Opinión

Plan de destrucción de la economía española

¿Qué fue del intelecto de Albert Einstein? ¿Y del talento y genialidad de Leonardo Da Vinci? ¿Y del padre de la ciencia, Galileo Galilei? Desde luego nada, absolutamente nada al lado de las mentes privilegiadas e iluminadas que en su día perfilaron aquellos trazos desdibujados del Plan de Reconstrucción en el hemiciclo, y sobre cuyos rasgos ya dijimos que se trataba de una tomadura de pelo cuyo propósito primordial era el de justificar una desproporcionada elevación de impuestos, y que luego, en su proceso de pulido, la altura de miras de sus paridores les lleva a engendrar el rimbombante Plan de Reconstrucción, Resiliencia y Transformación.

Sobre ese Plan vamos conociendo fichas a modo de flases, pero desconocemos el intríngulis remitido a Bruselas, aunque ya nos imaginamos lo peor y que nada bueno puede contener. Ahora bien, los versículos que nos van soltando son desalentadores en grado sumo. Y solo hay atisbos de recuperación si llegan los fondos europeos, dejando de lado el papel de la iniciativa de nuestro sector privado y el empuje de nuestras empresas y profesionales. Es decir, que los de aquí, con toda la energía que aún nos resta, aparecemos como tontos inútiles.

Hablando claro, nos encontramos ante un cuento chino con lo del Plan de Recuperación porque en realidad se trata de un plan de destrucción de la economía española, con unas subidas de impuestos épicas y fuera de contexto que lastrarán el devenir económico, succionando recursos del castigado sector privado para dar de mamar a las clases políticas y estatales extractivas, y azotando con tasas, gravámenes, cargas y toda suerte de peajes a la maltrecha población española. De paso, esas cabezas pensantes capaces de engendrar el plan de destrucción de la economía española arremeten sin piedad contra un sector clave como es el de la automoción de forma directa con la fiscalidad del diésel, más impuesto de circulación, de gases fluorados, y estableciendo peajes en todo tipo de vías y carreteras, con lo que además se castiga al transporte, a empresas, autónomos y al ciudadano. Y, cómo no, además de subir impuestos como el de sociedades y el de la renta, Madrid constituye la diana para lanzar la cruzada de la armonización fiscal autonómica, quebrando el espíritu de la tributación autonómica. En fin, que el objetivo del plan de destrucción es precisamente ése: destruir nuestra economía y acallar sus gritos de libertad.

La falta de empatía entre los gobernantes y el mundo real se evidencia otra vez. Tal y como están las cosas, empezar a aumentar impuestos este año y seguir haciéndolo en 2022 y 2023 no solo es un flaco favor a nuestra economía sino fuego a discreción para ir acabando con ella, de modo que el sector privado quede arrasado en favor de un sector público que se erigiría en único protagonista económico y la mayoría de la ciudadanía quedaría a expensas de los subsidios, de las pensiones y de las ayudas que Papá Estado tendría a bien conceder, a quien cada día rendiríamos pleitesía.

Veremos qué dice Bruselas ante ese programa devastador de la economía española que va en la dirección contraria a lo que otros países están haciendo, con énfasis particular en la Italia de Draghi en cuyo plan no solo no hay subidas de impuestos sino bajadas y reducción de la cuña fiscal.

Empero, el gobierno progresista, acuartelado en sus feudos monclovitas y en casoplones lejos de alcance del común de los mortales, que no pisa el mundo real, quiere contentar a Bruselas por el frente peliagudo y dramático de las cuentas públicas que precipitan a nuestra economía hacia el más profundo de los abismos. Sus preclaras soluciones no apuntan hacia lo que es una exigencia ineludible: reducir el gasto público por donde pacen demasiadas bocas que nada aportan y restan.

Para agradar a la UE el proyecto exhibe feroces ansias que cristalizan en toda suerte de tributos

Para agradar a Bruselas se exhiben feroces y devoradoras ansias que cristalizan en toda suerte de tributos y gravámenes. ¿Por qué? España acumula una tenebrosa evolución del déficit público cuya hemorragia seguirá sin atajarse en los próximos años. España está preñada de una deuda pública impagable con perspectiva insolvente. La llegada de los hipotéticos fondos europeos de 140.000 millones, que aproximadamente en su mitad serían a fondo perdido, como ayuda, y la otra mitad como préstamo blando, no suponen en absoluto dinero gratis. Porque si el dinero que arribe en forma de créditos desde Bruselas habrá que devolverlo en cómodos plazos, tal cuantía incrementará el saldo de nuestra deuda pública y habrá que pagarlo. Y por lo que concierne a los 70.000 millones de ayudas, ese dinero, que Europa nos habrá entregado gracias a que se habrá endeudado en los mercados financieros, tendrá que reintegrarse aumentando nuestras contribuciones a la UE. Como dijimos en su día, los Estados "beneficiados" por tales ayudas a fondo perdido deberán apechugar en el futuro con mayores aportaciones hacia Europa para que la Comisión pueda devolver los dineros que los mercados le presten. De tal suerte, que el látigo de más cargas fiscales en España se irá intensificando en los próximos años.

Posiblemente, España tiene hoy el peor gobierno que pudiera tener. Un mínimo de sentido común aconseja no solo un gobierno de concertación de fuerzas políticas que sumen, sino también la apremiante obligación de formar un gobierno de tecnócratas que salve a nuestro país de la hecatombe hacia la que se dirige, al estilo italiano bajo la batuta de Draghi.

comentariosforum17WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 17

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Facebook
Pepe Cristiano
A Favor
En Contra

Sr de Liébana, el plan de recuperación es una sanchinflada más de este inútil que está de okupa en la Moncloa.

Servirá para lo que sirven las subvenciones bolivarianas de un narcogobierno corrupto para enriquecer a las peores empresas de España, las que necesitan de la cohiba y el soborno del político, es decir los amigos empresaurios del político, y por contra, para hacerle competencia desleal a aquellas empresas que funcionan bien y por eso no necesitan de la mordida del BOE.

Le pongo el caso del sector digital que es el que conozco: ya hay anunciados "proyectos" con esas consultoras conocidas por los ingenieros informáticos como charcuteras/cárnicas que no aportan valor alguno pues son agencias cuyo "business model" es la cesión ilegal de ingenieros a empresas clientes, entre las que están cómo no principalmente la Administración. Ese modelo consiste en pagarle al ingeniero con cuencoarrocismo mientras los intermediarios se llevan las pelas con contratos amañados.

Para que se hagan uds una idea de como Mr Sanchinflas les robará la cartera una vez más.

Saludos.

Puntuación 63
#1
Lo suscribo
A Favor
En Contra

y añadiría que el plan de los masoncitos bielderbergianos sigue su curso..

Puntuación 39
#2
V for Vendetta
A Favor
En Contra

"¿ Otro Franco ?

Puntuación 10
#3
ciudadano exprimido
A Favor
En Contra

Toda la razón, vamos hacia el abismo

Puntuación 33
#4
Jose
A Favor
En Contra

En Europa hay mucho maleante también José María. Si de verdad fuesen diligentes y responsables, echarían ese plan atrás y enviarían aquí a un ejército de fiscalizadores. Hasta ahora, han ido negligiendo de manera temeraria y desleal contra la plebe de esta tierra, primero de forma interesada, actuando de cómplices necesarios cuando promulgaron la desindustrialización de España a beneficio propio (......y sin ocuparse de que los fondos fueron debidamente empleados en otras cosas que no fuesen funcionarios, políticos, autonomías, corruptelas, modificados o televisiones). España está fuera de control José María. Hace décadas que lo está. Las fincas del ini, el margen de bajada de los tipos de interés y la deuda permitió enmascarar y normalizar una gigantesca mentira que va a explotar. El patrimonio del abuelo y el europeo se utilizó para el bienvivir, la mamandurria y el lavado de cerebros. Y esta tierra está demasiado enferma y adoctrinada en la normalidad del recurso a dinero ajeno, para poder comprender y asimilar lo que puede acontecer.

Puntuación 48
#5
Con Adriana Lastra + Ivan Redondo podemos estar tranquilos
A Favor
En Contra

Yo estoy tranquilo con este gobierno, con el tandem Adriana Lastra (la ilustrada) + Ivan Redondo (el socialista que no es socialista) estamos en buenas manos.

Puntuación 17
#6
Nicaso
A Favor
En Contra

Tiene razón D. José María pero eso es como predicar en el desierto, como mucho se escucha a uno mismo. El Sr. Platón tenía un concepto de la democracia con el que cada día estoy más de acuerdo. El voto popular, dopado con una propaganda sin fin, puede llevar al poder a un personal inepto con escaso conocimiento de lo que se trae entre manos. Nuestra economía está más con permiso del enterrador que del galeno. Todo lo que usted nos cuenta es una triste realidad que tiene muy mala solución salvo que sea traumática. En fin, a esperar acontecimientos.

Puntuación 39
#7
VIO
A Favor
En Contra

Que se puede esperar de este presidente de gobierno que su gran mérito es ser un excelente trepa de partido aupado a presidente por las astucias de Iván Redondo. En un anuncio de colonia aparece un rostro bonito, pero esa persona no dirige la empresa que fabrica esos perfumes. Aunque en nuestro gobierno no ocurre así. Es un rostro agradable pero huero de conocimientos al que se le encarga dirigir el país. Y claro está, se llena de asesores. Aun así, se puede atisbar su carácter profundo por lo mal que le han sentado las críticas de sus correligionarios Joaquín Leguina o Nicolás Redondo Terreros. Si pudiera los defenestraba. Ese carácter rencoroso nos da idea de su inseguridad y de su forma de actuar, que consiste en eliminar radicalmente a cualquiera que le presente un mínimo de oposición o difiera de sus planteamientos políticos. En fin, es obvio que sabe nadar en las aguas turbulentas del partido a base de favores y contra favores, pero de ahí a gobernar un país hay un mundo. Para mí que no está ni para dirigir una comunidad de vecinos. Usted propone que acaso tienen un plan premeditado para destruir la economía española. No lo creo. Son así de ignorantes y no saben hacer otra cosa que gritar eslóganes a la galería que piensan que les van a ser rentables en votos. En el fondo Iván Redondo entiende de marketing político, pero no de economía, y por tanto, él que lo cuece todo en la rebotica, no ve más allá. El otro lo único que hace es poner el rostro que sale en los anuncios y sonreír con cara de bobo. Seguro que si alguien le habla de economía gira la cabeza y se pone a otra cosa. Posiblemente a pensar qué lado de su rostro le favorece más o como hay que iluminarlo, o a donde va a pasar las vacaciones pagadas con su familia y amigos. De la economía que se encargue Bruselas, o que se vaya al cuerno, mientras él siga sentado en la poltrona del gobierno. Por tanto, de la economía española mejor ni mentarla, aunque se caiga por un precipicio. Allá vamos...

Puntuación 26
#8
Marc939
A Favor
En Contra

España es un país donde no se defiende a quienes trabajan, a quienes producen, se forman, emprenden e invierten, que solo se busca la cultura del asistencialismo, la queja y la subvención, donde la gente buena es puesta contra la pared como delincuentes, por hacienda, la justicia, la policía y la seguridad social, y donde triunfa el vago, el okupa, el caza-pagas, el corrupto, las mafias y los ladrones, defendido por el estado que nos administra.

Puntuación 59
#9
KLO
A Favor
En Contra

En España, tenemos la desgracia de tener el peor Gobierno en el peor momento. Y asi nos va. Cuando parece que íbamos por el camino correcto, porque estabamos superando la crisis anterior, Nos sale un Gobierno Sociocomunista que nos vuelve a meter en el pozo más profundo de la recesión. Y cuanto más tiempo se mantiene en el poder más dificil nos lo pone para volver a superar la nueva crisis. Pero además y para desgracia de todos no solo nos endeudan, sino que nos arruinan con más y más impuestos. Pero para más INRI estas políticas tan desastrosas, hacen que toda la inversión que pudiera llegar del exterior huya, por pánico. Bueno, pues este es el resultado de votar sin pensar.

Puntuación 17
#10
Facior
A Favor
En Contra

Está todo correcto. La misión de los políticos no es salvar la economía, sino ganar votos. Si para ello hay que destruir el Universo, se destruye.

Puntuación 22
#11
Salvad España
A Favor
En Contra

Totalmente de acuerdo con el Sr. Liébana.

Un gran artículo.

Puntuación 15
#12
Oscar
A Favor
En Contra

Venga va, se lo compro.

Cierto es que un aumento de impuestos va en contra-dirección del resto de Europa, que fomentan una bajada para favorecer el crecimiento económico. Pero seamos serios:

1.- ¿Cree que Europa se fía de un gobierno como el que tenemos? No me creo que llegue esa subida impositiva solo porque Sanchez lo diga.

2.- Habla de un gobierno tecnócrata o de una mente brillante (y honrada, añado), por mas que me esfuerzo, no encuentro a nadie capaz de retomar el rumbo de nuestra cuasi destrozada nave, que necesita de muchos, muchos, muchísimos arreglos.

Eso si, no va mal encaminado en su articulo

Puntuación 9
#13
Usuario validado en elEconomista.es
Amanda
A Favor
En Contra

Podéis llamarme mala persona, pero una parte de mi se alegra de este devastador desastre teniendo en cuenta la cantidad de votos que han tenido y seguirán teniendo

Puntuación 3
#14
basiliscosfh
A Favor
En Contra

Liébana, las tonterías que dices, y que se publican en La Vanguardia, pues algún tonto útil tienen que tener para originar polémica, las repìtes aquí ( hay que comer y orinar cada día ), para que todos estos pobres desgraciados que se creen que lo que publica este panfleto se vengan arriba en su pobre existencia.

Puntuación -14
#15
Prof Gay, CUIDADO !!!
A Favor
En Contra

Prof Gay, dice Vd: Veremos qué dice Bruselas . CUIDADO, no se fíe un pelo de Bruselas. La Comisión Europea está trufada de la típica Raffaella jefa de unidad italiana, vestida de rojo, pelo negro lacio largo y que huele mal porque no se lava, qué hará todo lo que pueda para perjudicar a España desde su puesto y que en el mejor de los casos no hará nada porque no pega palo al agua a pesar de su sueldo de Eur 15mil netos mensuales. No se fíe, tome la iniciativa y envíe una carta, si es posible con otros economistas de peso como Vd, reclamando la intervención YA de la quebrada Hacienda española.

Puntuación 1
#16
gonzalo
A Favor
En Contra

Excelente artículo de Gay de Liébana. Yo no soy economista, pero el sentido común es más poderoso que el conocimiento.

Si las fuerzas políticas de la oposición en España no juntan sus esfuerzos y se crea un partido político sin las siglas del PP, CS ó VOX que concentre su actividad en lo que conviene a España económicamente, sin ideología alguna, España estará acabada.

Sánchez y sus esbirros sobran. Salen caros y solo son fuente de problemas. Son incompetentes e irrelevantes a nivel de la UE.

Se precisa un gobierno tecnócrata que entienda la importancia de la empresa privada y de que los impuestos, más allá de un punto determinado, terminan con cualquier economía. Los países con economías liberales y no sometidas al interés ideológico y personal de los políticos de turno, han demostrado crecimiento y respeto. España, hoy día, es el hazme reir de la Unión Europea

Puntuación 6
#17