Bolsa, mercados y cotizaciones

La inflación está llevando a un "cambio estructural" y estos son los mercados que se beneficiarán

  • Neuhauser (Livermore Partners) apuesta por Europa y las materias primas
Imagen: Dreamstime

Tras años y años prácticamente desaparecida, la inflación está irrumpiendo de nuevo y el mundo económico no quiere ni puede hablar de otra cosa. El debate es tosco entre los que la ven como algo transitorio tras el shock pandémico y los que opinan que ha vuelto para quedarse. Más cerca de este último club está el director de inversiones de Livermore Partners, David Neuhauser, que ve un "cambio estructural" y explica en qué mercados se podrá sacar tajada de esta nueva situación.

Para no perder tiempo, Neuhauser resume en dos conceptos dónde tiene que ir la brújula inversora: acciones europeas y materias primas. Mientras que las primeras van a superar a las estadounidenses a medida que la inflación se mantenga, vaticina, las segundas están a las puertas de un "superciclo" que va a durar décadas.

Aunque el elevado dato de inflación en EEUU (un 5% interanual) conocido este jueves representa el mayor incremento desde 2008 (el de la inflación subyacente, del 3,8% supone un máximo de 28 años, yéndose a 1992), los mercados parecen haberse dejado convencer por la Fed de que se trata de un fenómeno transitorio generado por los lógicos desajustes de oferta y demanda tras la pandemia. Neuhauser, sin embargo, está empeñado en que detrás hay un "cambio estructural" de mayor profundidad.

Según ha observado el economista de Livermore Partners, los salarios no están aumentando tanto como cabría esperar con unos niveles de crecimiento del PIB superiores al 6%. Los ingresos medios por hora en EEUU, que tienen en cuenta la inflación, bajaron un 2,8% en mayo con respecto al año anterior, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

"A medida que los precios de los automóviles, de las casas y de los alimentos y la energía suben y parece que las economías están empezando a crecer, ves que el verdadero problema es que los salarios no crecen tan rápido", expone Neuhauser en una entrevista en CNBC. "Por lo tanto, en última instancia, eso va a empezar a pellizcar al consumidor y, como saben, el consumidor es más del 70% de la economía".

Poniendo como ejemplo los casos de McDonald's y Chipotle, que están ofrecido bonificaciones y centrándose en el crecimiento de los salarios para atraer trabajadores, Neuhauser ve claro que esta tendencia, "en última instancia, va a aumentar el precio de sus bienes y servicios, lo que, por supuesto, aumentará los precios para los consumidores".

Esta mayor inflación, sugiere, podría multiplicar los problemas si se combina con la posible reducción del programa de compra de bonos de la Fed. Se llegaría a una situación en la que se "revaluarían" unos mercados "extremadamente espumosos". Y es en ese punto, haciendo "números", donde se hace palmario que hay que buscar otros mercados. El fondo de Neuhauser se centra ahora en gran medida en las materias primas, los bancos y la industria precisamente bajo la premisa del tan comentado nuevo "superciclo" de las materias primas.

Apostando por la minería

"Hemos visto que se construyen menos minas, que el petróleo y el gas ven cómo se retira el capex (gasto de capital) porque los bancos ya no prestan y que las iniciativas ESG pasan a primer plano en las reuniones de los consejos de administración", describe. "Creo que ha habido un cambio estructural en el que no se ha visto al capital, que ha sido famélico en el complejo, y en última instancia hay un dólar que parece desmoronarse potencialmente", añade.

Este cambio significa que las materias primas son el lugar donde hay que estar para los inversores en los próximos de tres a cinco años, argumenta un Neuhauser que señala que en su firma están apostando "por algunas de empresas de menor capitalización con flujo de caja libre o con flujo de caja que existen ahí fuera".

"Gran parte de ellas están en Europa y gran parte son internacionales, por lo que creo que Europa va a superar a EEUU a medida que avancemos, y ahí es donde está la mayor parte del capital de Livermore, en muchos de estos valores europeos vinculados a la minería", concluye Neuhauser.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin