Miguel Ángel Bernal Alonso

Profesor de la Fundación de Estudios Financieros
opinión

Nuevamente la preocupación sobre la situación económica ha saltado del escrutinio de los que seguimos los indicadores macroeconómicos a ser toda una preocupación para los bancos centrales. Tanto la Reserva Federal como el BCE, especialmente este último, parecen decididos definitivamente a tomar medidas. Si nos centramos en la economía europea el problema es la atonía, la actividad sigue sin revitalizarse. Es más, la actividad que se detecta puede estar insuflada por el anticipo de las empresas a los posibles problemas que generen problemas de abastecimiento ante el Brexit y la guerra comercial en la que estamos inmersos de hoz y coz.

Tribuna de Opinión

Nuevamente la preocupación sobre la situación económica ha saltado del escrutinio de los que seguimos los indicadores macroeconómicos a ser toda una preocupación para los bancos centrales. Tanto la Reserva Federal como el BCE, especialmente este último, parecen decididos definitivamente a tomar medidas. Si nos centramos en la economía europea el problema es la atonía, la actividad sigue sin revitalizarse. Es más, la actividad que se detecta puede estar insuflada por el anticipo de las empresas a los posibles problemas que generen problemas de abastecimiento ante el Brexit y la guerra comercial en la que estamos inmersos de hoz y coz.

Análisis

En el derecho se considera a las empresas personas jurídicas, definición que quizá para los economistas le sobre el adjetivo de jurídico. La importancia que asignamos a las sociedades es enorme, para nosotros son el cuerpo central del tejido económico. Viene esta reflexión por Dia y su salvación, algo de lo que alegrarse. Como todo en el teatro que es la vida siempre hay sonrisas, muchas cuando hablamos de la salvación, pero también de lágrimas.

El acrónimo de oferta pública de adquisición, opa, es una de esas palabras fetiche en los ambientes bursátiles. Son muchos los inversores que buscan, y algunos encuentran, empresas que son opadas. Cuando una empresa es objeto de una opa, en el imaginario de los inversores surge el incremento de la cotización de la empresa que es objeto de compra. Y si además la opa es hostil, entonces el avance de la cotización puede ser más que interesante para los intereses de los accionistas de la entidad comprada. Sin embargo, una opa puede convertirse en una enorme pesadilla para los accionistas, especialmente para los minoritarios, que ven cómo los precios que se ofrecen por sus acciones son a precio de saldo, incluso de derribo me atrevería a decir.

Durante este larguísimo puente de mayo en Madrid he visto como aparecían en la prensa artículos y columnas sobre el programa económico del PSOE, que pretende incrementar la presión fiscal aumentando los impuestos en estos próximos cuatro años.

opinión

Estamos inmersos, desde el anuncio de la convocatoria de elecciones, en una campaña electoral que hasta hace poco era no oficial. Los medios de comunicación llevan a sus titulares las propuestas de los diferentes partidos. Los líderes de los mismos aparecen constantemente en entrevistas pidiendo el voto. Y la ciudadanía habla y comenta sus preferencias.

opinión

Esta semana hemos tenido un cúmulo de noticias negativas sobre las perspectivas económicas a nivel mundial. Desde diferentes foros e instituciones se ha mostrado la preocupación existente sobre el crecimiento económico de las principales economías, incluida China, el gran dragón asiático, donde por cierto la crisis también drena crecimiento.

Miguel Ángel Bernal Alonso

La detención de la hija del fundador de la empresa china de electrónica y telecomunicaciones Huawei, la Srta. Meng Wanzhou, llega en muy mal momento. Este desagradable incidente ha sucedido en un momento de tremendas tensiones entre los que hoy son los dos países más importantes a nivel económico, el líder, Estados Unidos y el aspirante llamado a ocupar el puesto, China. La detención puede incrementar la tensión entre ambos países, algo que no debería haber ocurrido en la actual situación.

Desde hace dos meses el precio del petróleo viene descendiendo. La caída no responde a un mero ajuste del mercado, pues el descenso es de un 33 por ciento. Para los bolsillos de los españoles, así como para nuestra economía, esto supone un alivio. Lo hemos observado en el descenso de la evolución de los precios de la cesta de la compra, la caída en el aumento de precios pasa del 2,3 por ciento al 1,7, pendiente este último dato de confirmarse a mediados de diciembre.

Es una evidencia la necesidad de contar con una nueva ley hipotecaria en España. El último episodio lo hemos vivido este mismo viernes, cuando los afectados por las cláusulas suelo han ganado la primera batalla. Causa pena ver a los tribunales españoles colapsados por múltiples demandas, no solo por el caso comentado. Tenemos, además de las cláusulas suelo, embargos, gastos y penalizaciones muy gravosos, productos complejos y falta de información. Demandas que exceden el ámbito doméstico llegando hasta el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, TJUE; que suele fallar a favor de los consumidores. El TJUE debe pronunciarse sobre la utilización del Índice de Referencia para Préstamos Hipotecarios, un tema importante.