Benjamí Anglès Juanpere

Profesor de Derecho Financiero y Tributario de la UOC
Tribuna

Google ha anunciado que va a poner fin a la práctica conocida como el "doble irlandés", que consiste en enviar los beneficios que la compañía obtiene en la Unión Europea a paraísos fiscales desde su filial situada en Irlanda, mediante la cual ha estado evitando durante años el pago de importantes sumas en el impuesto de sociedades, tanto en Europa como en Estados Unidos. Resulta que su intención es dejar de transferir esos beneficios a paraísos fiscales y repatriarlos a los Estados Unidos y, por consiguiente, declararlos en el país dónde tienen su cuartel general.

Opinión

En principio no tendrían que existir diferencias en materia de impuestos cuando comparamos hombre y mujeres. Según la Constitución y las leyes tributarias de nuestro país, todos tenemos el deber de contribuir al sostenimiento del gasto público de acuerdo con nuestra capacidad económica en plano de igualdad, de modo que se consiga un equitativo reparto de las cargas tributarias con independencia del género de cada uno.