Carlos Malamud

Catedrático de Historia de América de la UNED

En un contexto generalizado de revalorización del papel del Estado y de lo público, la crisis del COVID-19 en América Latina ha servido, como en otras partes del mundo, para medir la capacidad de liderazgo de los presidentes regionales. Y si bien es absolutamente impensable que todos se muevan del mismo modo y en la misma dirección, un selecto grupo ha destacado sobre el resto.

Tras la traumática y confusa renuncia de Evo Morales y la anulación de unas elecciones fraudulentas que hubieran originado un nuevo mandato del líder del MAS, Bolivia se enfrenta a unos comicios trascendentales. Estos tendrán lugar el 3 de mayo y decidirán no solo la identidad del nuevo presidente, sino también la composición del Parlamento. Su importancia radica en el hecho de que podrán corregir el rumbo de los últimos 15 años manteniendo la mayor parte de las reformas realizadas y reparando sus excesos, o bien abrirán la puerta a la revancha, echando por tierra toda la obra de Morales, o le permitirán regresar al poder, aunque sea por interpósita persona.

Tribuna

Mientras el Foro Económico Mundial, también conocido como Foro de Davos, decidía realizar en abril próximo una gran reunión en São Paulo sobre la situación de América Latina; a instancias del Foro de São Paulo se celebraba en Caracas el “Encuentro mundial contra el imperialismo. Por la vida, la soberanía y la paz”. Parafraseando a Juan Pablo II en una de sus visitas a Cuba, mientras el mundo (Davos) se abre a América Latina, América Latina (São Paulo) se abre al mundo.

Tribuna

Argentina no es un país para melancólicos. Tampoco para quienes estén dispuestos a aburrirse. Todavía no hace un mes que asumió Alberto Fernández acompañado de la vicepresidenta Cristina Kirchner, si bien domina la sensación de que hace mucho tiempo que están al mando por la cantidad de cosas que han pasado. El epicentro del vértigo es la Casa Rosada, aunque en la provincia de Buenos Aires la aceleración impuesta por el gobernador y ex ministro de Economía kirchnerista Axel Kicillof (también asumió el pasado 10 de diciembre) es igualmente tremenda aunque no con tan buenos resultados.

Tribuna

Tras una jornada electoral desarrollada con bastante normalidad, salvo un par de incidentes aislados, las urnas se cerraron puntualmente en el horario previsto.

Últimos artículos de Opinión
opinión
Amador G. Ayora