Redactora de elEconomista.es
Mercados

El yen japonés se está disparando en los mercados de divisas tras el inesperado movimiento del Banco de Japón (BoJ). Aunque el organismo monetario ha mantenido los tipos de interés (en el -0,1%), ha anunciado un giro sorprendente para las rentabilidades de los bonos soberanos a 10 años. El BoJ ha dado su primer paso hacia la normalidad monetaria, flexibilizando el tope de la rentabilidad del bono a 10 años (capada hasta ahora en el 0,25%). Antes de esta reunión, el organismo controlaba de forma férrea el tipo de interés de los bonos soberanos a 10 años, lo que se conoce en el argot financiero como control de la curva. Con esta herramienta, el BoJ pretende mantener los tipos de interés muy bajos para estimular una economía que hasta hace poco no sufría el fenómeno de la inflación.

Sin embargo, la oleada inflacionista que asola a medio mundo está obligando al organismo nipón a recular: el rendimiento del bono a 10 años podrá subir hasta el 0,5% (el doble de lo fijado anteriormente), lo que sin duda afectará a toda la curva de tipos, encareciendo el crédito en Japón, haciendo más atractivos los activos de renta fija del país (que hasta ahora ofrecían tipos prácticamente negativos) y dando un empujón al yen. Los expertos confirman que este es el primer paso hacia la normalidad de la política monetaria en el país asiático, el último de los grandes desarrollados que todavía no había comenzado a endurecer su política.

Finanzas

Los depósitos siguen a años luz de recuperar el atractivo de antaño, pero algo se está cociendo en la banca a la hora de remunerar este tipo de ahorros. Según la última estadística de Banco de España correspondiente a septiembre, las familias han logrado rascar una rentabilidad de media del 0,27%, un porcentaje que puede parecer mínimo, pero que supone un gran salto si se compara con el 0,05% de hace un año. Para ver un interés similar hay que remontarse a marzo de 2016.

Empresas

Elon Musk da el paso y lanza una OPA hostil sobre Twitter en lo que considera su "mejor y última oferta". En una carta remitida a la empresa, Musk plantea una oferta en efectivo de unos 43.000 millones de dólares (más de 39.600 millones de euros) para hacerse con el 100% de la red social, o 54,20 dólares por acción. Supone una prima de más del 18% si se compara con el precio de cierre de ayer. Su idea es excluirla de bolsa y de no salir adelante, el controvertido empresario amenaza con "reexaminar su posición de accionista".

Empresas

FCC agita los cimientos del sector inmobiliario al anunciar una oferta en metálico por el 24% de Metrovacesa (un máximo de 36.402.322 acciones) a un precio de 7,80 euros por título, por lo que el importe total a desembolsar asciende a 283,93 millones de euros. Echando cuentas, la prima ofrecida por el grupo controlado por Carlos Slim es del 20,2%: Metrovacesa cerró el lunes en 6,49 euros.

Mercados

El peor de los escenarios se confirma. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha iniciado la invasión de la región ucraniana de Donbass esta madrugada y, además de la batalla sobre el terreno, que ya cuenta decenas de muertos, ha declarado la guerra a Occidente, con amenaza nuclear incluida. A la espera de saber cómo será la respuesta internacional, los inversores corren en busca de refugio en pleno 'shock económico'. Las bolsas de todo el mundo bajan, mientras se dispara el petróleo, el oro y los bonos, con sus precios al alza y sus rentabilidades a la baja.

Economía

Cambio sutil en el mensaje del BCE ante la escalada de la inflación. Lo que hace unos meses era un escenario temporal ahora ya no lo es tanto. El vicepresidente del organismo, Luis de Guindos, ha sido el encargado de modular el discurso al afirmar que "quizás la alta inflación no sea tan transitoria como preveíamos hace unos meses". Con todo, el español todavía espera que la inflación se mantenga por debajo del objetivo del BCE en 2023 y 2024, es decir, inferior al 2%.

Mercados

Las bolsas europeas han cotizado este día de Reyes con caídas, salvo el Ibex 35 que ha logrado cerrar plano por el 'tirón' de la banca. El selectivo español ha logrado una remontada para enmarcar, de ir perdiendo un 1,5% en la apertura a cerrar plano en los 8.789. De este modo, el selectivo se mantiene cerca de zona de resistencia, que se encuentran en los 8.840 enteros: el primer nivel que debería superar "para poder tener una subida más o menos fiable que aleje el riesgo de una recaída a la zona de los 8.000 puntos", señala Carlos Almarza, analista técnico de Ecotrader.

Empresas

Cambios de calado -y casi esperados- en el consejo de administración en Inditex. Pablo Isla cederá la presidencia a Marta Ortega a partir del 31 de marzo de 2022, según un hecho relevante enviado a la CNMV. La textil también cambia al consejero delegado. Con ello, la firma gallega culmina el proceso de relevo generacional iniciado en 2011 con la sustitución de Amancio Ortega en la presidencia de Inditex. Las acciones de Inditex recortan hasta un 5% tras estos cambios.

La Casa Blanca ha anunciado la liberación de 50 millones de barriles de petróleo procedente de sus reservas estratégicas. La medida está coordinada con China, Japón, India, Corea del Sur y Reino Unido. Se trata de la mayor liberación de la historia por parte de EEUU. En 2011, puso en venta 30 millones de barriles, en total fueron 60 millones en conjunto con la UE. La OPEP y sus socios deslizan que responderá con recortes a la producción

Mercados

Ya no solo los no vacunados, que son más de dos millones de habitantes. Austria decide extender el confinamiento a toda la población a partir del lunes durante diez días -que podrían ser 20- para frenar el aumento de casos de coronavirus. En los últimos 14 días, la tasa de incidencia se le ha disparado con más de 1.500 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en un país de ocho millones de personas. Los nervios a que la pandemia reedite los peores episodios vividos en 2020 vuelven a los mercados financieros. Renta variable, fija, materias primas... nadie escapa a los temores. La única buena noticia ha sido que el desplome de las rentabilidades de los bonos europeos dan un respiro a los bancos centrales al recortarse de forma automática las expectativas de tipos.