Economía

El BCE pone el foco en la vivienda para dar un 'empujón estadístico' a la inflación

  • El precio de la vivienda apenas se ve reflejado en el IPCA en la zona euro
  • Darle mayor peso podría generar unas mayores expectativas de inflación...
  • ... que a su vez incline a consumidores y empresas a gastar e invertir
Foto de Alamy

Desde que se diese por finalizada la crisis en la zona euro en 2013, la inflación solo se ha acercado al objetivo del 2% de forma sostenida en 2018, cuando los precios avanzaron un 1,8% en gran parte gracias al intenso alza del petróleo. Unos precios constantemente por debajo del objetivo del BCE ponen en riesgo la credibilidad de la institución monetaria, que este año ha emprendido una revisión de su estrategia que busca adecuar las políticas del banco central a los tiempos de hoy. Entre los cambios que se podrían anunciar este año se encuentra el objetivo de inflación y, quizá, la forma en la que se calcula este índice, dándole un peso más elevado a la vivienda.

La revisión de la estrategia del Banco Central Europeo pretende reforzar algunos aspectos que hoy apenas toca la política monetaria (cambio climático o desigualdad) o mejorar otros (objetivo de inflación o estabilidad financiera). Dentro de estos últimos, la estabilidad de precios ha sido el principal mandato del BCE desde su creación por lo que la falta tino a la hora de alcanzar la inflación deseada será uno de los debates de esta revisión estratégica. Más allá de la discusión sobre un cambio en el objetivo de inflación o de flexibilizarlo se puede tomar otra vía que pasa por cambiar la forma en que se miden los precios. Philip R. Lane, economista jefe del BCE y miembro del Comité Ejecutivo, ha reconocido en una entrevista que esta opción está sobre la mesa que debate revisión monetaria que ha emprendido el banco central.

Lane ha declarado al diario Financial Times este domingo que "en el BCE estarían de acuerdo sobre dar mayor peso a la vivienda, aunque hay una dificultad y es algo que ya se ha revisado varias veces... Conceptualmente no es un problema insuperable y vamos a mirarlo otra vez en nuestra revisión. Tenemos que aprender y revisar los anteriores episodios en los que se estudió esto". El precio de la vivienda no se puede sumar como otro componente más del IPCA porque se considera un activo (como las acciones o el oro) para el que la compra, pero también resulta evidente que puede ser un bien de consumo que produce servicios de alojamiento. Aquí es donde está la clave.

¿Cómo se le da más peso a la vivienda?

Así, el BCE podría considerar un cambio en la metodología que usa para calcular el Índice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA) que elevaría la inflación. Este cambio reside en incluir los alquileres imputados en la 'cesta de la compra' (IPCA) que usan los institutos de estadísticas nacionales y Eurostat. Estos alquileres imputados no son ni más ni menos que el servicio 'ficticio' que pagarían los propietarios de una vivienda por tener un techo donde cobijarse. Mientras que los alquileres sí ponderan en el IPCA, en la Eurozona no lo hacen los alquileres imputados, que corresponden a las familias que tienen vivienda en propiedad, al igual que tampoco se tiene en cuenta (en Europa ni en EEUU) el precio de compra de una vivienda, que se considera como una inversión, no como un gasto en consumo.

El propio Lane explicaba en la entrevista que ser propietario de una casa tiene un elemento de consumo, ya que "cada día se disfruta de los servicios de vivir en su propia casa". No es la primera vez que Lane hace referencia a este hecho, en la reunión de política monetaria de diciembre recalcó que "como el IPCA solo refleja parcialmente algunos cambios relacionados con el coste de la vivienda, el IPCA sería mayor se contabilizase el coste de los alquileres imputados".

Hoy los alquileres sólo constituyen un 6% de la 'cesta de la compra' de los consumidores europeos. "Esto es difícil de comprender puesto que el 69% de la vivienda es en propiedad... lo cierto es que la vivienda representa uno de los mayores costes para sus dueños con la compra y los costes de la hipoteca. En EEUU, Suecia y Noruega se integran los alquileres imputados dentro de la inflación que analizan sus bancos centrales", explicaba Sylvain Broyer, economista jefe para Europa de S&P Ratings.

Peter Vanden Houte, economista jefe de ING para Bélgica, argumenta que la propiedad de vivienda en muchos países de Europa es bastante elevado, por lo que tener en cuenta solo el coste de los alquileres en el IPC no ofrece una medición exacta del coste de la vida. "Esto implica que la sensación de encarecimiento de la vivienda para la mayoría de la población provenga más de unos precios de la vivienda altos que de unos alquileres altos".

Los alquileres imputados, según la definición del INE, se aplican a los hogares que no pagan un alquiler por ser propietario o por ocupar una vivienda alquilada a un precio inferior al de mercado o a título gratuito. Aquí viene lo importante para entender el efecto que tendría en IPC: el valor que se imputa es el que se pagaría en el mercado por una vivienda similar a la ocupada. Los expertos calculan que estos alquileres imputados podrían llegar a pesar más de un 9% dentro del IPC. De este modo, la evolución del precio de la vivienda tendría mucho más peso en los datos oficiales de inflación. En EEUU, esta variable tiene un peso cercano al 25% dentro del IPC, por lo que los movimientos de la vivienda tienen un efecto superior en la inflación de la primera potencia del mundo.

En el caso de la zona euro podría aportar al IPCA unos 0,2 puntos porcentuales, que también quedarían reflejados en el IPCA subyacente (no pondera alimentos ni energía), que es el indicador de precios que más importancia tiene para el BCE. Sin embargo, cálculos varían según la metodología utilizada y el peso que se le dé a este componente. Según el Instituto Socieconómico de Luxemburgo los alquileres imputados podrían sumar hasta 0,47 puntos a la inflación. En el mejor de los casos la inflación subyacente superaría el 1,6% dado su nivel actual. 

Esta mayor influencia del precio de la vivienda en el IPCA es un arma de doble filo. Por un lado puede ser útil para evitar burbujas inmobiliarias. Una subida intensa de los inmuebles se vería reflejada en la inflación y, por tanto, en los tipos de interés a corto plazo que mueven los bancos centrales. Los tipos de interés nominales habrían sido, en principio, más altos en los años previos a 2007. Pero por otro lado, tal y como destaca el economista jefe del BCE, "la vivienda es completamente cíclica, así que en una recesión la inflación caería más rápido". Esto podría amplificar los efectos de la caída de precios en la economía y las propias expectativas de inflación.

Trampas al solitario

Este cambio en la forma de calcular la inflación podría verse como una rendición y una especie de triquiñuela: como el BCE es incapaz de llegar al 2% de inflación cambia sus propias reglas a mitad del partido. Sería como hacerse trampas al solitario. Sin embargo, uno de los motivos que podría estar lastrando el crecimiento económico y el crecimiento de precios son las propias expectativas de inflación. Parece probado que si los consumidores y las empresas prevén que los precios van a subir con fuerza suelen anticipar sus decisiones de consumo e inversión, impulsando el crecimiento económico. Hoy se podría decir que está ocurriendo casi lo contrario, las empresas y los hogares dilatan sus decisiones en un entorno económico incierto y en el que los precios apenas se mueven, lo que desemboca en una 'nueva normalidad' de bajo crecimiento de la actividad económica, baja inflación y tipos cerca de cero.

Un trabajo del Banco Central Europeo publicado en 2018 destacaba el impulso que genera sobre el consumo unas expectativas de inflación mayores, un efecto que además es mayor cuando los tipos de interés nominales están cerca de su límite (como en la actualidad), "porque los consumidores son más conscientes y sensibles a los cambios en los tipos de interés reales (tipos de interés menos inflación) y esto incrementa su propensión a gastar".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud