Luis Azofra

Director general de Ebury España

Las fusiones bancarias persiguen siempre crear entidades más grandes, más poderosas y eficientes, capaces de sortear mejor los escollos del mercado y fortalecer a sus reguladores. En ese proceso, la búsqueda de sinergias y la eliminación de duplicidades han sido tradicionalmente las vías más empleadas para lograr el objetivo. De esta forma, el cierre de oficinas y el correspondiente ajuste de plantilla se nos presentan como algunos de los efectos más visibles de estas operaciones. Ahora bien, el factor tecnológico, y en particular el modelo de negocio que han traído las fintech al panorama financiero, constituirá, estamos seguros, una fuente de inspiración para los nuevos gigantes que emerjan tras la nueva ola de integraciones a la que nos encaminamos.

E l CFO es hoy para la empresa lo que los profesionales sanitarios representan para la salud de los ciudadanos. Su papel, de la noche a la mañana, con ser siempre muy importante, ha devenido en fundamental para impedir la hemorragia financiera de las empresas y lograr que sobrevivan a la dura prueba que está suponiendo la epidemia del Covid-19. Si bien es cierto que la situación es diferente en cada organización, dependiendo del sector en el que opere y de factores como el tamaño, que la mayoría de las veces determina su músculo financiero, el rasgo principal que define la situación actual es la incertidumbre, que se concreta en el hecho de que nadie sabe a ciencia cierta cuándo va a empezar a reactivarse la demanda y con qué intensidad.

Últimos artículos de Opinión