Bolsa, mercados y cotizaciones

Indra, Endesa y Acciona Energía lideran el nuevo Ranking ESG de 'elEconomista.es'

  • La clasificación 'sostenible' del Ibex 35 se revisa de forma semestral
  • La filial de Acciona se incorpora por primera vez, directa a la tercera posición
  • Indra ha dejado atrás su crisis de gobierno corporativo

Indra, Endesa y Acciona Energía han ascendido a lo más alto del Ranking ESG de elEconomista.es -la clasificación de los valores del Ibex por su nota de sostenibilidad- en su última revisión. Estas tres compañías son las que, de media, obtienen las mejores notas en base a las calificaciones que les otorgan los proveedores de referencia utilizados: S&P Global, Sustainalytics, ISS y CDP. Visite el portal especializado elEconomista Inversión sostenible y ESG.

Endesa es una vieja conocida del Ranking: desde que éste nació, en mayo de 2021, siempre se ha colocado entre las compañías top de la clasificación. Más llamativa resulta la llegada de Indra a la primera posición, una vez superadas las controversias en su gobierno corporativo. También es novedoso el bronce que se cuelga Acciona Energía, que hasta ahora no había podido ser incluida en el Ranking al no estar disponibles las puntuaciones de todos los proveedores.

El Ranking ESG de elEconomista.es se revisa dos veces cada ejercicio, en enero y en julio, aunque puede sufrir actualizaciones en otros momentos del año, a medida que se vayan conociendo nuevas puntuaciones. Previsiblemente, en los próximos meses incorporará a firmas como Enagás (una de las favoritas del Ranking, que no ha podido ser incluida al estar pendiente la publicación de su nota de CDP correspondiente a 2022), así como Meliá o Solaria (ambas a la espera de que se haga pública su calificación de S&P). 

El Ranking incorpora en este momento a 25 valores del Ibex; para los 10 restantes, como decimos, alguna o varias de las agencias no ofrecen datos. Tras Indra, Endesa y Acciona Energía, el top 10 lo completan, en este orden, Cellnex, Redeia, Iberdrola, Amadeus, CaixaBank, Telefónica y Santander. Todas reciben calificaciones que superan los 83 enteros sobre 100.

Cómo se construye

El Ranking ESG de elEconomista.es se construye en base a un algoritmo propio que combina las notas que otorgan a las empresas del Ibex 35 S&P Global, Sustainalytics, ISS y CDP, convirtiéndola en una nota de 0 a 100 (siendo 100 la puntuación más alta posible). 

Las calificaciones de las dos primeras agencias -S&P y de Sustainalytics- son las que más pesan en el cálculo de la nota final: a cada una de ellas se le asigna un 40%. Estos dos proveedores puntúan las cuestiones ESG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo, por su acrónimo anglosajón) en su conjunto. 

La puntuación de S&P es muy popular, ya que la agencia S&P la tiene en cuenta de cara a la inclusión o no de las compañías en la familia de índices sostenibles de S&P Dow Jones (el más relevante de ellos es el Dow Jones Sustainability World Index). 

Por su parte, Sustainalytics (agencia incorporada en Morningstar) se centra en evaluar el nivel de riesgos de sostenibilidad que las compañías no están gestionando adecuadamente.

Los otros dos proveedores de datos son ISS (Institutional Shareholder Services) y CDP (Carbon Disclosure Project). Ambos evalúan aspectos concretos de sostenibilidad; en el caso de ISS, mide las prácticas de gobernanza, y en el de CDP (Carbon Disclosure Project), las climáticas. Evalúa en qué medida las empresas están comprometidas con la lucha contra el cambio climático a través de acciones como, por ejemplo, la fijación de objetivos concretos de reducción de emisiones, o la elaboración un plan de transición.

Cada una de ellas pondera un 10% en la nota final. De la combinación de estas cuatro puntuaciones nace esa puntuación de 0 al 100 que es la que decide quiénes son las mejores y quiénes las peores del Ranking.

El caso de Indra

El pasado 23 de diciembre, Indra daba por cerrada su crisis de gobernanza tras conocerse el dictamen favorable de la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV). Tras llevar a cabo una investigación, el organismo supervisor eximía a la tecnológica de cualquier indicio de concertación entre sus accionistas principales. Según informó el regulador, el propio presidente de la CNMV instruyó a los servicios técnicos de su organismo para que estudiaran en profundidad los acontecimientos sucedidos en la junta de accionistas del pasado 23 de junio, incluidos 4.000 páginas de diversos documentos societarios.

La junta de junio se saldó con el cese de cuatro consejeros independientes, fuera del orden del día, del accionista Amber Capital. Igualmente, la junta rechazó la reelección de una consejera independiente y aprobó el nombramiento de un dominical a propuesta de otro accionista, Sapa Placencia. En esas decisiones, tres accionistas significativos de Indra (Sepi, Sapa y Amber), coincidieron en el voto, lo que permitió sumar la mayoría necesaria para aprobar dichas propuestas.

En plena explosión de esta controvertida junta, la revisión de julio de 2022 del Ranking ESG optó por dejar temporalmente fuera a Indra, para dar tiempo a los proveedores a recoger en sus notas esta polémica de gobierno corporativo, si lo consideraban necesario. 

Si bien la cotización de Indra sí recogió, y mucho, esta controversia, no lo hicieron así las agencias de rating ESG. En bolsa, la acción de la tecnológica se hundió casi un 15% en una sola sesión, la posterior a la junta (24 de junio), y desde ese punto tardó 6 meses en recuperar los niveles previos a ese desplome (lo logró a finales del pasado diciembre). Le puede interesar: Indra gana adeptos como activo ESG a pesar de su polémica junta del mes pasado.

Por el contrario, la penalización en sus calificaciones ESG, que en junio de 2022 eran muy positivas, fue casi imperceptible. El proveedor de rating de gobernanza ISS sí le rebajó, meses después, su puntuación de 1 a 2. ISS emite calificaciones del 1 al 10, siendo 1 la máxima nota y 10 la peor. 

Sin embargo, la nota que S&P publicó para Indra en noviembre de 2022 fue de 89 puntos, por encima de los 85 de un año atrás. Esa nota de 89 sobre 100 es la más alta obtenida por las empresas del Ibex (Indra empató a 89 con Iberdrola, Endesa y Acciona Energía). 

Sustainalytics, por su parte, mantuvo su puntuación para Indra sin cambio alguno, en riesgo bajo de sostenibilidad, mientras que CDP mejoró su calificación climática de A- a A (la máxima nota posible). 

Endesa mejora sus notas

Endesa ya ocupó la primera posición del Ranking en revisiones anteriores. La eléctrica que preside José Bogas ha mejorado, al igual que Indra, su puntuación media. La clave de esta mejora es que S&P le ha subido la nota de 86 a 89 puntos sobre 100, mientras que ISS le ha mejorado su calificación de 2 a 1 (1  es la máxima nota posible). Por su parte, la nota de riesgos de Sustainalytics no se ha movido respecto a la de la revisión de julio (riesgo bajo), ni tampoco lo ha hecho la calificación climática (una A-, la segunda mejor entre las que otorga CDP, que puntúa desde la A hasta la F, siendo F la peor calificación posible. 

En los últimos años, Endesa ha llevado a cabo un decidido giro del negro al verde. Ya en 2021, las energías limpias representaron ya en el grupo el 50% de la generación para la compañía. Con un ámbito de actuación puramente doméstico, "las inversiones para el crecimiento de Endesa deberían mantenerse en niveles relativamente bajos", advierten los analistas de JP Morgan, que añaden que, en cualquier caso, "debería haber una cantidad relativamente estable para sustituir las centrales nucleares y de carbón por activos renovables", lo que debería permitir a la compañía generar beneficios estables a medio plazo.

La novedad: Acciona Energía

La filial de renovables de Acciona salió a bolsa el 1 de julio de 2021 y en junio de 2022 daba el salto al Ibex 35. Desde entonces, el número de proveedores que emiten calificaciones ESG sobre la compañía ha ido creciendo, lo que ha permitido incorporarla al Ranking ESG de elEconomista.es, en el que ha entrado por todo lo alto, directamente colocándose en tercera posición. Le puede interesar: Acciona Energía, cuarta mejor nota en ESG para S&P Global.

Sus notas son excelentes en el caso de S&P Global (que le da, como a Indra y a Endesa, un 89), de Sustainalytics (riesgo de sostenibilidad bajo) y CDP (la máxima nota, una A). La pata en la que cojea es la G, la gobernanza, en la que ISS le da solo un 5. Esa puntuación modesta se ve compensada por las tres restantes.

Gran subida de Iberdrola

Iberdrola escala hasta la sexta posición desde la decimosegunda que ocupaba en la anterior revisión del Ranking. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán regresa a la parte alta de la tabla después del bajón sufrido en la edición anterior debido al empeoramiento de su nota de gobernanza, que ISS bajó temporalmente hasta 6 (recordemos que, para este proveedor un 1 es la mejor nota y un 10 la peor). Esta agencia ya ha mejorado esa calificación, que ahora es de 2 sobre 10. Esto se deja notar en la nota final que consigue la compañía y en su ascenso dentro de la clasificación. S&P le da, igual que a las anteriores compañías, 89 puntos, y CDP la máxima nota, una A. Por su parte, Sustainalytics ha empeorado su puntuación de riesgo de sostenibilidad de bajo a medio. Iberdrola y Telefónica, las cotizadas que más mejoran sus notas de gobernanza.

En cualquier caso, es necesario tener en cuenta que estas subidas y bajadas dentro del Ranking son relativas, dado que los integrantes del Ranking no son siempre los mismos (ya que el Ibex 35 experimenta cambios en su composición), ni el número de miembros es fijo (depende de para cuántas empresas estén disponibles los datos de las agencias).

Avanzan Cellnex y Amadeus 

También avanzan en el top del Ranking ESG de elEconomista.es Cellnex Telecom y Amadeus que, en ambos casos, suben tres puestos. El operador de torres se coloca como cuarto valor de la clasificación y la tecnológica pasa de décima a séptima. Lea también: Amadeus logra sacar adelante las remuneraciones de sus consejeros. 

Merecen una mención Telefónica y Aena, que ascienden cuatro puestos cada una. La teleco logra colocarse en el top 10 de la clasificación gracias a la mejora de dos de los proveedores en sus calificaciones: ISS y Sustainalytics. Esta última le da un nivel de riesgo bajo. CDP le concede la nota más alta, una A, y S&P la valora con 86 puntos sobre 100. Y, sin estar entre las líderes, sí merece mención la mejora de Aena, que se coloca en la decimoquinta posición. 

CaixaBank sufre un descenso llamativo (era la primera en el Ranking de julio de 2022), lastrada principalmente por el deterioro de la puntuación de S&P, que ha caído de 86 en 2021 a 80 en 2022. Aún así, continúa siendo uno de los valores con mejores notas de sostenibilidad de todo el Ibex 35

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud