Economía

Los empresarios piden "más ambición" al Gobierno e inyecciones de capital a las compañías

  • El Círculo de Empresarios celebra el fin de la "hibernación" económica
El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta.

Una vez estabilizada la expansión de la crisis sanitaria todos los agentes sociales miran ya al día de después. Una fase crucial del actual estado de excepcionalidad para lograr un impulso lo suficientemente robusto como para salir en un breve espacio de tiempo de la crisis económica que sucederá a la sanitaria. Para este punto, los empresarios reclaman al Gobierno un nuevo impulso y un nuevo esfuerzo en las medidas que ayuden a garantizar la solvencia de las compañías y su vuelta a la actividad una vez se levanten las restricciones introducidas con el decreto del Estado de Alarma.

"El Gobierno debe mantener en la recámara medidas de apoyo más ambiciosas en estos ámbitos y en otros como el tributario o las transferencias directas a empresas, ya que las vigentes son insuficientes. Y tendrá que empezar cuanto antes a definir, compartir y consensuar el plan de retirada de las medidas restrictivas más apropiado para enfocar y afrontar la decisiva fase de recuperación económica", apunta en un comunicado de reacción a las últimas medidas tomadas por el Gobierno el Círculo de Empresarios.

Una petición que no es baladí y que tiene a muchos pequeños y medianos empresarios sumidos en la incertidumbre por la falta de liquidez en estos momentos para afrontar los pagos de las facturas y nóminas de los trabajadores. Sin ir más lejos, las pymes reclamaban hace escasos días hasta 130.000 millones de euros en deudas contraídas con ellas por parte de compañías del Ibex 35 y de la propia Administración Pública. Una liquidez que además se convierte en un salvavidas para que muchas empresas puedan afrontar el pago de sus deudas -y otras de su cobro- y no caer en la morosidad o el impago con el riesgo que ello conlleva para la destrucción del tejido societario.

"Nuestras empresas están viviendo una fase crítica, especialmente las pequeñas y medianas, así como los autónomos", señalan desde el Think Tank presidido por John de Zulueta advirtiendo de que cada vez más datos muestran cómo nos adentramos en una profunda recesión de dimensiones desconocidas hasta ahora. "La evolución de las curvas de contagios y fallecimientos nos indican que podríamos encontrarnos en la fase de estabilización de la crisis sanitaria, pero la etapa más dura de la económica y social está aún por llegar", apuntan.

Mayor agilidad en los trámites

En este sentido, sobre las medidas de liquidez anunciadas por el gobierno consistentes en una línea de avales a empresas y autónomos por un volumen hasta 100.000 millones de euros, señala el Círculo de Empresarios que "fueron acogidas con esperanza por la comunidad empresarial ante la brusca caída de la actividad económica", pero que "a pesar de la publicación en el BOE del 18 de marzo, su concesión a través del sistema bancario no se ha iniciado hasta el pasado lunes 6 de abril y por un volumen inicial de solo 20.000 millones de euros, la mitad de la demanda existente", denuncian solicitando mayor liquidez. "Es evidente que ese límite, que parece no está previsto ampliar hasta el mes de mayo, ha de incrementarse cuanto antes. El proceso de aprobación de operaciones debe ser muy ágil para proveer liquidez de manera inmediata especialmente a las pymes y autónomos en situación crítica. Hay que reducir los trámites burocráticos al mínimo", sentencian.

Además, sobre las medidas de carácter laboral consistentes en una agilización de la aprobación de los ERTEs para favorecer la suspensión transitoria de los empleos y que se estima que hay ya más de 450.000 presentados -con más de tres millones de trabajadores afectados-. "desafortunadamente, no todos los empresarios podrán cumplir su voluntad de mantener a la totalidad de sus empleados si la crisis sanitaria se alarga", advierten. La cuestión es que su aplicación incluye además un requisito que resta margen de actuación a los empresarios para atravesar esta etapa y afrontar la recuperación por la coincidencia de la duración de los ERTEs con la del Estado de Alarma, "cuando la recuperación del mercado no será inmediata y tampoco, por ello, la posibilidad de reincorporar a toda la plantilla el mismo día", critican.

"La prórroga del vigente estado de alarma hasta el 26 de abril permitirá a nuestros profesionales sanitarios continuar la lucha contra la enfermedad con mayores garantías y mejores perspectivas de éxito. El fin de la hibernación decretada la semana pasada a los sectores no esenciales es una buena noticia. La recuperación será más rápida e intensa cuanto menos se haya deteriorado la actividad productiva, más empresas puedan seguir operando sin riesgo sanitario y menos trabajadores hayan perdido sus empleos", concluye el comunicado de los empresarios.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Libegal
A Favor
En Contra

empresaurios aspañoles, libegales cuando vienen bien dadas pero con la palma puesta para recibir la paguita...

Puntuación 0
#1