Bolsa, mercados y cotizaciones

Wall Street sube hasta un 0,8% en una sesión que deja al Dow Jones a punto de ponerse en positivo en el año

  • EL Dow Jones reduce al 0,4% las pérdidas en el año
  • El S&P 500 está a un 3,9% de sus máximos históricos
  • La FDA se pone más estricta con las vacunas contra la Covid-19
Nueva York / Madrid

Aún no se puede hablar de fortaleza técnica en la bolsa estadounidense, pero los índices llevan dos días anotando subidas que les acercan más a máximos. El Dow Jones sube este jueves un 0,43%, hasta alcanzar los 28.425,51 puntos, y tan solo pierde un 0,4% en lo que va de año. Está a punto de ponerse en positivo. Por otra parte, el S&P 500 repunta un 0,8%, hasta los 3.446,83 enteros, y está a un 3,9% de su máximo histórico. Por último, el Nasdaq 100 registra un ascenso del 0,42%, hasta las 11.550,94 unidades.

¿Iba Donald Trump en serio cuando aseguró en su cuenta de Twitter que suspendía las negociaciones del plan de estímulos económicos hasta después de las elecciones? ¿O era una estrategia de las que domina el presidente estadounidense para apretar las tuercas a los demócratas y que se avengan a aprobar sus propuestas?

Donald Trump ha propuesto al Congreso que apruebe ayudas por 25.000 millones de dólares al sector de las aerolíneas; y también está sobre la mesa asignar nuevos cheques por 1.200 dólares a los ciudadanos y las ciudadanas del país. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y la demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ya están negociando estas medidas.

Parece que los inversores aún albergan esperanzas de que se apruebe un programa económico para la reconstrucción postpandemia. Pero lo último que se conoce es que Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, ha especificado que no habrá una ley independiente de ayuda a las aerolíneas o cualquier otro sector de la economía sin un acuerdo sobre un paquete más amplio. 

Las insinuaciones de Trump suponen una cuantía mucho menor que el quinto paquete de estímulos que se estaba negociando hasta el martes (de unos 2,2 billones de dólares), y no cumplen con las peticiones de la Reserva Federal (Fed), el banco central de EEUU. Pero parecen suficiente para el mercado, por el momento.

La recuperación del empleo se desacelera

Como cada jueves, la apertura de la Bolsa de Nueva York ha estado precedida por el dato de paro semanal en los Estados Unidos. Las peticiones del subsidio por desempleo en el país cayeron a 840.000, menos de lo esperado por el mercado. Encadenan seis semanas bajo el millón, pero sin descender de las 800.000, algo que "demuestra una desaceleración en la tendencia de la recuperación del mercado laboral estadounidense", según Adam Vettese, analista del broker eToro.

Los analistas de Link Securities apuntan que "los inversores están cada vez más convencidos de que el candidato demócrata, [Joe] Biden, ganará las elecciones con mucho margen". También creen que el mercado cada vez da más por sentado que los demócratas pasarán a tener el control de las dos cámaras parlamentarias de EEUU. "Podría conllevar la aprobación tan pronto como en enero de un gran paquete de ayudas fiscales que, incluso, podría incluir nuevos proyectos para el desarrollo de infraestructuras", anticipan estos expertos.

Durante la sesión del jueves, el oro repunta alrededor de un 0,4%, hasta situarse en la cota de los 1.890 dólares por onza; mientras el euro apenas se mueve y se queda en la zona de 1,175 dólares.

La estrategia de inversión

"El rebote de las últimas sesiones se mantiene vivo y esto continuará así mientras el Nasdaq 100 no pierda los 11.150 puntos", destaca Joan Cabrero, asesor de estrategia de Ecotrader, el portal de inversión de elEconomista. 

En cualquier caso, "no podremos hablar de fortaleza mientras el Nasdaq 100 no consiga batir resistencias que aparecen en los 11.765-11.845 puntos", prosigue el analista técnico.

"Si estamos en lo cierto, cuando termine el actual rebote asistiremos a otra pata de caída que podría buscar la zona de los 10.300 puntos, desde donde se podría reanudar la tendencia alcista principal del índice tecnológico", recalca Cabrero. El alcance de ese nivel, del que al Nasdaq 100 aún le separa un 10,7%, "sería una oportunidad inmejorable para comprar renta variable norteamericana". También si el S&P 500 cae a los 3.055 puntos. 

Los valores destacados de la sesión

Las subidas más reseñables en el S&P 500 este jueves son las de DXC Technology (8,7%), Occidental Petroleum (8,3%) y Halliburton (7,2%), que repuntan al calor de los ascensos vistos en los índices y el petróleo.

Pero donde hay una historia hoy es en IBM. Sus títulos suben un 6%, hasta los 131,5 dólares y una capitalización bursátil de 117.155 millones de dólares. La empresa norteamericana segrega "un negocio de crecimiento más lento que gestiona sistemas informáticos corporativos", según la explicación de Bloomberg, "para poder centrarse en el auge de la demanda de servicios en la nube y dar un paso más en la competencia con Amazon y Microsoft", añaden desde la agencia de información financiera.

Y de un spin off a otro, porque Corteva, que el año pasado surgió de la separación de DowDuPont, estaría "infravalorada" por el mercado, según Jeff Smith, consejero delegado de Starboard, una firma de asesores de inversión estadounidense. A pesar de algunos progresos, explica el experto, "Corteva no ha logrado acercar los márgenes y los beneficios en línea con sus comparables". Y ha concluído así: "A pesar de nuesta previsión positiva a largo plazo, la empresa todavía no está a la altura de su potencial".

El petróleo repunta por encima del 3%

El precio de los futuros del petróleo Brent sube alrededor de un 3,4% hacia el final de la sesión, en comparación con el miércoles, y alcanzan los 43,4 dólares por barril. Un nivel que no se veía desde mediados de septiembre. Aun así, todavía tendría que subir casi un 6% para tocar los 45,86 dólares, su precio más alto desde marzo y que registró a finales de agosto.

En la misma línea se comportan los futuros del West Texas. La subida es del 3,25% hacia el final de la jornada, que eleva el precio del crudo estadounidense a los 41,25 dólares por barril. Su mejor nivel desde marzo son los 43,39 dólares.

La subida está relacionada con la llegada del huracán Delta este viernes, que ha obligado a detener el 80% de la producción de combustibles en el Golfo de México de los Estados Unidos, según informan desde Bloomberg. Esto equivale a producir 1,5 millones de barriles de crudo diarios menos.

Asimismo, parece que "la OPEP espera emerger de la pandemia con una mayor cuota de las ventas de petróleo mundiales, después de que la caída del precio en 2020 golpease a sus rivales en EEUU y otros lugares", añaden desde Bloomberg. La organización ha mejorado las previsiones sobre la cantidad de petróleo que necesitará suministrar durante los próximos cuatro años, cambiando la predicción del año pasado de que perdería cuota de mercado hasta mediados de la década.

La vacuna del coronavirus sigue moviendo al mercado

Las acciones de la biotecnológica estadounidense Regeneron subían el jueves en torno a un 1,7% después de que un día antes la compañía solicitase a la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) una "autorización de uso de emergencia" para REGN-COV2, su tratamiento con anticuerpos del Covid-19.

Su terapia, que combina dos anticuerpos monoclonales diseñados para bloquear la efectividad del virus, fue administrada al presidente de EEUU, Donald Trump, el pasado viernes tras confirmarse su positivo.

El mandatario recibió una sola dosis de 8 gramos y esta semana no desaprovechó la oportunidad para elogiar este tratamiento, que calificó como un fármaco "increíble" afirmando, sin pruebas, que es una "cura" para la enfermedad. Además prometió proporcionar cientos de dosis a los estadounidenses de forma gratuita.

Es por ello por lo que el republicano pidió a los reguladores que aprobasen la solicitud realizada por Regeneron así como otra similar realizada esta semana para la terapia de anticuerpos de Eli Lilly. Regeneron, cuyos títulos se han revalorizado un 60% en lo que llevamos de año, indicó en un comunicado que si la FDA aprueba su solicitud, el gobierno de EEUU se ha comprometido a poner dosis a disposición del pueblo estadounidense sin costo alguno y se haría responsable de su distribución.

A día de hoy, este tratamiento está disponible solo para unos 50.000 pacientes aunque la biotecnológica espera tener dosis disponibles para 300.000 pacientes en total en los próximos meses.

Al mismo tiempo, el martes, la Casa Blanca dio luz verde, tras semanas de retraso, a los nuevos estándares más estrictos de la FDA en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus. De esta forma, el regulador planea que un panel de expertos revise cualquier solicitud de uso de emergencia para una vacuna contra el Covid-19 y quiere, además, ver al menos dos meses de datos que demuestren la seguridad de la misma.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin