Podcasts

La producción de melón y sandía se hunde y los precios volverán a dispararse en verano

  • La sequía y los altos costes reducen un 20% la fruta disponible
  • En junio de 2022 llegarón a pagarse hasta 12 euros por pieza
  • Pueden llegar a producirse problemas de desabastecimiento
Madridicon-related

Si eres fan del melón y la sandía, tienes por delante otro verano complicado. La producción de estas populares frutas ha caído un 20%, debido a la sequía y los altos costes de producción. Un dato adelantado por el sector, que obliga a pensar en que los consumidores van a encontrarse, de nuevo, con elevados precios en los supermercados, como pasó en la anterior campaña.

Hay que recordar que, en junio de 2022, los clientes llegaron a pagar hasta 12 euros por el melón y la sandía. Un precio elevadísimo, que estuvo provocado, según explicaban entonces, por la finalización del producto marroquí, y el retraso de unas semanas en la cosecha, por culpa de las lluvias y las bajas temperaturas de primavera.

¿Se va a repetir esa situación este verano? Desde COAG, en declaraciones recogidas por Efe, aseguran que el sector no puede descartar que los precios se disparen de nuevo. Lo que está claro es que, en junio, el melón y la sandía disponible en tiendas va a ser mucho menor que en otras campañas, e incluso pueden llegar a producirse problemas de desabastecimiento puntuales de estas dos frutas.

Superficie cultivada

La caída del descenso de la producción viene provocada por la reducción en la superficie cultivada, de alrededor del 20%, debido al retraso en las campañas de invierno en productos como el tomate o el pepino, por las condiciones climáticas. Además, ante los altos precios de estos productos de invierno, han incitado a los agricultores a mantener su producción en invernaderos, aunque fuese a costa de la campaña del melón y la sandía.

Una sensación contrastada por los últimos datos del Ministerio de Agricultura, que muestran un descenso en los últimos años de la superficie destinada tanto a la sandía como al melón, aunque en este caso es aún más acusada. La mayor parte de la producción de estas frutas se condensa en la provincia de Almería, en su mayoría, y en Murcia, Sevilla y Valencia.

La tendencia que observan los expertos es que los productores están dejando de plantar por la falta de agua, lo que se traduce en un mal arranque de campaña.

Condiciones climáticas

También influyen las condiciones climáticas que se han vivido en las principales regiones productoras, donde a finales de abril se registraron importantes aumentos de temperaturas, que rozaron niveles propios del verano. Una situación que perjudica a la planta en uno de los momentos más relevantes: el cuaje de los frutos.

Sin embargo, desde COAG destacan que el rendimiento por metro este año está siendo mejor que el año pasado, sobre todo por los problemas que hubo el ejercicio anterior por las plagas y la calima.

Campo de sandías en Castilla-La Mancha.

En estas circunstancias, es probable que se reduzca la cantidad de sandía y melón que se exporta a otros países. Una tendencia que ya comenzó el año pasado, y que este curso se agudiza. Casi una de cada cinco toneladas que se producen se destina al comercio internacional, siendo Italia, Grecia y Turquía los principales países que compiten con España.

Por último, los agricultores también están preocupados por el aumento de costes de producción, que rondan el 10%, y que se suman al 30% registrado en el ejercicio precedente. Mientras que precios como la energía o la mano de obra, aunque no han vuelto a subir, continúan siendo muy elevados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud