El impacto de la pandemia marcará el último año del presidente saliente, Donald Trump en la Casa Blanca. La crisis de salud y posterior debacle económica cerró el año pasado con la peor destrucción de empleo desde que se registran estos datos desde 1939 mientras que solo en diciembre se destruyeron otros 140.000 empleos y las ventas minoristas cayeron un 0,7%.

El presidente electo de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, tomará posesión de su cargo la próxima semana con el objetivo de implementar un robusto plan de estímulo fiscal por valor de 1,9 billones de dólares, cerca del 8,6% del PIB. Una hoja de ruta que aderezará el próximo mes con la segunda vía de su propuesta económica, centrada en la inversión en infraestructura.

La Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) investiga a la petrolera Exxon Mobil después de que un empleado de la compañía presentase una denuncia el otoño pasado alegando que este gigante sobrevaloró una de sus propiedades más importantes de petróleo y gas en la Cuenca Pérmica.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, reveló el jueves los detalles de su paquete por valor de 1,9 billones de dólares, alrededor de un 8% del PIB, para afianzar la recuperación económica tras el impacto que deja la pandemia. "Existe un dolor que abruma a la economía real", dijo el demócrata desde Wilmington, Delaware, recordando que "18 millones de americanos todavía dependen de los subsidios por desempleo". "Tenemos que actuar ya", añadió.

El asalto al Capitolio por una turba de manifestantes la semana pasada ha convertido al presidente saliente de Estado Unidos, Donald Trump, en una figura ponzoñosa. Su futuro en la política pende ahora de un segundo e histórico juicio político por insurrección mientras su imperio empresarial, la Trump Organization, se ha convertido en pura kriptonita para las compañías y contratos públicos que han lidiado durante décadas con el republicano y su familia.

El presidente electo, el demócrata Joe Biden, desvelará el jueves su ambicioso plan de estímulo para rescatar la recuperación económica de Estados Unidos de su fatiga. La propuesta, que según el New York Times alcanzará los 1,9 billones de dólares, también dejará notar las influencias de su equipo económico.

Recién recuperado de una infección por Covid-19, Luis Berruga, consejero delegado de Global X, parte de Mirae Asset Financial Group, atiende a este periódico desde sus oficinas en Manhattan. Esta gestora líder a nivel mundial en inversiones de fondos cotizados (ETFs) temáticos, con un total de 24 estrategias orientadas a posibles tendencias disruptivas en las próximas décadas, tiene un marcado acento patrio.