Llegó hasta el final en la primera edición

Cinco chicas y cinco chicos nos preparábamos el 23 de abril de 2000 en diferentes hoteles de Madrid para embarcarnos en una aventura que cambiaría nuestras vidas y las de muchos otros, un programa de televisión que haría que los profesionales y los espectadores se que quedaran ojipláticos ante sus pantallas. La vida en directo comenzaba. La historia de la tele estaba a punto de cambiar.