Opinión

El maná europeo, en tránsito

El dinero europeo no llega llovido del cielo, exige contraprestaciones

Uno de los asuntos prioritarios en la agenda política es el de la regulación de alquileres, congelando precios en zonas concretas. La decisión no parece la más acertada. De nuevo, hay que apelar a aquello de que sería bueno que nuestras autoridades políticas hicieran un gesto y aprovecharan para ponerse manos a la obra con vivienda social y asequible para todas economías, incluso buscando complicidades con el sector privado tal cual ocurre en otros países europeos.

Pero la noticia es que ya tenemos el aprobado de Bruselas para nuestro plan de recuperación económica, con 9.000 millones a cuenta que llegarán el próximo mes – en total este año percibiremos 19.000 millones, menos de los 27.000 millones presupuestados -, cuando dé la luz verde el Ecofin, los ministros de Economía y Finanzas de la UE que se reúnen el 13 de julio. Esta será la primera entrega del montante de los 140.000 millones de euros que se irán proveyendo por parte de Europa, de los cuales un buen pellizco es en teoría a fondo perdido, aunque como la Unión Europea se endeuda para obtener el dinero con el que irá regando a los Estados miembros, habrá que devolver lo que nos presten y además contribuir con más aportaciones, por nuestra parte, para que la Unión disponga de los fondos con los que tendrá que reembolsar la financiación recibida.

Algo es algo, aunque me da la impresión que el aprobado a los planes presentados por los países integrantes de la UE está siendo un aprobado generalizado, recordando aquello que se insertaba en nuestra cartilla militar, la famosa blanca, al licenciarnos, de que el valor: se le supone. O en línea con esa reforma educativa que permitirá pasar de curso sin límite de suspensos y en bachillerato, con uno. ¡El déficit de capital humano que se atisba será monumental y lo de la cultura del esfuerzo pasa a mejor vida!

El gran objetivo de las ayudas procedentes de Europa es el de transformar España hacia una economía más verde, más digital y resiliente. Ahora veremos si los buenos propósitos sobre creación de empleo, atajar el paro juvenil, mejorar las capacidades de nuestra gente para acceder al mercado laboral y reformularlo, así como para desarrollar nuestro marco empresarial, haciéndole ganar músculo, junto a reformas profundas en la Administración, se quedan en buenas intenciones o pasan a ser reales y efectivos.

Lo trascendente es que el dinero que lloverá de Europa se aplique en ciencia, innovar, una nueva política industrial, la economía circular y las energías renovables, así como en sanidad, frente crucial máxime a tenor de las circunstancias, infraestructuras que ayuden a nuestra transformación económica. No obstante, prevalece el escepticismo sobre la capacidad de gestión de esos fondos europeos…

El transporte sostenible con el papel preponderante del vehículo eléctrico es otra materia clave por lo que respecta a los fondos europeos. Sin embargo, los datos actuales ponen de manifiesto que pocos coches eléctricos se venden y, entre otras razones, se esgrime su elevado precio y la falta de ayudas efectivas para su adquisición. Así que en tiempos críticos cuando la gente intenta evitar el transporte colectivo, las ventas de automóviles usados y con notable antigüedad se dinamiza y nuestro parque automovilístico en vez de rejuvenecerse va envejeciendo.

Pero hay más cosas inherentes al cumplimiento de las condiciones para que dinero de Europa siga fluyendo. Bruselas insistirá en la ley de unidad de mercado para evitar los 17 mercados correspondientes a otras tantas comunidades autónomas y regular la competencia, como también lo hará, sobre todo con la vista puesta en 2023, respecto a la orientación de nuestra política fiscal que no solo tiene que concentrarse en recaudar más impuestos, sino en ajustar el voluminoso gasto público y encarar una vía de consolidación fiscal que no nos aboque al abismo.

Y, cómo no, está el tema pendiente y recurrente desde hace años y que cada semana merece la atención de los medios informativos: las pensiones y los reajustes que desde Europa nos impondrán.

Bueno, no seamos autocomplacientes con ese supuesto maná que cae de Europa. Que cada cual actúe con en mayor entusiasmo para salir adelante, al margen de los fondos europeos.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

FELIX
A Favor
En Contra

Nadie regala duros a 4 pesetas. Como siempre brillante y acertado Profesor. El maná cayó del cielo, que se sepa, una sola vez y por voluntad divina. Más vale que hagamos bien nuestros deberes y nos esforcemos por salir del bache sin esperar milagros desde Europa que, además, nos costarán el debido precio.

Puntuación 34
#1
Tony
A Favor
En Contra

Acertada columna de opinión, aunque faltan datos de contraste. La salida de esta crisis no será gracias a los fondos europeos sino a la resiliencia del españolito currante medio, que tiene que sacar una familia adelante, a pesar del infierno fiscal que, no lo duden, se está convirtiendo la UE. Cada vez que habla la Úrsula (es como una dictadorcilla aspirante a Hillary sin la más mínima legitimidad democrática) me dan más envidia los ingleses. ¿Por qué será?

Puntuación 18
#2
Dinero tirado
A Favor
En Contra

El dinero de Europa se lo van a fundir en rotondismo, rebajar bordillos de aceras y chapuceos varios que no nos van a llevar a nada. Dinero tirado.

Puntuación 29
#3
Francisco
A Favor
En Contra

bien venidos al mundo feliz , un paso mas al TOTALITARISMO, nos roban la libertad día a día y aplaudimos con las orejas , poco a poco , este nuevo COMUNISMO, SEREMOS MUY FELICES, ya nadie recuerda como se vivía en la Alemania Comunista y en Rusia , miren a España con un Chulo Golpista y hasta los Empresarios le aplauden, el nivel de corrupción es vomitivo GOBIERNO DE LA MENTIRA .

Puntuación 22
#4
Diego desde Tabarnia
A Favor
En Contra

Ya ha décadas que no veo un futuro claro y de verdadero progreso como antaño. Parecía que la caída del muro permitiría la evolución y la evolución, pero en lugar de ello el único sistema bicentenario que ha demostrado haber funcionado, el capitalista, se está yendo al traste. Los atentados del 2001 en el corazón del sistema marcaron la debacle y la llegada de tinieblas.

Por supuesto, Europa viéndolas venir. Y España..., eso qué es?? No había sido un país ejemplar hasta no hace tanto? Quién te viera y quién te ve; Paco, no soy tan mayor, pero se te echa en falta.

Ojalá esté muy equivocado. Siempre nos quedará la esperanza.

Puntuación 12
#5
Jose
A Favor
En Contra

Debe ser obtuso profundo quien piense que si se regala dinero a todos, él también sale beneficiado. Pues él, caso de que a todos correspondiese la misma parte, se encontraría en el mismo lugar que antes, aunque con precios más altos. Peor aún será para otros, que verán subir los niveles de vida mientras a ellos ni un chavo les toque (especialmente si son autóctonos y su desempeño se circunscribe amen ámbito alejado de teta pública). Y luego están los últimos, los expoliados, los ahorradores a quienes se les roba valor real de su esfuerzo para que lo disfruten buenaa gentes y muchos otros vagos y maleantes. Estos últimos se llaman, básicamente, alemanes, y dentro de un rato tirarán por los aires el tablero y no se seguirán esfumando de su sacrificio los euros para que 23 ministerios, miles de asesores y millones de paniaguados se repartan su expolio de manera normalizada. Se ve que la españa funcionarial no nació para servir a los españoles, sino para que Alemania les sirva a ellos. Ya veremos lo que dura el tablero en saltar por los aires cuando las aspas del helicóptero eleven el precio de la vida y los alemanes se vean como cretinos regalando y perdiendo dinero en cantidades industriales. No lo veo..., pero ne huelo como acaba la historia. Muchísimo pero muchísimo antes de recibir 140.000 millones.

Puntuación 10
#6