Inversión sostenible y ESG

El 61% del Ibex incluye a su responsable de ESG en su comité de dirección

  • El 94% de empresas del índice tiene una persona a cargo de las cuestiones ESG
  • No todas cuentan con un área dedicada exclusivamente a sostenibilidad
  • La introducción de estos factores en su estructura es exitosa
Bolsa de Madrid. Imagen: Bloomberg

Ola o tsunami, lo cierto es que la sostenibilidad ya ha calado en el día a día de las compañías a nivel global, y empapa particularmente a las del Viejo Continente. La presión ejercida por la Comisión Europea con su Plan de Finanzas sostenibles -cuyo objetivo es canalizar los capitales hacia inversiones que cumplan criterios ambientales, sociales y de gobernanza- ha sido fundamental en este proceso. Consulte más artículos en nuestro portal especializado elEconomista Inversión sostenible y ESG.

En España, las empresas no han tenido más remedio que modificar sus estructuras para dar cabida a las cuestiones ESG, o para ampliar su presencia, dentro de sus organigramas. Dotar a la sostenibilidad de una entidad propia implica asignarle recursos económicos, humanos y políticos, y no todas lo han hecho de la misma forma. Algunas cotizadas han optado por dedicarle un departamento específico, con cargos como el de Directora general de Sostenibilidad (lo es María Malaxechevarría en Endesa) o de Responsable global de Sostenibilidad (como Javier Rodríguez en BBVA), por poner un par de ejemplos.

En el caso de Meliá Hotels International, y debido a la "gran importancia" que, según explican fuentes del grupo, tiene esta función, la persona responsable, Lourdes Ripoll, tiene rango de vicepresident.  

También sucede que, en muchos casos, la dirección de ESG está incorporada en áreas como la Financiera, la de Recursos Humanos, la de Relaciones con Inversores e incluso la de Comunicación. 

elEconomista se ha puesto en contacto con las 35 cotizadas del Ibex, y les ha preguntado si cuentan con un director de ESG en la compañía, cómo se denomina exactamente su cargo, y si esa persona forma parte del comité de dirección. 33 empresas han respondido y, a grandes trazos, las conclusiones son las siguientes: el 94% de compañías del índice de referencia cuenta con una figura al cargo de las cuestiones de sostenibilidad. En unas ocasiones forma parte del comité de dirección, y en otras reporta a un superior que está en el mismo. En el 61% de los casos, el responsable directo del área de sostenibilidad es miembro de dicho comité. En otros casos (Ferrovial, Amadeus), no forma parte de él, pero reporta al consejero delegado.

Solo dos compañías del Ibex 35 -Pharma Mar y Rovi- afirman no contar con un cargo específico para estas cuestiones, que en el caso de Pharma Mar abordan en grupos de trabajos transversales. En otras compañías, el responsable de estas cuestiones no tiene, en sí, los términos Sostenibilidad, RSC o ESG incluidos en su cargo. 

La clave no es el título en sí, sino la influencia de estos líderes; aunque lo ideal es crear un departamento específico al más alto nivel

¿Cuál es la fórmula idónea para introducir la sostenibilidad en las organizaciones? Jaime Silos, director del Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad de Forética, explica que "la clave no es tanto el título, sino la capacidad de influencia de los líderes en sostenibilidad", ya que este tipo de decisiones "tienen que ser coherentes con la idiosincrasia y el organigrama de la compañía". Aunque también reconoce que, "probablemente, el enfoque más adecuado sea la creación de una figura de dirección de sostenibilidad o ESG, que lidere y coordine los esfuerzos al más alto nivel de dirección".  

Según las respuestas facilitadas por las compañías, entre estos responsables de ESG, forman parte del comité de dirección los de Acciona, Acerinox, Aena, Sabadell, BBVA, CaixaBank, Cellnex Telecom, CIE Automotive, Enagás, Endesa, Fluidra, Grifols, IAG, Colonial, Naturgy, Red Eléctrica, Repsol y Telefónica. 

En el área financiera

En ocasiones, el director financiero lo es también de sostenibilidad; ocurre en Acciona, donde José Ángel Tejero es Chief Financial & Sustainability Officer. En otros casos, el área de ESG se encuadra en el departamento de Comunicación, como en Bankinter o en ArcelorMittal. Y con bastante frecuencia pertenece al departamento de Recursos Humanos, o de Personas: lo vemos en Enagás, Fluidra o IAG. 

Es normal que, en una firma intensiva en capital humano, la dirección de sostenibilidad se construya sobre la de RRHH

Un factor a tener en cuenta es que la E, la S o la G no pesan igual en todos los sectores. "Es normal que en una empresa industrial de alto impacto la dirección de sostenibilidad se construya sobre un departamento de operaciones con un mayor foco ambiental; mientras que, en una firma intensiva en capital humano, puede que el área de mayor impacto sea el de recursos humanos", apunta Jaime Silos. 

Por ejemplo, en el caso de Repsol, el grupo cuenta con Luis Cabra como director general de Transición Energética, Sostenibilidad y Tecnología, pero el director de Relaciones con Inversores del grupo es el responsable directo de la comunicación con los inversores ESG (que suponen un 40% del accionariado institucional de la compañía), mientras que en el Comité Ejecutivo, esa figura la ejerce el CFO. Y los road shows para inversores ESG los lidera el consejero delegado, Josu Jon Imaz.

De la RSC al ESG

En lo que respecta al camino recorrido por las compañías para adentrarse en el universo sostenible, lo primero fue, hace ya muchos años, la RSC (Responsabilidad Social Corporativa); después vino la ISR (Inversión socialmente Responsable) y, más recientemente, los aspectos ESG (ambientales, sociales o de buen gobierno, por su acrónimo anglosajón). Esta última denominación (o la de ASG, en sus siglas españolas) está teniendo un tremendo tirón en los últimos tiempos, en los que ha desplazado a las anteriores. 

Sin embargo, son varias las compañías del Ibex que se resisten a este cambio y que continúan denominando RSC a este departamento. Es el caso de Iberdrola (buque insignia nacional en finanzas verdes), en la que esta área, que dirige Roberto Fernández-Albendea, es la de RSC y Reputación Corporativa. Algo parecido ocurre en Almirall, donde César Hernández ostenta el cargo de Head of Corporate Social Responsability. 

En el caso de Naturgy, el término Reputación aparece, al igual que en Iberdrola, ligado a la sostenibilidad: Jordi García Tabernero es el director general de Sostenibilidad, Reputación y Relaciones Institucionales. 

El área de sostenibilidad también está, como es lógico, muy vinculada a la de Relaciones con Inversores. En Grifols, Nuria Pascual ostenta el cargo de VP, Corp Treasury, Investors Relations & Sustainability. 

Por su parte, Pharma Mar, aunque no cuenta con un jefe de ESG, creó en 2021 un grupo de trabajo para abordar estas cuestiones, coordinado por la Dirección financiera, y constituido por el director de Recursos Humanos, el de Calidad, y las directoras de Proyectos, Compliance y Comunicación. 

¿Están las empresas españolas incorporando correctamente el ESG en su estructura? Según Jaime Silos, un estudio reciente de Forética refleja que las empresas del Ibex se encuentran un 32% por encima de la media mundial en desempeño en sostenibilidad, según las agencias de rating. "Y uno de los elementos principales tiene que ver con la gobernanza de la sostenibilidad, en la que la mayoría de las compañías -8 de cada 10- han asignado competencias específicas en el seno del consejo de administración, a través de comisiones especializadas en sostenibilidad, o estableciendo atribuciones a otras comisiones existentes", explica. Cada vez más consejos y comités de dirección fijan objetivos ESG en sus planes de incentivos, lo que implica que la sostenibilidad se encuentra al máximo nivel jerárquico, añade. 

13 mujeres al frente

De entre los responsables en sostenibilidad de las empresas del Ibex, un 42% son mujeres (ver gráfico). El dato -13 féminas de las que depende el área ESG, de un total de 31 jefes de este departamento- supera, con mucho, la que alcanzan en la dirección financiera: solo nueve las empresas del índice (un 26%) las que cuentan con un mujer al frente de ese departamento, tradicionalmente más dominado por manos masculinas. Entre ellas, y además de las ya mencionadas, están Ana Ribalta, directora de sostenibilidad de Sabadell, que es también directora general adjunta; Lara de Mesa, directora del área de Banca Responsable de Santander, en la que se enmarcan estas cuestiones, o Fátima Rojas, directora de Sostenibilidad y Estudios de REE.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin