Economía

La economía afronta un cambio de paradigma acelerado por la pandemia del coronavirus

  • La nueva era tras el coroavirus dejará una economía casi irreconocible
  • Julius Baer: "Estamos entrando en la era del capitalismo de estado"
  • La globalización y las cadenas de valor están en tela de juicio
Una pancarta que reza: "El capitalismo no funciona". Londres, 2009. Alamy

Pasados ya varios meses desde que coronavirus hiciera su irrupción en China, parece evidente que está pandemia va a cambiar ciertos rasgos del estilo de vida que ha predominado en Occidente durante décadas. Quizá la mascarilla se convierta en un complemento obligatorio, los geles de mano en un objeto omnipresente y compartir una tapa entre varias personas en un recuerdo del pasado. Al igual que el estilo de vida cambia, la economía también podría estar sufriendo una transformación que de lugar a una nueva era o a un nuevo paradigma que ya venía asomando la cabeza desde la Gran Recesión. Aunque estos cambios aún no son evidentes, se distinguen varias tendencias en ciernes que podrían marcar el devenir de esta nueva corriente económica que ha venido de la mano del coronavirus.

Hasta la fecha, el cambio más relevante que se ha podido apreciar es la intervención masiva de los gobiernos en la economía para intentar amortiguar el golpe de la pandemia, tanto en términos de vidas como económicos: control sobre exportación e importación de material sanitario, confiscación de varios productos, entrada en el capital de empresas, control de precios, estímulos económicos masivos... Medidas que podrían convertirse en habituales si el coronavirus no termina marchándose de la misma forma que llegó.

El carácter excepcional de la crisis ha impulsado un cambio en la economía. Yves Bonzon, CIO de Julius Baer cree que "a partir de ahora, los gobiernos ya no tienen otra opción que intervenir masivamente, no solo en los mercados, sobre todo en la economía real para evitar un escenario de desastre similar al de los años 1930".

El triunfo del neoliberalismo

Este economista comenta en una nota que a principios de la década de 1980, con Ronald Reagan y Margaret Thatcher al mando de dos de las potencias económicas del globo, el neoliberalismo se estableció gradualmente como la ideología económica dominante. A esto hubo que sumar el flagrante colapso de la Unión Soviética, que dejó sobre el tablero una única forma de economía que, además, había demostrado ser mucho más eficiente a la hora de incrementar los estándares de vida de la población. Esta victoria y la falta de una alternativa económica real, quizá, permitieron al capitalismo ir demasiado lejos, potenciado por los propulsores de la globalización, el libre comercio y las tecnologías digitales.

Este paradigma se ha mantenido de forma incontestable hasta la gran crisis financiera de 2007. "Desde entonces, esta filosofía se ha mantenido haciendo esfuerzos y a pesar de la crisis en la Eurozona, que reveló los límites de los criterios de Maastricht (inspirados por la doctrina neoliberal) a plena luz del día. El coronavirus ha sonado como su sentencia de muerte. De ahora en adelante, los gobiernos ya no tienen otra opción; deben intervenir masivamente no solo en los mercados, sino sobre todo en la economía real para evitar un escenario de desastre al estilo de los años treinta. Estamos entrando en la era del capitalismo patrocinado por el estado, casi de la noche a la mañana. Estamos perdiendo unos mercados libres".

Los gobiernos, con buena intención, intentarán mitigar los efectos del coronavirus, que como han demostrado otras pandemias en la historia van más allá del corto plazo. Frederic Boissay y Phurichai Rungcharoenkitkul, economistas del Banco Internacional de Pagos, explican en una nota que unas medidas restrictivas durante un periodo prolongado de tiempo pueden cambiar muchas cosas. "Las empresas en quiebra no contribuirán a la producción cuando se levanten esas restricciones, y podrían interrumpir las cadenas de suministro de las empresas que hayan sobrevivido. Los desempleados podrían perder habilidades y las vías para interactuar con las empresas, que son costosas y requieren tiempo para restablecerse. Las dificultades y la desmoralización a su vez podrían tener un impacto en la productividad laboral. La experiencia de recesiones pasadas sugiere que estas cicatrices en el tejido económico pueden ser profundas y persistentes (histéresis)".

Aunque el coronavirus afloje o incluso desaparezca, los daños pueden ser graves y la sociedad recurrirá a los gobiernos para que intenten suavizar esa dura transición hasta que la economía vuelva a alcanzar su crecimiento potencial y el pleno empleo. Como se ha podido ver en los últimos tiempos, ni alcanzando estas dos metas se ha logrado una sociedad más igualitaria y en la que se haya podido acabar con la pobreza y la desigualdad de oportunidades.

Además, "una vez que termine la pandemia, y la economía, como la sociedad, se recupere, los gobiernos tendrán que descubrir cómo repartir la cuenta. Pero aunque habrá llamadas para que los gobiernos den un paso atrás, persistirá la justificación de una intervención estatal notable. Ante la amenaza a la vida que supone una pandemia, las personas estarán más dispuestas a aceptar restricciones a sus libertades y al seguimiento de su comportamiento. En industrias como las aerolíneas donde las compañías se están enfrentando a una pérdida de ingresos casi total durante un largo período, puede ser necesaria la nacionalización o el apoyo estatal", señala Mark Cliffe, economistas de ING, en un documento centrado en la nueva sociedad que nacerá tras el coronavirus.

Este experto cree que en otros campos, como la atención médica y los productos farmacéuticos, la intervención se justificará por razones de salud pública y seguridad nacional. Las preferencias cambiantes de los consumidores y las prioridades políticas implicarán un cambio importante en la estructura de la economía que obligará a los gobiernos a intervenir de una forma u otra en las políticas industriales, impuestos a las empresas, ayudas estatales y leyes de competencia.

Otro cambio que ya se deja ver de forma evidente es el fin de la frontera que ha separado a banca central (política monetaria) y gobiernos (política fiscal) durante años. Los niveles de deuda con los que se va a salir de esta crisis hace prácticamente imposible la sostenibilidad de la deuda sin unos tipos de interés muy bajos y compras de activos a gran escala. Esta dependencia podría verse de forma clara en un futuro próximo en el que algunas de las consecuencias del coronavirus lleven a la la inflación a subir por encima del 2% (objetivo marcado por la banca central) y los bancos centrales se nieguen a elevar los tipos de interés por miedo a generar una crisis de deuda de cualquier tipo.

La globalización y las cadenas mundiales de valor están más en duda que nunca. La falta de confianza en la globalización lleva asomando la cabeza algunos años más, culpada de la pérdida de millones de empleos en los países desarrollados y de la desigualdad de rentas, pero esta pandemia ha podido ser la estocada final. "El hecho de que la pandemia emanara de China, la fábrica del mundo, expone la vulnerabilidad de las cadenas de suministro mundiales. La fragilidad de depender de China como proveedor único de tantas piezas y productos, y la naturaleza compleja de muchas cadenas de suministro, obligarán a repensar los modelos y procesos comerciales... La interrupción directa de la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de asegurar suministros críticos como alimentos, suministros médicos e insumos básicos (como fuentes de energía) y componentes". Este movimiento es uno de los que puede impulsar la inflación a medio plazo y poner a prueba a la banca central, como se señalaba en el anterior párrafo.

El coronavirus también puede dar el último empujón a los partidos populistas para que tomen el poder en una buena parte de los países. Por un lado están los que pretenden aprovechar la pandemia para hablar de fronteras y la necesidad de recuperar su control. Por otro, los que en un intento (necesario) por aliviar la situación de los más desfavorecidos podrían convertir subsidios, rentas o ayudas de carácter temporal y limitado en un arma política para asegurar el apoyo de una parte del electorado en próximas elecciones. Tanto los primeros como los segundos pueden aprovechar el momento excepcional para convertir esas políticas en la nueva normalidad.

La digitalización y el dinero en efectivo

Otro de los cambios que parecen evidentes es la aceleración de la digitalización. Los países que estén mejor preparados para teletrabajar podrían ser los ganadores en un mundo en el que irrumpan pandemias similares al coronavirus. La tecnología y la digitalización permite a algunos sectores mantener la actividad y la producción con muy poco personal trabajando de forma presencial. El caso de España es preocupante en este aspecto, pues, por una parte, presenta graves carencias de formación de su capital humano para el uso de las nuevas tecnologías y, por otras, el sistema productivo está muy sesgado hacia actividades que requieren de la presencia física como la hostelería o el turismo, algo que es muy complejo de revertir en un periodo corto de tiempo.

Por último, la digitalización también puede ayudar a que los ciudadanos repudien el dinero en efectivo por el miedo a que billetes y monedas sean transmisores de virus y bacterias. Aunque esto se ha puesto en duda, no se puede negar que el dinero, al menos, es otro conductor del coronavirus que presenta el mismo riesgo que tocar cualquier superficie común "como un pasamanos en el metro o un pomo", explicaban desde el Banco de Inglaterra. Al igual que muchos ciudadanos han comenzado a abrir los pomos con el codo y a evitar el contacto con objetos del exterior, el uso del dinero en efectivo también podría reducirse.

La mayor parte de estos cambios se venían reclamando (o produciendo) desde hace unos años, sobre todo tras la crisis financiera de 2007-2008. Ahora, el coronavirus puede actuar como propulsor de la mutación del paradigma económico que ha imperado en Occidente durante más de medio siglo.

comentariosforum35WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 35

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Lolo
A Favor
En Contra

Este cambio ya se veía venir desde la crisis pasada, pero el virus ha sido lo que va a permitir al coletas hacer lo que quiera sin la oposición de nadie, la ruina del país es el éxito de Pablo

Puntuación 35
#1
Carlos
A Favor
En Contra

El Estado no va a sufragar nada en el capitalismo; se va a crear más cantidad de dinero, que a lo largo de los próximos años acentuará la pérdida de valor de la moneda, vía inflación.

Puntuación 49
#2
Carmen
A Favor
En Contra

Gracias al socialismo, el capitalismo y la derecha rancia dejarán de tener el poder.

Ahora nos noca a nosotras, a la gente luchadora de izquierdas, en memoria de nuestras abuelas y abuelos que lucharon en la guerra civil, igualar las oportunidades entre todas las españolas y españoles empezando todos por igual.

¡Por fin se hará justicia!

Puntuación -61
#3
ciudadanox
A Favor
En Contra

Pero que capitalismo, aquí lo único que hay son una gran cantidad de políticos inútiles, asesores y amiguismos de enchufados (que la gran mayoría eran los que peores notas sacaban) además de gente paniaguadas con pagas como sindicalismos, ongs, etc ... que arrasan con lo poco que produce el país, además de independentistas sectarios, casa real, puertas giratorias de empresas de IBEX, .... Es decir un país comunista donde casi todos los vividores comen del estado y de todo el dinero que Europa nos ha estado dando. El estado de las autonomías es el cancer de nación y cuesta un dineral que ya es impagable. Eso si id a pedir a Europa dinero infinito para seguir manteniendo el chiringuito.

Esto lo ve hasta un niño de parvulitos

Puntuación 71
#4
Cum
A Favor
En Contra

Nadie tiene la culpa de la llegada de las crisis, pero la GESTION determina el daño producido. Aquí solo saldremos cuando la temperatura o el número de contagios lo permita. Con esta mier.da política, mentirosa, zafia, lela, etc...no saldríamos nunca

Puntuación 20
#5
Ivan
A Favor
En Contra

Segun los espertos es obligacion del gobierno y la patronal de crear trabajo y bienestar para el pueblo que somos todos. Si no saben, no pueden o no quieren que se pongan a un lado que de cigarras, ladrones y esplotadores estamos asta los co.

Jo..nes....

Puntuación 12
#6
AL coment. 4
A Favor
En Contra

Sabes lo q hay? un pais de m.........,habria q empezar de 0 y aun asik ,no se yo...

Puntuación 8
#7
AL coment. 4
A Favor
En Contra

Sabes lo q hay? resp.un pais de m., habria q empezar de 0 y aun asi no se yo...

Puntuación 5
#8
joven
A Favor
En Contra

A Carmen

Todos por igual osea el que trabaja como el que no trabaja, el que estudia como el que no estudia a tomar por culo el esfuerzo es lo que propones como los comunistas.

Mi abuelo luchó en la guerra civil con la izquierda y se dió cuenta de lo equivocado estuvo, por eso ahora votamos a VOX.

Puntuación 30
#9
CAC@CNBMV Albella cabeson cornudo y p.cortos de los webs!!
A Favor
En Contra

Cerramos largos!! jajaja

Puntuación 2
#10
aristoleches
A Favor
En Contra

Bueno, la verdad es que ya estábamos en ello desde los años 70. Se hizo evidente para una parte de la población con la crisis financiera y ahora con esto se hará oficial para todo el mundo....... Pues ya me dirán quien lleva poniendo en España a los presidentes de las mayores empresas del IBEX....Los accionistas, desde luego que no.

Puntuación 12
#11
Facil y listos
A Favor
En Contra

Se estan forrando y ademas tienen un chalet con piscina y un coche de lujo, todo rapido

No todos somos iguales

Puntuación 24
#12
Usuario validado en elEconomista.es
r
A Favor
En Contra

Se estan forrando y ademas tienen un chalet con piscina y un coche de lujo, todo rapido

Les parece poco

No todos somos iguales

Puntuación 10
#13
para mantener a otro
A Favor
En Contra

Se van a forrar con la paguita de la renta basica y ademas tienen un chalet con piscina, un coche de lujo y jovenes, todo rapido

No todos somos iguales

Asi son

Casi todo es dinero

Puntuación 11
#14
A Charo y toda la bazofia que votó este gobierno
A Favor
En Contra

3# Charo, tu lo unico que has conseguido es aupar a criminales que han cometido la mayor masacre de la democracia, y aun encima los defiendes, yo si fuese tu no dormiria, pero tu seguro que te metes prozac por un tubo para evitar pensamientos suicidas.

Si la mierda de tu abuelo o bisabuelos o tatarabuelo era comunista, y le metieron uns bayoneta por el orto, bien le estuvo.

Mil veces mejor una dictadura militar que acabar siendo un pais satelite de la Unión Soviética como los paises del este. Porque la gente parece no querer darse cuenta de que esa era la otra opción de haber ganado el mismo bando que provocó la guerra, esto es, la alianza de partidos terroristas y asesinos, entre ellos el PSOE.

No se que mierd@s quieres igualar con tal no te refieras a hundir a todo el mundo en la miseria por igual. Si es así, estás muy cerca de vuestro objetivo. Eres como el envidioso a quien le ofrecieron un deseo, pero con la condicion de que su vecino recibiría el doble, y pidió como deseo que le arrancasen un ojo.

Puntuación 14
#15
para mantener a OTRA
A Favor
En Contra

Se van a forrar con la paguita y ademas tienen un chalet con piscina y un coche de lujo, jovenes y poco trabajadores , todo rapido

No todos somos iguales

Asi son

Casi todo es dinero para ellos

Vaya actitud, es si que es retraso

Puntuación 2
#16
Ferdinan
A Favor
En Contra

Carmen llevo toda la vida deslomándome como un cabrón y tú llevandote parte de mi esfuerzo tocándote las narices, te toca deslomarte ahora a ti y a mi tocarme la narices mientras me llevo parte de tu esfuerzo, todos por igual, eso si te acuerdas de lo que es trabajar, zángana.

Puntuación 27
#17
Para mantener a OTRA, vaya retraso de juventud
A Favor
En Contra

Con la paguita de la renta basica, muy bien y feliz sin trabajar

Vaya guasa

Puntuación 8
#18
yomismo
A Favor
En Contra

Seria conveniente distinguir entre igualdad formal y real, entre igualdad de oportunidades e igualdad material, entre economia capitalista y economia social de mercado. Sin conocer y distinguir estos terminos, es muy dificil que nadie pueda tener una opinion fundada sobre el articulo.

Puntuación -3
#19
Vicenter
A Favor
En Contra

Es natural que muchos políticos odien el capitalismo. Los que son incapaces de superar unas oposiciones encuentran que para acceder a un cargo las oposiciones son un sistema injusto. De la misma manera, aquellos que por méritos jamás conseguirían que una empresa privada los contratara en cargos de responsabilidad, buscan ascender con militancia, manipulación, encantamiento de masas etc. es decir, usan la política como escalera.

Veamos unos ejemplos sangrantes. La banca. En la banca privada hay ahorradores y capitalistas que arriesgan su dinero como accionistas de una empresa bancaria. Si lo hacen mal y contratan a dirigentes ineptos se arruinan. Si lo hacen bien, justo es que ganen dividendos ya que se exponen a un riesgo.

En la banca pública o cajas de ahorro, se colocaron a banqueros políticos de derecha e izquierda y sindicalistas. Se dieron créditos a si mismos, se asignaron tarjetas black, sueldos y pensiones millonarias. Arruinaron las cajas; pero las pérdidas criminalmente millonarias las estamos pagando todos los contribuyentes. Para más desvergüenza, ahora esa deuda la etiquetan como casada por la banca, ocultando que era banca pública.

¿Cómo arruinaron la banca pública? Muy sencillo. Crearon una burbuja inmobiliaria. Con información privilegiada compraron terrenos son valor por cuatro pesetas. Proyectaron utópicas urbanizaciones, e hicieron que la banca pública que manejaban ellos les compraran los solares multiplicando por cien su precio. Ahora lo estamos pagando todos.

Puntuación 22
#20
Carmen
A Favor
En Contra

La cacareada igual da PROGRE sólo la he visto en los CEMENTERIOS oiga ahí

TODOS SOMOS IGUALES.

Pero en la vida igual da???

LA VIDA ES TODO LO CONTRARIO PROGRES

LA VIDA ES DIVERSIDAD

COMO LA NATURALEZA

SI LA VIDA FUERA IGUAL DA

LA VIDA SERÍA UN TRISTE CEMENTERIO.

Puntuación 8
#21
Ricardo
A Favor
En Contra

Sencillamente brillante....gran trabajo del redactor

Puntuación 5
#22
Alex
A Favor
En Contra

Esto que es otra invención de Piketty ?

Puntuación 2
#23
Me huele a gobierno progresista
A Favor
En Contra

Todo este discurso es para justificar al HOLGAZAN al que no ha dado ni quiere dar palo al agua y el estado tiene que ir a su rescate.

Para ignorar la excelencia del hombre que quiere formarse y trabajar y pagar sus impuestos.

TODO ESTO ES BAZOFIA PROGRE.

Puntuación 10
#24
Kava
A Favor
En Contra

#4

TOTALMENTE DE ACUERDO CON EL COMENTARIO

AQUÍ SOBRAN VIVIDORES.

ENCHUFADOS, ONGS.

Y TODA LA KATERBA DE CHUPOTEROS QUE VIVEN DEL PRESUPUESTO Y DE LOS IMPUESTOS DEL QUE TRABAJA.

MENOS MANÍFAS. Y MíS TRABAJAR.

Puntuación 17
#25