ECONOMÍA EN CUARENTENA

Antes de contagiarse por el coronavirus COVID-19, la economía mundial ya enfrentaba múltiples desafíos que amenazaban su proceso de globalización, como el proteccionismo creciente en distintos puntos del planeta manifestado en procesos como la guerra arancelaria o la salida de Reino Unido de la UE. En Washington, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emprendía nada más desembarcar en la Casa Blanca una batalla arancelaria, que solo el año pasado ingresó 74.000 millones de dólares a las arcas del Estado.

Wall Street cierra una semana para el olvido y la peor desde la crisis financiera. El coronavirus ha forzado una corrección en los principales indicadores que ha sorprendido por su rapidez. Al fin y al cabo esta ha sido el descenso más fugaz de más de un 10% desde récords de la historia para el S&P 500.

El daño del coronavirus en la economía y el mercado

La irrupción del coronavirus en China y su propagación fuera de las fronteras del país, alcanzando ya regiones tan distantes como Italia, España y Brasil, ha sido un mazazo inesperado para los mercados. Se trata de un Cisne Negro en toda regla (eventos extremadamente impredecibles, pero no totalmente, que tienen un impacto masivo en la sociedad), que está obligando a los inversores a repensar sus estrategias de inversión, y es probable que haya generado más de un quebradero de cabeza debido a la incertidumbre que existe con el posible desarrollo y contagio de la enfermedad.

Peter Tuchman, operador de Quattro Securities en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) intenta ofrecer cierta perspectiva sobre la semana que vive la renta variable estadounidense, donde los principales indicadores han entrado ya en una corrección y el jueves cayeron más de un 4%.

La economía de Estados Unidos creció un 2,1% en el cuarto trimestre de 2019, según la segunda revisión realizada por el Buró de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Comercio. Esta lectura coincide con la ya realizada en enero.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos en China (AmCham China) publicaba el jueves los resultados de su encuesta que mide el impacto del brote de COVID-19 en las empresas estadounidenses que forman parte de la organización. Con mas de 150 compañías participando en el sondeo, estos resultados brindan la primera visión de cómo se han visto afectadas y qué medidas gubernamentales les gustaría ver.