Vivienda

La vivienda de obra nueva en la costa 'surfea' el Covid: el precio subirá este año un 2%

  • Al buen comportamiento de la demanda local se suma la llegada de foráneos
  • El auge del teletrabajo activa la demanda de primera vivienda junto al mar

El mercado de la vivienda en la costa, en el que el comprador internacional ha tenido historicamente un gran protagonismo, se vio resentido durante los meses de pandemia por las limitaciones de movilidad. Sin embargo, los expertos aseguran que la recuperación está siendo rápida, especialmente en el segmento de obra nueva, donde las grandes promotoras que cuentan con proyectos en el litoral español están registrando una acelerada recuperación de las ventas y apuntan a subidas de precios este mismo año.

Según los datos que maneja Tinsa en su último informe sobre vivienda vacacional en España, la diferencia entre la obra nueva y la vivienda usada ha sido notable, ya que mientras la primera tan solo ha registrado descensos en precios en un 2,4% de las zonas estudiadas, la vivienda usada lo ha hecho en un 37,3%. Además de haberse producido caídas de precios aisladas, la tasadora asegura que en un 76,1% de los destinos costeros el precio se ha mantenido estable y en el 19% de las zonas estudiadas la obra nueva incluso se ha encarecido pese a la pandemia.

Esta tendencia es la que han experimentado también las principales promotoras de la costa española, que aseguran a elEconomista que esperan cerrar el año incluso con una subida media en los precios de la obra nueva de sol y playa. Concretamente y "teniendo en cuenta que las compraventas solo irán en aumento durante los próximos meses, estimamos un incremento de precios de, aproximadamente, el 2%", destaca José Luis Bellosta, presidente de Solvia, que apunta que "hasta ahora, los precios se han mantenido constantes, sin haber sufrido grandes descensos gracias a la demanda nacional".

La pandemia ha traído también cosas positivas para este segmento residencial ya que según explica Pablo Rodríguez-Losada, director Comercial y de Marketing de Aedas Homes, "existe un interés brutal por la compra de una segunda residencial en la playa, pero también hemos detectado una fuerte demanda por la primera residencia junto al mar de clientes que tienen la opción de teletrabajar. En este caso, se trata de un nuevo comprador que busca una vivienda, sobre todo, junto a la playa, para establecerse de manera definitiva".

Otra de las claves de esta resistencia en los precios de la obra nueva se basa en el hecho de que "el mercado está bastante equilibrado, porque hay bastantes proyectos que han retrasado sus lanzamientos. Y con el entorno actual de bajos tipos de interés, es muy favorable para el valor de los inmuebles", explica Juan Carlos Calvo, director de Estrategia y Relación con Inversores de Metrovacesa.

Al boom de la demanda local se suma ahora la llegada del comprador internacional, lo que hace augurar un panorama halagüeño para los proyectos de obra nueva en la costa. Así lo ve Mario Lapiedra, director general Inmobiliario de Neinor Homes, que asegura que ya "hay una incipiente recuperación del comprador extranjero, que, aunque es pronto por que el tráfico aéreo y las restricciones entre países todavía son importantes, ya se está notando de forma relevante. Esto nos hace pensar que cuando las restricciones se hayan eliminado definitivamente la recuperación puede ser realmente fuerte".

"Hay que tener en cuenta que, si en la primera residencia en España hemos visto un rebote de demanda post Covid, imaginemos el rebote que viene desde los países del norte de Europa que llevan un año y medio deseando ver el sol y pisar nuestras costas", destaca el directivo.

En este sentido, Carmen Román, directora comercial de Habitat Inmobiliaria, recuerda que "España sigue siendo uno de los países más atractivos de Europa para invertir en inmobiliario y sigue siendo un sector con rentabilidades superiores a otros productos de inversión, por lo que el cliente internacional nunca se ha ido de verdad".

Cifras récord con extranjeros

Rodríguez-Losada asegura que "en el caso de los clientes extranjeros, el mercado debe dar respuesta a una fuerte demanda embalsada generada durante el tiempo en el que no se ha podido viajar". Esta demanda es tal, que apenas han empezado a abrirse las fronteras el cierre de operaciones por parte de extranjeros ha crecido notablemente hasta el punto de que algunas promotoras como Aedas han logrado incluso cifras récord. "Un dato que corrobora esta percepción es que en Aedas Homes batimos récord de ventas a clientes extranjeros en junio, con operaciones por importe de más de 11 millones de euros. Nunca habíamos vendido tantas casas en un mes a demandantes internacionales. Entre estos compradores, destacan los clientes los suecos en Costa del Sol y los alemanes en Baleares", explica Rodríguez-Losada.

Metrovacesa es otra de las compañías que ha registrado un importante incremento en este mercado, tal y como los explica Calvo, que en el segundo trimestre han notado "un crecimiento del 50% en las ventas en costa con respecto al primer trimestre". "Se trata de un dato muy esperanzador, si bien es menos fuerte que en la vivienda de primera residencia, donde la demanda es más sólida que antes de la pandemia", apunta Calvo.

Habitat también ha detectado que en "el último trimestre se ha producido un incremento en ventas de estas promociones tanto como inversión, como segunda residencia y confiamos que el verano y lo que queda de año sea positivo", asegura Román, que destaca que los precios "se mantienen estables e incluso con una ligera subida".

En el caso de Vía Célere, su director General de Negocio, Miguel Ángel González, explica que "tras el final del estado de alarma, se ha producido un aumento de las visitas a los puntos de venta, que ya está transformando en incremento de ventas. El excelente clima, las playas, la seguridad en las calles y el buen funcionamiento del sistema sanitario convierten a España en uno de los mejores países europeos para invertir en segundas residencias. Por ello, la evolución está siendo muy positiva, y se espera lo sea aún más en los próximos meses, tanto para el comprador español como para el internacional".

Perfil del comprador foráneo

Respecto al perfil del comprador internacional que ya está volviendo a invertir en España, Carlos Smerdou, CEO de Foro Consultores Inmobiliario explica que "de momento, estamos observando, especialmente en la Costa del Sol, una gran demanda de nórdicos que están comprando, probablemente por temor a nuevas pandemias. Los británicos siguen comprando y ha aumentado el interés de franceses y belgas. Igualmente, los extranjeros que vivían de alquiler están comprando".

Pero según el experto hay otro dato importante y es que "los nuevos compradores buscan más calidad en las viviendas". "Casas amplias, no tanto de muchas habitaciones, si no de espacios grandes (salones, baños...), amplias terrazas. Espacio para salir al exterior y disfrutar porque, además, con el teletrabajo van a residir más tiempo en España".

Además, esta tendencia no solo se detecta frente a la costa, "también en zonas urbanas de ciudades costeras. Un ejemplo es Málaga, donde los extranjeros, especialmente nórdicos, están comprando en zonas que se están regenerando, más alejadas de la playa. Piensan en vivienda, no solo de vacaciones, sino también para pasar largas temporadas o incluso teletrabajar". "El auge del teletrabajo puede convertirse en una palanca de cambio para la inversión extranjera a nivel usuario", apunta Smerdou.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin