Alba Pérez

Redactora de Mercados

Las caídas con las que las principales bolsas de Europa y EEUU arrancaron la semana, tras las crecientes preocupaciones por el avance del virus y las cada vez más elevadas perspectivas de inflación para la economía global, quedan atrás a cierre semanal. En la sesión del viernes, un día después de la reunión del Banco Central Europeo -en la que se conoció que mantendrá los tipos bajos o incluso en negativo durante más tiempo para llevar la inflación al 2%-, el Ibex 35 logró superar con creces la resistencia de 8.660 puntos, lo que supone un signo claro de fortaleza que muestra un suelo fiable del selectivo.

La última reunión del  Banco Central Europeo (BCE), en la que confirmó que mantendrá los tipos bajos o incluso en negativo durante más tiempo para llevar la inflación al 2%, lastró parte de los avances que las bolsas europeas dibujaban desde el miércoles. A pesar de que en el tercer día de la semana el Ibex 35 logró rebotar un 2,5% y durante la mañana del jueves mantuvo un buen ritmo de subidas, terminó la jornada por debajo de la zona de fortaleza.

El petróleo trata de encauzar la semana después del desplome que se vio el lunes y que lo llevó a ceder casi un 7% en un solo día, un retroceso diario que no se veía desde el mes de marzo. El intento de cerrar el hueco del inicio semanal llevó al barril de Brent a anotarse más de un punto porcentual durante la jornada del martes y en la última sesión incluso logró que el rebote ascendiese al 4%.

El precio del barril de Brent, que no tardó nada en manifestar sus reacciones al acuerdo para aumentar la producción de petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliadas (OPEP+), recupera los 69 dólares tras una última sesión positiva.

El EuroStoxx aún gana un 13,6% EN 2021

Una semana más las caídas generalizadas en las bolsas europeas volvieron a golpear con especial dureza al Ibex 35. Un importante retroceso que lo rezaga todavía más de su homólogo europeo. Y es que la subida del EuroStoxx ya dobla a la del parqué español este 2021, hablamos de una distancia superior a los 8 puntos de rentabilidad, la mayor brecha del año.

Son malos tiempos para explicar que la recuperación del sector de aerolíneas comunitarias llegará a finales de este año teniendo en cuenta las caídas de las últimas semanas ante las consecuencias que está provocando en Europa la variante Delta. Pero así lo prevé el consenso de mercado. Los analistas creen que en el cuarto trimestre del año el conjunto de las seis firmas europeas -IAG, Air France-KLM, Lufthansa, Ryanair, easyJet y Wizz Air- operarán al 73% de su capacidad y obtendrán el 70% de los ingresos que tenían en el año 2019, justo antes de que estallara la pandemia. Es lo que recoge en un informe reciente el banco de inversión Bank of America, que se muestra más optimista que el conjunto del mercado y considera que estas dos cifras hay que elevarlas hasta el 80% de los asientos disponibles (siguiendo la ratio ASK utilizada en el sector) y obtendrán el 77% de los ingresos que lograron en el último trimestre de 2019.

El avance de la quinta ola de coronavirus, el creciente miedo a su variante Delta y, como consecuencia, el aumento de restricciones de algunos países han frenado el pequeño despegue con el que IAG iniciaba la temporada vacacional. Y es que pese al importante rebote que se vio durante los primeros días de julio, esta semana ya registra pérdidas del 3,5%. La aerolínea logró mantenerse por los pelos por encima de los 2 euros, al cierre de ayer.

Cae un 24% en 2021

La firma de renovables es actualmente la apuesta favorita de los expertos dentro del Índice General de la Bolsa de Madrid (IGBM), pues se lleva la recomendación de compra más respaldada entre sus compañeras, según datos de FactSet. Además, tras un retroceso del 24% en 2021 que la convierte en una de las más bajistas del año, en línea con su sector, presenta el mayor potencial alcista de todo el selectivo.

Sube más de un 70% en el año

Fluidra, el fichaje más reciente del índice de referencia en España, se ha mostrado imparable desde su incorporación, el 29 de marzo de este mismo año. De hecho, despidió la última sesión con un precio de 35,70 euros por acción, unos niveles récord en su historia como cotizada que ya le valen el título de la firma más alcista del parqué en lo que va de 2021.

Se anota un 8,7% en 2021

Mientras aumenta el miedo a que una nueva ola de la variante Delta del coronavirus ralentice de nuevo el crecimiento de la economía, la semana vino marcada por la pérdida de soportes de las bolsas europeas y, como consecuencia, el aumento del atractivo de la ecuación rentabilidad/riesgo para el inversor. Y es que el jueves, tanto el Ibex como el EuroStoxx perdieron los niveles que sostenían los descensos hasta ese momento, tras retroceder más de un 2%.