Bolsa, mercados y cotizaciones

Los dividendos en la bolsa española caen en 2020 a mínimos de 16 años

  • Casi un tercio de los pagos se realizaron en acciones este año
Interior de la Bolsa de Madrid.

La crisis del Covid ha arrasado con un valor histórico de la bolsa española como es la retribución a los accionistas. A cierre del mes de noviembre, los dividendos abonados por las cotizadas nacionales alcanzaron los 14.406 millones de euros, lo que representa la mitad del importe de 2019, y es el mínimo distribuido en el mercado español desde el año 2004 (cuando llegó a 14.175 millones de euros, según datos recopilados por BME), sin tener en cuenta los pagos pendientes del mes de diciembre. Entre las retribuciones más atractivas, abonarán sus dividendos firmas como Enagás, el día 23, y Telefónica, el 30 que mantiene el formato de scrip dividend (o retribución en acciones). Consulte aquí El calendario de los próximos dividendos de la bolsa española

Del total de dividendos abonados –incluido BME Growth-, 4.039 millones de euros se realizaron dentro de programas de dividendo flexible, lo que representa un 28% del total.

El recorte o, incluso, suspensión de las retribuciones por parte de las compañías del Ibex 35 a lo largo de 2020 como consecuencia de la pandemia ha provocado que la rentabilidad por dividendo del selectivo caiga al 3% -por debajo de la cota histórica del 4%- por primera vez desde el año 2006.

"Buena parte de la responsabilidad de estos descensos se centra en la recomendación que el 27 de marzo hizo el Banco Central Europeo (BCE) a los bancos europeos de no repartir dividendos en la primera mitad del ejercicio para reforzar sus ratios de capital como medida de prudencia ante la crisis económica que ya se adivinaba. De esta forma, la banca, que en 2019 fue responsable de alrededor del 27% del total de los dividendos satisfechos por las empresas cotizadas españolas hasta septiembre, en 2020 ha repartido la mitad que en 2019 y su peso en el conjunto se ha reducido hasta el 19%", reconoce el informe anual publicado este martes por Bolsas y Mercados Españoles (BME). Este lunes el BCE amplió las limitaciones al reparto de dividendos por parte de los bancos europeos, con un límite del 15% del payout del beneficio acumulado entre 2019 y 2020 o el 0,2% de consumo de capital CET1.

Los bancos ceden el liderazgo a los valores energéticos -con Repsol a la cabeza y la distribución de cerca de 1 euro por acción, en formato scrip, pero con amortización parcial de las acciones-. Según datos de BME, el peso sectorial en el reparto de dividendos de las firmas vinculadas a petróleo y energía (Enagás, Endesa, Naturgy o Iberdrola) ha pasado del 15,9% en 2019 hasta suponer casi la mitad del total de todos los pagos del mercado nacional este año, con el 47,6%. Le sigue la banca y en tercera posición tecnología y telecomunicaciones, con el 10,8%, que suben desde el 8,7% que representaban en 2019. 

El consejero delegado, Javier Hernani, aseguró que "el sector bancario está en un momento de reflexión" y quiso resaltar la posibilidad de que las entidades pueden utilizar "el scrip dividend como forma de mantener la retribución". En lo que respecta las fusiones bancarias, Hernani destacó que "desde el punto de vista del mercado" estas uniones siempre "han supuesto un aumento de la liquidez de la compañía combinada" en España.

Fortaleza del mercado

Su consejero delegado, Javier Hernani, ha querido resaltar "la fortaleza del mercado español, donde todos los inversores han encontrado en nuestras plataformas los puntos de liquidez y de formación de precios necesarios para estas situaciones. Es otra prueba más de la importancia del mercado y de su buen funcionamiento".

En este sentido, el número de operaciones ha crecido en un 51% en el año, hasta los 51,2 millones, a pesar de que, a cierre de noviembre, los volúmenes de negociación todavía se situaban un 8,3% por debajo del mismo periodo de 2019. "Ha habido días de volatilidad muy fuertes, algunos de ellos históricos en cuanto a número de operaciones", afirmó Hernani.

BME, el gestor de la bolsa española, ha salido beneficiado de esta elevada volatilidad. Según su consejero delegado, "cuando se producen eventos de volatilidad muy fuertes, las bolsas que forman precios son las que ganan porque todo el mundo se dirige hacia donde está la plataforma más potente. Siempre ha sucedido. Pasó en la anterior crisis. Ante un evento de volatilidad importante la liquidez se dirige de manera muy potente hacia quien forma precio", sostiene, y esto ha llevado a BME a mantenerse en una cuota de mercado por encima del 70% frente a otros competidores o plataformas de trading alternativas.

Salidas a bolsa

Ante la escasez de salidas a bolsa que afecta a España desde el año 2018, Jos Dijsselhof, presidente de BME, considera que "hay muchas compañías que están esperando para llegar al mercado en la mejor situación, o mejor ventana para poder hacerlo. Vendrán cuando la situación económica y social sea más estable. Estoy confiado de que veremos más".

A finales de octubre Soltec, especializada en energía solar, protagonizó la única salida al mercado continuo en los últimos dos años. La anterior fue otra firma renovable, Solarpack, en diciembre de 2018.

En lo que respecta a las ampliaciones de capital que se han producido en 2020, ésas aumentaron un 8%, hasta los 13.142 millones de euros de noviembre. "Las ampliaciones de capital en situaciones como esta señalan lo importante que es que las infraestructuras funcionen bien", afirmó Hernani.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin