Bolsa, mercados y cotizaciones

Wall Street acumula tres sesiones consecutivas a la baja con el runrún del acuerdo comercial de fondo

  • El contexto alcista cambiará si el S&P 500 pierde los 2.855 puntos
  • El precio del petróleo sube cuatro dólares en los últimos dos días
  • Temor a que Trump firme una legislación de apoyo a los manifestantes de Hong Kong

Dudas sobre el acercamiento entre Estados Unidos y China, rebote del petróleo por la posible extensión de los recortes de producción y tercer día consecutivo de caídas en Wall Street. El Dow Jones cae un 0,20% con respecto al miércoles, hasta descender a los 27.766,29 puntos; el S&P 500 cede un 0,16%, hasta situarse en las 3.103,54 unidades, y el Nasdaq 100 pierde un 0,22%, hasta deslizarse hacia los 8.265,62 puntos.

Ante las muchas cuestiones que se plantean, los expertos optan por vender en bolsa. El parqué neoyorquino extiende las suaves ventas que experimentaban previamente las bolsas europeas. Pero por ahora no hay motivos para preocuparse.

Ya son tres las sesiones consecutivas en las que caen los principales índices bursátiles de Estados Unidos. El Dow Jones no vivía una situación similar desde agosto, mientras que para el S&P 500 hay que irse hasta finales de septiembre.

Joan Cabrero, director de Estrategia de Ecotrader, explica que Wall Street está viviendo una "simple fase de consolidación" que "no altera en absoluto la situación técnica alcista". De hecho, dice, es "del todo normal".

La autoridad de los toros en la bolsa de Nueva York solo se perderá si el índice S&P 500 pierde los 2.855 puntos, según el experto. Estos son sus mínimos de octubre.Y todavía le separa una distancia del 8% desde el nivel actual.

Por ahora los descensos son una simple "vuelta atrás" (que en análisis técnico también se llama "pull back"). Cabrero calcula que el S&P 500 puede regresar a sus antiguas resistencias (ahora soportes) en los 3.060 enteros. ¿Y una vez ahí? "Lo más probable es que la tendencia alcista se retome", afirma. Eso sí, de perderlo en el cierre semanal (es decir, mañana), se podría interpretar como "un signo de debilidad preocupante". 

En el plano corporativo, Exxon Mobil, con subidas de más del 2%, Caterpillar y Chevron, con ascensos moderados del 1%, lideran las compras en el Dow Jones.

El precio del petróleo sube cuatro dólares en sólo dos días

Los futuros del petróleo Brent han repuntado por segundo día consecutivo, en el día de hoy alrededor de un 2,5%, hasta alcanzar la zona de los 64 dólares por barril. Así, ha pasado desde los 60,91 dólares del martes a los 64 del jueves. En lo que va de ejercicio, la rentabilidad se eleva hasta el 19%.

En la misma línea se han comportado los futuros del West Texas, que alcanzan la zona de los 58,6 dólares por barril después de rebotar un 2,6% en su segundo día de subidas y ya acumula unas ganancias del 29% desde enero.

A pesar de la incertidumbre que genera la guerra comercial, el rebote del petróleo tiene más que ver con la posición favorable de Arabia Saudí, líder de facto de la OPEP, y sus aliados, a extender los recortes de producción hasta junio de 2020. Una decisión que se espera que tomen junto a Rusia en la reunión de diciembre.

China envía un mensaje conciliador sobre el acuerdo comercial

Según informaba ayer Reuters, las negociaciones han encallado y la rubrica de la "fase uno" puede retrasarse hasta el año que viene. Este jueves, el Ministerio de Comercio chino ha querido calmar los nervios. En su rueda de prensa habitual, el portavoz, Gao Feng, ha asegurado que el gigante asiático se esforzará para lograr un pacto. "Esto está en línea con los intereses de China y Estados Unidos, y del mundo", ha dicho.

La demora del acuerdo puede provocar una nueva escalada de aranceles. El presidente de EEUU ya advirtió el lunes de que "subirá los aranceles aún más" si Pekín no acepta un acuerdo que le guste a él. Por ello el probable atraso de la "fase uno" provocó que Wall Street se distanciara ayer de sus máximos históricos.

Y a la tensión comercial se le suma la tensión diplomática: el Congreso de EEUU ha aprobado un proyecto de ley sobre Derechos Humanos en Hong Kong, ciudad en la que se viven fuertes protestas ciudadanas desde hace cinco meses.

Trump tiene diez días para firmarlo. Puede usar su veto, algo que ya le ha pedido China, pero fuentes consultadas por Reuters lo descartan (aunque el propio presidente ha rechazado pronunciarse al respecto). La nación asiática ya condenó ayer la normativa: "Estados Unidos no debe interferir en los asuntos de China y Hong Kong", apuntó el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Hace casi un año que China y EEUU se sentaron en la mesa de negociación y empezaron a acercar posturas para poner fin a su guerra arancelaria, y a mediados de octubre parecía que se empezaba a vislumbrar el final del camino: ambas naciones anunciaron la "fase uno" de su acuerdo comercial, como lo califica el presidente norteamericano, Donald Trump.

Las dos potencias, las dos mayores del mundo, han seguido rematando desde entonces los detalles de esta 'primera parte' con la intención de que Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, lo firmaran este mes. Pero hace días que las dudas al respecto comenzaron a aumentar: ninguna de las partes da nueva información y ambas se limitan a señalar que las conversaciones son "constructivas". Por tanto, sigue sin conocerse cuándo y dónde sellarán el pacto ambos mandatarios.

El oro sigue su camino a la baja

Lejos quedan los máximos anuales que registró el metal precioso en los 1.554 dólares por onza. Hoy vuelve a descender alrededor de un 0,7%, hasta la cota de los 1.464 dólares por onza, y reduce su rentabilidad anual al 14,3%, cuando en el mejor momento del año llegó a ser del 18%.

Por su parte, el euro aguanta sobre los 1,10 dólares (cotiza en torno a los 1,106 dólares), lo que supone un ligero retroceso del 0,1%, y se deprecia alrededor de un 3,6% frente al billete estadounidense en lo que va de año.

En cuanto a la libra esterlina, se mantiene sin cambios reseñables con respecto al miércoles en el nivel de 1,167 euros, y acumula unas ganancias del 4,8% en 2019.

Agenda macro

Cabe recordar que el miércoles se publicaron las actas de la Reserva Federal (Fed). En ellas se confirma la intención del banco central estadounidense de no bajar de nuevo los tipos de interés en el corto plazo. La Fed ha recortado el precio del dinero en tres ocasiones desde verano, hasta el rango del 1,5%-1,75%.

Asimismo, los analistas han estado pendientes de las nuevas previsiones económicas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Este jueves la renta fija eleva sus intereses. El bono estadounidense a diez años (Treasury) aumenta su rentabilidad al 1,77% y el de dos, al 1,6%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.