con astucia la moción de censura, como la serpiente en el Eden; habían comido de la manzana de fiarse del PNV y fueron expulsados del jardín por su pecado de ingenuidad.


Copyright 2006-2018, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens | Ajustes de cookies