Felipe Carballo Rios

Doctor en Ciencias Económicas y exdirector de Internacional de Cofides

Cuando después de la primera Guerra Mundial , el Imperio Otomano se desintegraba inexorablemente y sus despojos en Oriente Medio y el Mar Negro se independizaban o pasaban a formar parte de las potencias  europeas vencedoras, Kemal Ataturk entendió que la situación a la que había llegado el país ,  era una consecuencia  lógica del inmenso  retraso, que en el marco cultural, tecnológico y social,  existía en Turquía , comparado con al avance industrial y económico de Europa a lo largo de los dos siglos anteriores y es en esa línea en la que refunda  una nueva Turquía,  con un objetivo prioritario, modernizar el país  e incorporarlo al contexto de desarrollo europeo…. pero bajo un modelo tutelado de gobierno “democráticamente personalista”, con bajo perfil islamista; modelo que actualmente está en proceso de regresión por  los tics autoritarios  del presidente Erdogan, marcados, por un retorno a un islamismo nacionalista, y reivindicativo, contradictorio con la globalización y liberalización en que se sustenta el actual modelo económico, que  ha caracterizado la economía turca, propiciando un elevado desarrollo y crecimiento del país en los últimos años.    

Últimos artículos de Opinión
Más artículos de Opinión