Opinión

Sin armas frente a la desaceleración

El presidente del BCE, Mario Draghi

La banca no es un buen negocio en tiempo de crisis. Pero su buena salud es esencial para el buen funcionamiento de la economía. Por eso quizá, Draghi fue condescendiente con las entidades financieras del euro, cuando el jueves anunció su plan de estímulos.

El presidente del BCE se despide con una especie de quiero y no puedo. Si unas semanas antes había anunciado que sería un programa contundente, a medida que se acercaba el Día D las expectativas se fueron desinflando. Los tipos de interés se quedaron en cero, las compras de deuda en un tercio (20.000 millones) de la cifra anterior y la facilidad de depósito (aquellos que el BCE cobra a las entidades financieras la liquidez sobrante) se retrajo solo una décima (del -0,4 al -0,5) en vez de tres, pero con un límite, de manera que algunas entidades pueden salir incluso beneficiadas.

El primer interrogante es por qué Draghi se quedó corto. ¿No espera ya una desaceleración tan cruda como hace unos meses? Hay algunos aspectos que han mejorado. Las posibilidades de un Brexit duro se desvanecieron cuando el Parlamento británico impuso a Boris Johnson la obligación de salir de la UE con un acuerdo negociado; el Gobierno italiano se ha vuelto proeuropeista, tras el pacto del Partido Demócrata con el eurófobo Movimiento Cinco Estrellas, y hasta Donald Trump y Xi Jinping ofrecen signos de buscar un nueva tregua en su guerra comercial. Pero eso no cambia la tendencia de fondo de la economía internacional.

"Draghi se guardó algún cartucho en la recámara. Pero, insuficiente, para evitar una crisis"

En el caso de las compras de deuda, el presidente del BCE tropezó con la férrea oposición del presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. Con la deuda alemana en tipos negativos, el Bundesbank considera que estas adquisiciones favorecen a los países del Sur, sobre todo, y los distrae de cumplir su objetivo de reducir el objetivo de déficit público al 0,5% del PIB.

El descenso de los tipos de interés está abaratando enormemente la financiación pública. En España, donde la montaña de débitos se acerca peligrosamente al 100% del PIB, la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, anunció que las emisiones de deuda se reducirán en 200.000 millones el año que viene. Pero existe el riesgo de que el ahorro en los intereses se desvíe hacia una mayor gasto público.

"La profundidad de la desaceleración en Europa dependerá de la guerra entre  EEUU y China"

El abaratamiento del dinero está abriendo un debate, entre los que consideran que deben relajarse los objetivos de déficit para dejar hueco a un mayor gasto público para luchar contra la caída de la actividad y los partidarios de mantener todo como está.

Un debate que alentó el propio Draghi el jueves al señalar que el BCE tenía poco margen adicional en materia monetaria y correspondía ahora a los estados miembros arrimar el hombro por la vía de la bajada de impuestos o del aumento del gasto. Los sindicatos españoles distribuyeron de inmediato un comunicado pidiendo más gasto al Gobierno de Sánchez, en consonancia con la petición del BCE.

La realidad, sin embargo, es bien distinta. Solo Alemania, Países Bajos y Austria pueden gastar mucho más sin comprometer su estabilidad financiera. España, con un déficit público por encima del 2,5%, tiene que continuar con la austeridad.

Es decir, que las armas para combatir la próxima crisis son muy escasas, porque cualquier plan de estímulo europeo debería contar con la participación de los grandes países miembros del euro. Y ni Francia ni desde luego Italia pueden permitirse echar las campanas al vuelo.

En estas circunstancias, Europa está condenada a sufrir una desaceleración, que va a depender del ritmo al que bailen China y Estados Unidos con su guerra comercial.

Otros asunto esencial es la banca. Los germanos, con dos de sus grandes entidades financieras (Deutsche Bank y Commerzbank) en la cuerda floja, son los principales interesados en preservar su estabilidad.

La banca acomete demasiados desafíos. Está pendiente un nuevo incremento de provisiones para crear mayores colchones de capital frente a las crisis, a la par que debe hacer frente a gigantes de internet como Google, que ya tiene ficha bancaria para operar en toda Europa, o Apple, que acaba de lanzar una tarjeta de crédito en Estados Unidos. Y todo ello sin apenas pagar impuestos y sin sufrir las trabajas regulatorias de la banca tradicional.

En España, esta semana se salvó otro obstáculo importante después de que el Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictara un opinión salomónica, en la que evita calificar como abusivas la aplicación del Indice de Referencia Hipotecaria (IRPH) en las hipotecas.

Si el TJUE confirma esta opinión, los bancos escaparán a las indemnizaciones masivas a sus clientes, como ocurrió en las cláusulas suelo.

Es obvio que el negocio ya no es tan boyante como hace años. Con todos estos retos por delante, es difícil pensar que los bancos van a facilitar la concesión de préstamos para impulsar la economía. Más bien al contrario.

El efecto de las medidas de Draghi retraerá no sólo la financiación, sino que incrementará el ahorro de los consumidores y por ende el consumo por miedo a un recesión.

PD,-La semana que comienza conoceremos si vamos a unas elecciones. Resulta patético escuchar a Pablo Iglesias admitir que ahora sí estaría dispuesto a gobernar con Sánchez si le vuelve a ofrecer una vicepresidencia y tres ministerios. El vértigo a no lograr los resultados del 28-O parece que ha devuelto la lucidez al líder podemita. Es un error estratégico de primera magnitud y afortunadamente, ya es demasiado tarde para corregirlo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum11

Usuario validado en Google+
Iker Arriaran
A Favor
En Contra

Pues ya está. Deja cumplir el ciclo. Que dejen de alimentar la deuda

Que suban los intereses al 6% para incentivar el ahorro y que suban de una vez impuestos a los ricos. Y a la vez dejen de legalar el dinero en paguitas.

Pero sigamos al revés. Dinero barato, impuestos bajos a los ricos en todo el mundo y pedir prestado para dar paguitas y pagar a funcionarios

Puntuación 16
#1
Kalosfero
A Favor
En Contra

¿Cual es el problema de mantener los tipos bajos? ¿Que los bancos obtienen menos beneficios?

Pues con todos mis respetos, que se aguanten los bancos.

Que reduzcan costes como el resto de empresas y salgan de su burbuja. Que lo que no normal son los salarios y bonus que manejan los banqueros. O que haya 20 sucursales de diferentes bancos y cajas en las mejores calles de la ciudad.

Los tipos bajos estimulan el crédito y la inversión. Son beneficiosos para todas las empresas excepto para las de crédito. La bolsa SUBE cuando se bajan los tipos. Solo se resienten los bancos, repito.

Puntuación -16
#2
Juan
A Favor
En Contra

Para #2 los créditos baratos no estimulan la inversión, aumentan la delincuencia del sistema público y financiero. En una década de trabajo como ingeniero he visto dos asesinatos (con nombre de accidentes laborales, ni prensa ni jueces). El sistema público y la prensa se dedica a mandar sin saber en interés de amigos destruyendo conocimiento y seguridad con el único fin del encubrimiento de los asesinatos (ej. el coche eléctrico). El sistema financiero evita la entrada de conocimiento para mantener a los asesinos, a estos últimos les regala dinero y les sobrevalora mientras al resto les aumento el precio y las garantías exigidas de pasar de asesinado a asesino, estorba, desvalora su conocimiento y ahorros. Por todo esto ETA y nada más, una cosa es democracia y otra es que todos puedan matar, lo primero no hacer sufrir a la víctima.

Puntuación 5
#3
Anacleto agente secleto
A Favor
En Contra

¡Bravo Amador, ni yo mismo lo hubiera dicho mejor!

Puntuación 0
#4
Carlos
A Favor
En Contra

Vuelvo a repetir:el Apocalipsis financiero ya comenzó, y el Apocalipsis Bíblico desde mi punto de vista también, pero como este es un diario económico, sólo digo que la economía no lo reactiva nadie.El BCE así dé dinero a los bancos a interés negativo, para que los préstamos lleguen a la gente,no se los darán porque no confían ni en Dios que se lo vayan a devolver, y preferirán pagar las multas. Por otro lado miren la destrucción de las inundaciones, quién va a pagar eso?... Así que ponerse a rezar, y guardar el dinero en el colchón porque se viene unos tiempos muy difíciles...

Puntuación 11
#5
ODYSSÉOS 0.80
A Favor
En Contra

Coletas no se ha enterado de la película. Pedro Cantinflas nunca tuvo intención de pactar con él. Lo que quiere es el voto de Ciudadanos. Y como no se lo da le va a dar un revolcón en las proximas elecciones de noviembre a ver si se le bajan los humos a Ribera. Así el PSOE le dará el abrazo del oso a Ciudadanos. Y no Podemos al PSOE. Como pasó con Syriza y el PASOK en Grecia.

Puntuación 3
#6
jes
A Favor
En Contra

Al numero 2 , que listo es usted, entonces ve mejor q no metamos todos en bolsa y que penalicen al que ahorra verdad con los tipos por los suelos , que bien , y los pisos suben q subeburbuja al canto y cuando todo explote todos contentos verdad , esta usted pirado del todo.

Puntuación 7
#7
Incrédulo
A Favor
En Contra

#2 Keynes pensaba exactamente igual que usted. En cambio la evidencia empírica demuestra que eso no es cierto. Vea usted el incremento de la inversión bruta de capital en los últimos años.

Milton Friedman, u liberal, dijo: primero los datos. En su caso le recomiendo que primero vea los datos, y luego , si le quedan ganas opine lo mismo.

Puntuación 2
#8
A Favor
En Contra

A ver, cuándo haces de la economía algo ficticio pues pasa lo que pasa, no se pueden burlar las leyes económicas constantemente, viene el mercado y te da el bofetón de tu vida por pasarte de listo, los que toman las decisiones que se lo hagan mirar también que se han cubierto de gloria

Puntuación 5
#9
joselu
A Favor
En Contra

La obsesión de Draghi es que el dinero se mueva a la economía real en la calle para Creditos, negocios, etc, eso dice, obligar a los Bancos a que se fusionen y reduzcan tamaño al mínimo...También tiene un empeño "enfermizo" en que los ahorradores gasten y/o dilapiden sus ahorros, pero no cuenta que el que tiene algo ahorrado durante años, no lo va a gastar por que entre otras muchas cosas, con los trabajos precarios actuales ¿como vas a vivir sin ingresos, si te va mal?. Quien es el tipo este para decirme, que tengo que hacer con mis ahorros de toda mi vida.

En resumen Draghi quiere los Bancos arruinados y los ahorradores desplumados, no se da cuenta que haciendo esto no va a conseguir nada, la gente esconderá el dinero donde sea antes que te lo roben los Políticos, de paso se carga el sistema económico del todo, gestión nefasta, así tapa su ineptitud para manejar al inflación y se ira dejando Europa como un erial a su paso, para cuatro días que le quedan en el BCE antes de irse se ca.gara dentro, dejando eso si ...un buen TRUÑO.

Puntuación 7
#10
Monos y cacahuetes
A Favor
En Contra

Espero que algun dia a alguien se le ocurra la feliz idea de que a lo mejor y de pasada la mejor solución contra la espiral de deflaccin puede ser y es posible que sea... subir sueldos á la clase media ?

Puntuación 4
#11