DEUDA CORPORATIVA

Durante el momento más crudo de la crisis del coronavirus la rentabilidad de la deuda corporativa estadounidense se disparó por encima del 4,5%. Sin embargo, desde esos máximos ha vivido un importante rally que ha llevado su rendimiento al 2,15%, su nivel más bajo de la historia. El cambio de tendencia en el mercado de crédito se produjo cuando la Fed anunció que compraría deuda corporativa.

BONOS CORPORATIVOS

Con la crisis del Covid-19 las empresas europeas se han lanzado a ampliar sus líneas de liquidez, tanto a través de créditos bancarios como del mercado de capitales y lo han hecho a un ritmo desenfrenado. Según los datos de Société Générale, en los seis primeros meses del año las compañías con grado de inversión han colocado 282.000 millones de euros, lo que supone igualar el tercer año con mayor grado de actividad de toda la serie histórica en solo la mitad del ejercicio.

Está en máximos

En los 5 años desde su salida a bolsa gran parte del accionariado de Cellnex ha ido rotando a medida que la compañía ha ido prolongando su escalada en bolsa. Con un ascenso del 41% en lo que va de año, la firma de torres de telecomunicación vuelve a encaramarse a zona de máximos históricos, pero los inversores de referencia de la empresa siguen sin bajarse de la misma.

FIN DEL SEMESTRE

Tras un trimestre en el que el Ibex 35 ha vuelto a quedarse rezagado con respecto a la bolsa europea -sube apenas un 6,6%, frente a la subida de casi el 16% del EuroStoxx 50-, la brecha del índice español frente a la bolsa regional continúa ampliándose, al alcanzar ya los 11 puntos porcentuales.

IX edición del Foro empresas que crean valor al accionista

Según un estudio de Bank of America realizado a finales del pasado año, en la próxima década en torno a 20 billones de dólares –más o menos la capitalización del S&P 500– de activos bajo gestión podrían ir dirigidos a productos ESG (que cumplen criterios ambientales, social es y de gobernanza) un auténtico terremoto en una industria que actualmente tiene 800.000 millones de dólares en activos bajo gestión.

FRENO PARA EL REBOTE

Durante los últimos años, el gran apoyo del mercado -fundamentalmente en Estados Unidos- ha sido la recompra de acciones. Tras la rebaja fiscal de Donald Trump, estas se dispararon hasta niveles nunca conocidos anteriormente, pero la crisis del Covid-19 ha cambiado radicalmente el panorama, haciendo que las compañías al otro lado del Atlántico, excluyendo la tecnología, estén emitiendo tantas acciones como las que recompran y que en Europa suceda lo mismo hasta incluyendo esta industria.

RENTA VARIABLE

En lo que va de año el sector asegurador europeo se deja un 23%, quedándose 10 puntos porcentuales rezagado con respecto al Stoxx 600. En este contexto, la industria cotiza a menos de 10 veces su beneficio de los próximos 12 meses, lo que la convierte en la más barata de la bolsa de la región. Además, ofrece un descuento cercano al 50% frente al índice, el más elevado de la serie histórica.