Inmobiliaria

Cómo invertir en vivienda a lo grande desde 500 euros: Urbanitae lanza dos nuevos proyectos de crowdfunding

  • Actualmente, Urbanitae tiene dos proyectos de financiación abiertos
  • El requisito mínimo de capital para participar es de 500 euros
Diego Bestard, CEO de Urbanitae

Invertir a lo grande con cantidades pequeñas. Esa es la esencia de Urbanitae, la plataforma de crowdfunding inmobiliario autorizada por la CNMV que permite a los particulares invertir en el sector inmobiliario como si fueran profesionales. Lo hacen en grupo y de forma 100% digital. No hay visitas ni trámites burocráticos.

Desde su nacimiento en 2019 Urbanitae ha financiado 33 proyectos inmobiliarios por un valor cercano a los 30 millones de euros, y puede presumir de haber doblado su negocio en plena crisis del coronavirus. De hecho, en lo que va de año ha financiado 13 proyectos por valor de 12,5 millones. El objetivo de la firma es alcanzar los 100 millones de financiación en 2022.

Pero, ¿cómo funciona Urbanitae? La plataforma pone en contacto a inversores con promotores. Cada proyecto que entra en el market place se "abre" a los usuarios, que tienen un plazo de tiempo para realizar sus inversiones. Cuando se llega al objetivo de capital previsto, el promotor constituye una empresa, que es la que invertirá en dicho proyecto. Todo lo gestiona un promotor profesional, así que los inversores simplemente tiene que esperar para rentabilizar su inversión.

La rentabilidad varia en función del tipo de proyecto, aunque en los de obra nueva -los más tradicionales- asciende al 15% anual. Eso sí, desde la firma dejan claro que todos los proyectos suponen riesgos, como la ampliación o el desvío de los plazos y/o los costes fijos. 

En la actualidad, Urbanitae tiene dos proyectos de financiación abiertos en Barcelona y Santander. El de la Ciudad Condal consiste en adquirir un espacio de oficinas para su posterior adaptación, reforma, arrendamiento y venta a un inversor patrimonialista. El inmueble está ubicado en el centro de la ciudad, muy cerca de la Sagrada Familia, y contará con un contrato de arrendamiento -que ya está negociado- por un periodo de 15 años. El proyecto ofrece una rentabilidad del 17% en un plazo de 15 meses.

La otra propuesta de financiación consiste en una  promoción de obra nueva de 12 viviendas unifamiliares adosadas en el barrio Monte de Santander, nueve de ellas ya están reservadas. Cada inmueble cuenta con 4 dormitorios distribuidos en dos plantas y un amplio jardín privado que saldrán al mercado con un precio medio de 340.000 euros. Para conocer mas detalles sobre los proyectos pinche aquí.

"Estamos hablando con el promotor para comprar el suelo y comenzar la construcción", explican desde la plataforma. El proyecto tiene una rentabilidad esperada del 24% en un plazo de 24 - 26 meses.

El proceso de análisis y estudio que Urbanitae pone en marcha para saber si los proyectos son viables es muy minucioso. "Tenemos un equipo de análisis y un comité de inversión que lo primero que hacen es analizan al promotor que presenta el proyecto. Después, van de lleno a los números", explica Diego Bestard, CEO de Urbanitae.

De cada 100 proyectos que llegan a la plataforma solo se publican dos o tres, lo que da muestra de la prudencia con la que trabaja la plataforma de crowdfunding inmobiliario, que se presenta como una firma transparente, rigurosa y cercana tanto para los promotores como para los inversores.  

En cuanto a los activos en los que invertir, la oferta abarca proyectos inmobiliarios de tipo residencial, comercial e industrial, aunque priman los primeros. De hecho, copan el 80% de la actividad de Urbanitae. "El residencial sigue siendo muy potente, aunque estamos viendo que hay una oportunidad muy importante en la reconversión de locales comerciales. La pandemia ha llevado al cierre a muchos negocios que no eran viables. Ahora, hay muchos locales comerciales vacíos en centros urbanos que tienen un valor muy bueno por su localización", apunta Bestard.

Apetito inversor

Las operaciones de financiación de Urbanitae vuelan. Y no es un decir. La plataforma ha conseguido cerrar varias rondas de financiación simultáneas de 2 millones de euros en menos de un minuto, lo que confirma el enorme interés de los inversores por el inmobiliario.  

Precisamente, debido a ese apetito, Urbanitae ha creado un sistema de 'prefunding', que permite que ningún inversor se quede fuera de los proyecto. El requisito mínimo de capital para participar en cada ronda de inversión es de 500 euros. 

El perfil del inversor inmobiliario de Urbanitae ha ido cambiado con el tiempo. En la actualidad, comprende a personas de entre 30 y 65 años que viven en núcleos urbanos y que invierten de media entre 4.000 y 5.000 euros por proyecto. 

Alternativa de financiación

Las plataformas de crowdfunding inmobiliario se han convertido también en una alternativa de financiación para muchas promotoras inmobiliarias que han visto como la banca ha restringido el grifo del crédito durante la pandemia. 

Desde Urbanitae explican que antes de que estallara la crisis, la banca ya era muy estricta a la hora de financiar proyectos inmobiliarios, pero ahora se "ha vuelto mucho más",  lo que deriva en que en que cada vez hay más necesidad de que exista financiación alternativa en el sector.

"En ese escenario entramos nosotros, que tenemos una base inversora con mucho apetito. Es una tormenta perfecta, se ha unido la demanda inversora con la necesidad de financiación alternativa", explica el CEO de Urbanitae.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin