Bolsa, mercados y cotizaciones

Daniel Lacalle: "Los bancos centrales han pasado de proveer liquidez a perpetuar burbujas"

José Miguel Maté y Daniel Lacalle, CEO y economista jefe de Tressis.
Madrid.

El consejero delegado y el economista de Tressis son críticos con el BCE y lamentan que no se afronten reformas estructurales en la eurozona, a la que en estas circunstancias ven incapaz de seguir el ritmo de Estados Unidos, "donde el ciclo expansivo no se ha agotado".

Europa no es una región para liberales. Así se podría condensar el lamento que subyace a lo largo y ancho del discurso de Daniel Lacalle, quien asegura que "el sistema se ha ido trasladando de uno capitalista en el que al inversor se le remunera por el riesgo en el coste del dinero, a uno socialista en el que se destruye y se expropia de los ahorradores y de los salarios para financiar países endeudados". La crítica a los bancos centrales es frontal, especialmente al BCE, al que acusa de perpetuador de burbujas y, con la complacencia de los gobiernos, culpa de haber condenado a la eurozona a un crecimiento exiguo, incapaz de seguir el ritmo de EEUU, donde José Miguel Maté, el consejero delegado de Tressis -la gestora para la que Lacalle trabaja como economista jefe-, considera que el ciclo expansivo no se ha agotado, pero vaticina más sustos y volatilidad.

¿El coronavirus eleva el riesgo de recesión?

Daniel Lacalle: Históricamente, cuando se han contenido estas pandemias, el mercado se ha recuperado y las economías también, pero el impacto no lo podemos minimizar. Si el Sars supuso 45.000 millones para la economía mundial, cuando China era el 4% del PIB global, el análisis más conservador es que tenga un impacto muy superior. Por lo tanto, respecto a lo esperado para 2020, veremos un menor crecimiento, una menor inflación, menores precios de las materias primas...

¿Está China condenada a ser protagonista de la próxima crisis?

D. L.: China tiene muchas cosas buenísimas, pero también un enorme problema de crecimiento excesivamente endeudado y de escasez de dólares. Las expectativas no pueden caer en el optimismo, tienen que ser más realistas con una economía que no va a crecer a los mismos niveles, y que tiene desequilibrios.

Si termina siendo solo un 'bache', ¿el ciclo expansivo de EEUU continuará?

D. L.: También va a depender, primero, de que el empleo se mantenga fuerte, segundo, del consumo de las familias, y, tercero, de que el déficit comercial, que se está reduciendo, continúe haciéndolo.

¿Y en Wall Street seguirán las alzas?

D. L.: La Fed probablemente mantendrá los tipos y las inyecciones de liquidez, lo que apoya a los activos de riesgo. Es lo que realmente mueve al mercado.

"Si aumentar la masa monetaria fuese la panacea, Argentina estaría creciendo a un ritmo del 7%"

José Miguel Maté: Pero es obvio que vamos a tener momentos de volatilidad.

¿Por qué la bolsa europea es incapaz de seguir el ritmo de la estadounidense?

J. M. M.: Es una mezcla de todo: de inferioridad tecnológica, de incertidumbres políticas, de composición de los índices...

D. L.: Las empresas europeas están muy cercanas a los gobiernos, invierten de manera diplomática... y hay un factor que permea todo: la forma de remunerar con recompras de acciones en EEUU, donde más de la mitad del total es para los trabajadores, lo que les compromete con el valor de la acción. Hay más alineación de objetivos entre la empresa y los accionistas minoritarios. Y, mientras, en Europa, muchas empresas hacen lo contrario: aumentan el número de títulos en circulación.

J .M. M.: Los índices norteamericanos pueden parecer más caros, pero si añades las recompras de acciones y las mayores márgenes hay potencial de subida.

Ante los probemas que afronta Europa, ¿la 'japonización' es el mal menor?

D. L.: El estancamiento no tiene nada de bueno, y menos para los pensionistas o para la clase media-baja. Cuando pensamos si la eurozona va a ser igual que Japón –alcanzar un 250% de deuda sobre el PIB sin crecimiento–, hay que pensar que si allí no pasa nada es porque hay un 3% de paro, tecnología y una inmigración bajísima. Eso no ocurre aquí. Y tampoco es un buen escenario para los mercados financieros.

En este contexto, el BCE está pidiendo estímulos a los gobiernos, ¿es la solución?

D. L.: Pues no. Vivimos en esta cadena de estímulos, pero parece que hay una epidemia de amnesia, y que no estemos en medio del plan Juncker que ha movilizado 400.000 millones de inversión. Nos olvidamos de que desde 2012 los países europeos han abandonado totalmente las reformas estructurales. Han ahorrado casi 1 billón de euros más en costes de intereses de la deuda, y se lo han gastado. El estar constantemente penalizando la inversión de alta productividad y subvencionando, ya sea vía monetaria o fiscal, el gasto corriente y la baja rentabilidad es lo que ha hecho que se haya zombificado la economía tan rápidamente. La política monetaria no está para justificar que entres en mayores desequilibrios. Se lanza para ganar tiempo para hacer las reforma estructurales.

J. M. M.: Y no se han hecho. Es una pena, porque se ha perdido una oportunidad magnífica. España podía servir de ejemplo, pero la última reforma, tímida, fue en 2015. El coste de la deuda está en mínimos históricos y ¿qué hemos hecho? Endeudarnos más y más y más. ¿Más estímulos? La pregunta es, ¿qué estímulos?

¿Y quién puede realmente implementarlos?

D. L.: Es que da igual. Se parte de la base de un diagnóstico equivocado: que no existen esos estímulos, pero es todo lo contrario. La UE y el BCE se niegan a considerar los dos problemas claves: el demográfico y el tecnológico, una batalla a la que Europa ni se ha presentado. Se niegan a aceptarlo. El tercero es el gasto público: la UE tiene, como pilar fundamental, el estado del bienestar, todo lo demás es una segunda derivada, y las políticas no van a estar orientadas hacia el crecimiento y la reducción del desempleo. No es una crítica, es una realidad. Si se quisiera incentivar el crecimiento habría que cambiar mañana la forma de remunerar y fiscalizar a los sectores tecnológicos.

"China tiene un enorme problema de crecimiento endeudado y de escasez de dólares"

J. M. M.: No es que seamos un desastre, es otra forma de hacerlo. El crecimiento va ser muy bajo.

¿Va a ser posible un desapalancamiento ordenado?

D. L.: No, porque no existe ningún tipo de incentivo. Y hay que pensar también en la expropiación lenta del ahorro que se está dando vía bajos tipos de interés. La idea de que vas a reactivar la economía diluyendo la cantidad de dinero aumentando el número de billetes no tiene ninguna lógica. El efecto sobre el consumo es imperceptible. Si aumentar la masa monetaria para financiar directamente el gasto público fuese la panacea, Argentina ahora mismo estaría creciendo al 7%. La política monetaria no puede ser la misma si tienes la moneda reserva que si no la tienes. Por eso, aunque Estados Unidos aumente la masa monetaria, no es lo mismo que lo haga Argentina, porque la Fed cuenta con la demanda de dólares. Y el BCE, con un euro que se utiliza menos de la mitad que el dólar en el mundo –lo que no deja de ser un éxito en cualquier caso– hace lo mismo que la Fed pero sin prestar atención a la demanda, que salvan los propios ciudadanos europeos. Fíjate el nivel de miedo que hay a que si tuvieran sus países soberanía monetaria se pondrían a hacer lo mismo que Argentina, pero a lo bestia, que el apoyo al euro es brutal habiendo menos crecimiento, más desempleo... No es casualidad, es porque los portugueses, los españoles, los griegos, los franceses saben que si tuviesen el escudo, la peseta, el dracma, el franco... estarían hundiéndoles la vida a devaluaciones.

¿Qué podemos esperar del BCE?

D. L.: Lo mismo. No puede parar. Los bancos centrales han pasado de ser los prestamistas de último recurso y los proveedores de liquidez en momentos de emergencia a los perpetuadores de burbujas.

J. M. M.: Lo vimos en 2018, la Fed y el BCE cambiaron de discurso y provocaron el desplome de los mercados. No se van a volver a arriesgar a que ocurra lo mismo.

"El Gobierno se presentó en Davos como de centro-derecha"

"Quien haya ido a Davos y haya escuchado al Gobierno hablar, pensará que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos es casi de centro-derecha, socialcristiano, más bien alemán", comenta Daniel Lacalle, quien considera que "luego en España te enteras de la realidad, pero el mensaje que se está vendiendo hacia fuera es el contrario: compromiso total con la reducción de deuda, con la senda del déficit, con que no se derogará la reforma laboral y con que es verdad que se van a subir algunos impuestos pero no van a tener ningún impacto sobre el consumo ni sobre la inversión...". Según continúa el economista jefe de Tressis, "al inversor extranjero le llega una centésima parte de lo que nosotros en los medios de comunicación debatimos", y achaca el estrechamiento de la prima de riesgo –el diferencial entre el interés que se exige al bono español respecto al alemán– a la política monetaria del BCE. "Si tus necesidades de refinanciación anuales son 25/30.000 millones y todos los meses el banco central compra 20.000 millones de toda la eurozona, que significa el 10% más o menos de eso, pues estás literalmente absorbiendo todo la oferta de bonos", indica, y concluye: "El error de caer en efectos monetarios como prueba de la confianza de los mercados en nuestra política ya lo hemos vivido: en 2007 con la champions league de la economía en la que había entrado España, pero hay que valorarlo todo". "Por eso hay que tener mucho ojo con ese tipo de mensajes, ya que en el momento en el que cambie el discurso veremos si realmente el inversor sigue comprando deuda española", añade José Miguel Maté, quien insiste en que "la prima de riesgo no es una medida, es otra vez un espejismo que se vende como un éxito no se sabe muy bien de qué".

"Nadie quería ni quiere un 'Brexit' duro"

"Todos los que han apostado por una salida de Reino Unido de la UE no negociada, dura y negativa se han equivocado", observa Daniel Lacalle, quien cree que "lo que descontaba el mercado en la libra sobre un Brexit desordenado no va a ocurrir" y advierte que "nos decían que la UE no iba a cambiar de opinión, pero, ¡por favor!, a veces hay amnesia: fue flexible con España, con Grecia, con Chipre, ¿no lo va a ser con Reino Unido?". "Lo que sí hay que tener en cuenta es lo mismo que con las elecciones en Estados Unidos: va a haber momentos en los que se va a sufrir y sectores concretos que van a salir perjudicados", se extiende José Miguel Maté. "Lo importante aquí es mirar a largo plazo y sabemos que se llegará a los acuerdos buenos para unos o mejores para toros, pero entre medias vamos a tener ruido en mercado; seguro", continúa el CEO de Tressis. Para el economista jefe de la gestora, efectivamente, "el inversor debería estar teniendo en cuenta ese riesgo de sustos, que los puede haber, pero tiene que estar orientado hacia que la UE y el Reino Unido llegarán a acuerdos mutualmente positivos". Las razones están clarísimas para Daniel Lacalle: "El que invierta pensando que Europa se va a pegar un tiro en el pie se equivoca y tiene toda la historia y la estadística en su contra. Y el que invierta pensando que el Reino Unido va a claudicar en todo también tiene la historia y la estadística en su contra. Porque la UE tiene un enorme superávit comercial con el Reino Unido y, por tanto, le interesa seguir vendiendo en el país. Y porque el Reino Unido lo tiene de servicios y, por lo tanto, le interesa seguir manteniéndolo a largo plazo". "De ahí la importancia que tiene estructurar bien una cartera y no dejarse llevar por el ruido", incide José Miguel Maté.

"No tenemos un problema de baja inflación"

"Las instituciones no paran de repetir que no hay inflación y al ciudadano, sin embargo, le salen las cosas más caras, por eso no es una sorpresa que haya manifestaciones en Francia o en Alemania por el coste de la vida", apunta Daniel Lacalle, quien considera que la consecuencia de esta dinámica es que las decisiones de consumo se ralentizan, "porque no concuerda lo que dicen con lo que se vive". "¿Está sobre la mesa cambiar la forma en la que se mide la inflación, incluyendo en la cesta de precios el mercado inmobiliario o los activos financieros?", se pregunta. Y él mismo se responde: "Algunos economistas lo planteamos, pero estamos fuera de los círculos de los bancos centrales". En su opinión, la gravedad de este problema reside en que "institucionalmente se rechaza la idea de que no tenemos un problema de inflación, mientras se sigue inyectando liquidez". Por eso, el economista jefe de Tressis no comparte la decisión del BCE de reducir el objetivo a la baja. "Lo que han hecho es decir que la meta de inflación del 2% no vale, y la han puesto al 1,7%, para así justificar tener tipos de interés negativos durante mucho más tiempo y mantener las políticas monetarias expansivas", continúa, y explica que el riesgo es que "los activos no replicables siguen subiendo muy por encima de los salarios y del IPC oficial y las decisiones de consumo son menores". La última conclusión para Daniel Lacalle "es que, en realidad, se está incentivando la falta de consumo y de reactivación de la velocidad del dinero, que el propio banco central está criticando, porque se parte de un error de diagnóstico: que todos ahorramos demasiado, sin embargo, los ciudadanos lo que manifiestan es que están ahogados, que tienen dificultades, pero, desafortunadamente, ese no es el debate".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum13

Aoy
A Favor
En Contra

los bancos a los particulares dan todo al contrario (comprobado en una decena, cuatro veces al año, durante 2 años). Son noticias sólo para banqueros menos de 1.000 en España, muy poca audiencia.

Puntuación 4
#1
miguel
A Favor
En Contra

Tienen toda la razón,el Banco Central Europeo hace lo contrario de lo que tendría que hacer arruinando a Europa y a los europeos.Por fin alguien dice la verdad.Las políticas de inflación y tipos de interés negativos son muy malas para todo y solo beneficia a los gobiernos irresponsables como el de España para que gasten y se endeuden sin limite.

Puntuación 38
#2
Hace tiempo que el BCE debe subir tipos
A Favor
En Contra

La vivienda en compra y alquiler sube un 100% mientras el BCE dice que la inflación es baja... Mientras tanto en las grandes ciudades la burbuja inmobiliaria es atroz !! Viviendas construidas por fondos de inversión vacías a precios de venta superior a 300.000 euros y a 1200 - 1500 euros mensuales con opción de alquiler. Viviendas vacias construidas por inversores extranjeros que nunca se habitaran. He visto solares donde se anunciaban la construcción de pisos que aun están sin construir o volviendo a ser abandonados. Anuncios de pisos en venta hace mas de un año en los portales con precios abusivos que nunca se venderan ya que TINSA una de las mayores especuladoras dice que esos son sus precios a pesar que no hay comprador no los rebajan. ¿ Que esta haciendo el BCE ? Debe subir tipos para acabar con la burbuja y hacer que la vivenda entre con un porcentaje alto en el IPC

Puntuación 15
#3
El gobierno agrava el problema
A Favor
En Contra

Con la subida del SMI dos veces seguidas por este gobierno ha provocado que los demás sueldos con categoría superior un poco por encima de 950€ hayan quedado casi a la par con los de categoría inferior. Esto va a provocar nueva subida en el alquiler de la vivienda y en otros productos pues si antes se pedían 700 euros de alquiler ahora se pedirán 900 euros.

Puntuación 10
#4
Usuario validado en elEconomista.es
ISAVILLA
A Favor
En Contra

Daniel Lacalle ya ha demostrado de sobra que como profeta es un desastre.

Puntuación -5
#5
Sanchinflas y el enano bolivariano
A Favor
En Contra

Demasiados políticos de medio pelo cobrando sueldazos para ponerse púos, e implantar medidas para lo accesorio, en vez de para lo importante!!

Lejos de gestionar, crear riqueza y solucionar problemas, se lo llevan crudo y te crean burbujas, arruinan a miles de familias y les dejan sin hogar, hacen quebrar bancos rentables,.. que no nos pase na!!

Puntuación 16
#6
Usuario validado en elEconomista.es
s7atlante7s
A Favor
En Contra

El IPC y la inflación SON UNA MENTIRA

NO reflejan los precios reales de nada. Todos sabemos que están falseados , y TODOS sabemos que lo hacen para así tener la excusa para emitir más dinero.

El problema es que no hay narices de cojer el toro con los cuernos y se han vuelto todos unos blandengues.

Subidlas tasas que haya recesión y se vuelva a crecer o eso? O estancamiento perpetuo

Puntuación 15
#7
navegante prohibido arruinar el país via impuestos
A Favor
En Contra

Con él OKUPA, Y él pequeño FUMANCHÚ, pilotando este tren seguro que Eapaña descarrila.

Tomen los bancos centrales las medidas que mejor les parezca, pues los gobiermos de izquierda no saben hacer otra cosa que repartir hambre y miseria, y cuando estan en la oposición siempre tienenla solución a cualquier problema pero cuando gobiernan aumentan la pobreza que es un primor.

Y esto se debe que hay gente que le gusta comprar el humo que los trileros venden cómo si fueranlos dueños de hacer milagros.

Puntuación 5
#8
Bilbo
A Favor
En Contra

Pero en qué mundo vive este individuo.

¿Burbujas, burbujas? Sólo un ejemplo de esta semana en dos enlaces:

https://finance.yahoo.com/quote/TSLA?p=TSLA&.tsrc=fin-srch

https://www.latimes.com/business/autos/la-fi-hy-tesla-sales-plung-20190201-story.html

Tesla ya no vende coches, sólo es un "dar que hablar" para que la gente apueste su dinero en las quinielas del Nasdaq.

Y Tesla es un ejemplo de cómo funciona el capitalismo que tanto añora. No hay nada bajo el capó del marketing y la charlatanería.

"...uno capitalista en el que al inversor se le remunera por el riesgo en el coste del dinero..."

Pues ese ha sido de siempre el problema del capitalismo y por el cual los países capitalistas están en una grave crisis de desigualdad y sobre-endeudamiento. Pensar que debían ser los inversores quienes hiciesen crecer la economía a base de tomar riesgos. ¿Qué inversores y qué riesgos, y de donde sacaban el dinero los inversores primero para arriesgarlo después? Concrete, porque si no es charlatanear por charlatanear.

El inversor arriesgando es el eufemismo que quiere decir "una nueva guerra cada 20-30 años" para mantener la fábrica de dólares cuando los riesgos se nos iban de las manos.

¿Se ha molestado en revisar la deuda pública de EEUU y el déficit fiscal de la era Trump?

Precisamente vivimos en un mundo controlado por China donde ha quedado claro que el capital lo deben mover los expertos de cada campo, fomentados por un estado que enfoca una economía en un sistema dirigido a 20-30 años de forma tecnocrácita.

Mientras EEUU tardaba 10 días en montar una nueva burbuja en el Nasdaq, China tardaba 10 días en montar un macro-hospital para controlar el coronavirus. Esa es la realidad del mundo en que vivimos.

Puntuación -3
#9
A Favor
En Contra

Este es un derechoso de medio pelo, toda su patria ya se cae cuando le preguntan por wall street, la mayor burbuja de la historia, nada seguirá subiendo si la FED estimula jaaaa ahí va bien chatarra humana

Puntuación 0
#10
Slipknotpm
A Favor
En Contra

Al #4, Hombre con la nueva subida del SMI lo que hacen es recaudar más, y con ello obligan a las empresas a subir todos los salarios, así recaudan más por qué los porcentajes de impuesto son los mismos...hasta un ciego lo ve. El problema está en los que están haciendo negocio con los alquileres que dirán...ahora ganas más? Pues pagame más, y vuelta a empezar...ya empiezo a pensar que deberían dejar de meter mano en la vivienda y que vuelva a estallar la burbuja, no es normal lo que subió la vivienda en los últimos 3 años de vender casas por 50000€ a venderlas por 150000€...alquileres de 300/400 a 700, oferta y demanda?, Especulación diría yo más que oferta y demanda.

Yo creo que el banco central es la mayor estafa jamás perpetrada. Cada vez empiezo a entender más lo del Brexit.

Puntuación 5
#11
A Favor
En Contra

El funesto Lacalle prosigue incolume su evangelio de la estafa ultraliberal como defensor de multimillonarios libertos.

Puntuación 1
#12
basiliscosfh
A Favor
En Contra

Es la misma historia de siempre. Esten hombre junto con otro señor que aparece en el artículo de arriba, son como los de VOX, que para aparecer en los diarios, dicen contra mayor tontería , mejor, para que la gente haga OHHHHH.

Ni caso de lo que dice, pues no es ninguna autoridad en la materia. Es como aquellas viejas películas del oeste, donde aparecía la figura del charlatán, a veces con una botella de whisky en las manos

Puntuación -9
#13