Bolsa, mercados y cotizaciones

Un Wall Street con más preguntas que respuestas cierra mixto a la espera de las pistas de Powell

Vuelco en Wall Street tras el dato de la actividad del sector manufacturero en el mes de agosto: el indicador se ha contraído por primera vez desde el mismo mes de 2009. El Nasdaq 100 cae un 0,33%, hasta terminar la sesión en los 7.707,43 puntos, mientras que el S&P 500 retrocede un ligero 0,05%, hasta situarse en las 2.922,95 unidades, y el Dow Jones repunta un 0,19%, hasta cerrar en los 26.252,24 puntos. La incertidumbre sobre la política monetaria que tomará la Reserva Federal sobrevuela las bolsas.

Los expertos ya advertían que el rebote que están desarrollando a corto plazo los selectivos de Wall Street era "altamente vulnerable". Y el dato de PMI manufacturero lo ha puesto de manifiesto. Pero las condiciones se han vuelto más peligrosas con el cruce de declaraciones Trump atacando de nuevo a la Fed y varios miembros de la institución.

La presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, ha dicho que la Fed no debería haber reducido las tasas de interés el mes pasado y el presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, ha dicho que no ve la necesidad de otro recorte de tasas, y ha señalado que el banco central debería mantener las tasas a este nivel "por un tiempo".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha continuado este jueves su acoso casi diario a la Reserva Federal para que baje los tipos de interés y ha instado a los responsables de la política monetaria del país a que "luchen o se vayan a casa".

Las ventas han vuelto a imponerse en Wall Street, cuyos índices están encontrando serias dificultades para seguir avanzando. "Algo que no nos sorprende después de que el S&P 500 se haya aproximado a la resistencia clave de corto plazo que encuentra en los 2.950 puntos", recalca el analista Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader. El índice está a una distancia del 0,9% de su resistencia inmediata.

"Esta resistencia de los 2.950 puntos es junto con los 26.500 puntos del Dow Jones Industrial la resistencia que tiene que superarse para que podamos hablar de cierta fortaleza, que ponga en jaque la hipótesis que venimos defendiendo desde Ecotrader de ver una segunda pata bajista que podría llevar a los índices estadounidenses a buscar, cuando menos, la zona de mínimos del pasado mes de junio, como son los 2.725 puntos del S&P 500", recomienda el experto.

"Hasta ahí no somos partidarios de volver a comprar bolsa estadounidense", concluye.

Entre los valores más alcistas del S&P 500 en la sesión han estado la cadena de tiendas Norsdtrom, cuyas acciones avazan por encima del 15%, o las de Boeing, que repuntan en torno a un 4,5%.

"Los mercados han sido azotados por la inquietud sobre la debilidad económica, la senda de los tipos de interés y la tensión comercial entre China y Estados Unidos", explican desde Bloomberg. "El presidente de la Fed, Jerome Powell, podría proporcionar más orientación sobre las políticas [que seguirá la entidad que preside] cuando hable en el simposio anual de Jackson Hole".

La libra supera los 1,10 euros por primera vez en un mes

La sterling rebota alrededor de un 1,1% con respecto al miércoles y alcanza el nivel de los 1,106 euros, una cifra que no se veía desde el pasado 26 de julio. De este modo, la libra reduce sus pérdidas anuales al 0,6% frente a la moneda común.

Por su parte, el euro termina la jornada prácticamente plano, en la zona de cambio de 1,108 dólares, y se deprecia en torno a un 3,3% en 2019. En cuanto a los metales, el oro cae por debajo de los 1.500 dólares, tras perder un 0,5% en la sesión y cotizar en los 1.497 dólares por onza. En lo que va de año gana un 16,9% y sólo hace unos días que registró en los 1.519 dólares su mejor nivel de los últimos cinco años.

El petróleo Brent pierde los 60 dólares

Los futuros del petróleo Brent retroceden hasta la zona de los 59,9 dólares por barril hacia el final de la sesión, tras caer un 0,5% con respecto a la jornada del miércoles. En lo que va de ejercicio, no obstante, el crudo de referencia en Europa acumula unas ganancias del 11,5%, aunque en su mejor momento del año se acercó al 40%.

En la misma línea se han comportado los futuros del West Texas, que ceden medio punto porcentual con respecto al día anterior y caen a la zona de los 55,4 dólares por barril, aunque mantienen una rentabilidad más atractiva que el Brent en el año, del 22%.

"El petróleo ha reducido las caídas conforme los inversores anticipaban que la Reserva Federal señalará una rebaja de los tipos de interés el viernes", informan desde Bloomberg. En un contexto de guerra comercial, "los esfuerzos de Arabia Saudí y sus productores aliados para impulsar los precios por medio de la limitación de la oferta no ha dado los frutos esperados en un escenario de aumento de la producción del petróleo de esquisto [shale] estadounidense", añaden.

Powell intervendrá mañana en Jackson Hole

Los inversores están especialmente atentos a los bancos centrales. Por un lado, este mediodía se han publicado las actas de la última reunión del Banco Central Europeo (BCE), celebrada a finales de julio. El documento se ha dado a conocer un día después de que las actas de la Fed mostraran que el banco central de EEUU no tiene un curso preestablecido hacia recortes de tipos adicionales, sino que tendrán presente la información económica entrante antes de cada decisión sobre el 'precio del dinero'.

Los bancos centrales llegan así al simposio de Jackson Hole en un entorno de "desaceleración global y con cada vez más temores de recesión", como señalan desde Renta 4. Se espera el encuentro arroje más luz sobre las próximas actuaciones de estos organismos, por lo que cualquier pista inesperada puede ser un gran condicionante en los mercados mundiales. A las cuatro de la tarde del viernes comenzará la intervención del presidente de la Fed, Jerome Powell.

La curva de tipos, queda invertida (otra vez)

A la espera de los titulares que puedan surgir en el encuentro, el mercado de renta fija estadounidense se muestra 'alerta'. El bono a diez años (Treasury) 1,58%, por debajo de dos años que se sitúa al 1,6%. Un movimiento gráfico que suele entenderse como una señal de alerta en los mercados.

"La inversión de la curva de tipos no provoca una recesión, pero nos indica que nos encontramos en una fase avanzada del ciclo económico", advierte Jeremy Cunningham, Investment Director de Capital Group. 

"Así que, en lugar de considerarla un motivo de preocupación, podría ser un buen momento para que los inversores comprueben que sus carteras están bien diversificadas y que sus posiciones de renta fija pueden limitar el exceso de riesgo", aconseja. "En las fases finales del ciclo resulta especialmente importante determinar si las posiciones de renta fija ofrecen diversificación con respecto a la renta variable, así como el nivel adecuado de equilibrio", concluye el experto.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Kokolat
A Favor
En Contra

RRRRRRRRRRRRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM JAJAJAJAHAAAAAHAJAHAJAAAAAAAJJJJJAHAJAHAJAHAJHAJAHAAAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA

Puntuación 0
#1