Opinión

Hablando de pensiones

Deberes pendientes en pensiones

Desde luego, proponiendo el tema de estas líneas, no vamos a descubrir la sopa de ajo ni mucho menos. La sostenibilidad de las pensiones es una discusión recurrente, por no decir que cotidiana. De momento, lo bueno es que las pensiones se van cobrando, que cada año hay actualizaciones gobierne quien gobierne, que los pensionistas, a veces con razón, se quejan y que a fin de cuentas tanto quienes gobiernan como quienes pretenden hacerlo saben que cuestionar ajustes en las pensiones, que pudieran ser a la baja o simplemente estancarlas, supondría minar sus opciones ante próximos lances electorales – que en España son varios cada año – porque los pensionistas son muchos millones de votos. Así que, de vez en cuando, conviene examinar la sostenibilidad de las pensiones con una mirada exclusivamente económica, ajena a veleidades políticas. Tal vez, éste sea el principal freno para acometer una positiva reforma de las pensiones que asegure su sostenibilidad cara al futuro. Esbocemos unas pinceladas sin recurrir a guarismos que dejamos para otro día.

La clave inicial del asunto es de que en España, como en muchos otros países, opera el sistema de reparto, es decir, que los cotizantes, que son los trabajadores, pagan sus cotizaciones y en teoría con ellas se atienden los pagos de las pensiones. Por consiguiente, la clave de bóveda es que haya trabajo, trabajadores y, en consecuencia, cotizantes que contribuyan a la causa, o sea, al fondo de las pensiones para que los pensionistas cobren su jubilación.

Durante años las pensiones no fueron un problema ni suscitaron debates tan apasionados como los que hoy se dan. Había trabajo, sueldos más o menos decorosos, pujanza económica, y quienes se jubilaban percibían pensiones que no eran muy elevadas en función de lo que habían cotizado a lo largo de sus vidas profesionales. Eso sucedía porque las bases de cotización eran más bajas que las actuales y también porque no todo el mundo cotizaba a la Seguridad Social como hoy se hace.

Los intereses electorales frenan la positiva reforma que aseguraría la sostenibilidad de las prestaciones

El desarrollo económico de nuestro país favoreció puestos de trabajo de mayor calidad y, por ende, mejores sueldos que se fueron traduciendo en cotizaciones más altas y que, a posteriori, van confluyendo en pensiones más altas. Mientras que todo iba como una seda, sin problemas.

Sin embargo, a partir de la crisis financiera de 2008 las cosas empezaron a cambiar y 2009 fue el último año de superávit en las cuentas de la Seguridad Social que, en 2010, se saldaron con déficit que se ha cronificado. El trabajo fue escaseando y el paro propagándose, nuestra estructura económica se ha ido orientando hacia el sector servicios, soslayando el componente industrial caracterizado por empleos estables y mejor remunerados, y, entretanto, anticipadamente o no, una parte considerable de nuestra fuerza laboral de las últimas décadas se jubilaba. Acá se producía una disfunción que se intenta enmendar: una cosa es la edad de jubilación efectiva y otra la legal. En la medida en que uno se jubile antes del momento en que le toca, la Seguridad Social tiene que asumir mayores costes por las pensiones. Y si hay menos gente trabajando y los sueldos son más bien modestos, el descuadre de las cuentas está garantizado. De ahí que, entre las reformas que se están barajando, se proponga el premio para quienes se jubilen más tarde. El quid es cómo sería ese premio. De lo que no cabe duda es que si una persona está en buenas condiciones para continuar con su desempeño laboral y quiere hacerlo no se le obligue a la jubilación forzosa. El valor, experiencia y conocimiento que aportan los seniors en cualquier organización es un activo al que no cabe renunciar.

Otra consideración que incide sobre las pensiones es que la esperanza de vida se alarga y cada vez contamos con más población mayor y con pensiones más altas. Recuerdo que antes, cuando era un chiquillo, mi abuelo me presentaba a alguien que se jubilaba a los 65 años y al poco tiempo el presentado fallecía. Hoy, amigos de 65 años, al cruzar el momento de la jubilación, dan rienda suelta a su fuerza bruta interior e inician una nueva vida. Alguno de ellos vuelve a ser padre con más de 70 y a veces con más de 80 años, gozando con esplendor de su senectud, que es más bien una remozada juventud, y luciendo una forma física envidiable. La longevidad, por tanto, es otro de los factores que tener en cuenta y ¡loada sea!

A lo que íbamos. De 2009 a 2021 el número de pensiones contributivas ha crecido en 1.989.312. Si en 2009 la pensión media de jubilación era de 862 euros al mes, hoy es de 1.186. La actual media de las nuevas pensiones de jubilación es de 1.579 euros mensuales. Por el lado de los cotizantes hay muchos jóvenes si no apeados sí descolgados del mundo laboral, con bajos ingresos y la proporción de los jóvenes adultos que siguen conviviendo en el hogar familiar con sus padres va en aumento al carecer de posibilidades económicas para independizarse lo que, a su vez, comporta un descenso de la tasa de fertilidad. Ese es un aspecto determinante dado que no solo en el intríngulis de las pensiones se ha de observar el lado bueno de la mayor esperanza de vida sino el reverso negativo que significa nuestra baja tasa de fertilidad, la segunda más baja de Europa, y que las madres primerizas son más mayores. En esa otra cara negativa debe alinearse la grave tasa de paro, el desempleo de larga duración y el tremendo problema del paro juvenil que, si hoy se presiente como una amenaza, en el futuro, de persistir, pondría en jaque el sistema de pensiones.

De momento, las pensiones se pagan, aunque la Seguridad Social tiene que hacer malabarismos financieros para cumplir con tal compromiso. No obstante, las dudas afloran acerca de la sostenibilidad futura y asoman efectos distorsionadores que complican las pensiones. Las cuentas públicas, ya de por sí muy tensionadas, se están viendo muy presionadas durante estos meses por el combate contra la pandemia. El gasto público se dispara. Los ingresos públicos se recortan. Los ERTE, las ayudas a autónomos, las prestaciones por desempleo… no solo exigen mayores desembolsos, sino que afectan a las cotizaciones de los trabajadores e inciden a la baja en los ingresos del sistema financiero de las pensiones. La deuda pública, entretanto, crece.

comentariosforum23WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 23
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Nicaso
A Favor
En Contra

Lo describe usted muy bien profesor pero el asunto no tienen solución sino incidimos en el empleo. Si hacemos de las cotizaciones el sosten de las pensiones es evidente que la partida está perdida y está perdida por ser un sistema de solidaridad donde el opositor a conseguir el poder promete cualquier cosa con tal de conseguirlo. Lo mismo reconoce años no cotizados como aumento de pensiones por el hecho de ser padres o reconoce pensiones de invalidez que no hablan muy positivamente del estado de salud de la población. En fin, terminaremos haciendo como mis abuelos que ahorraban durante toda la vida para no pasar una vejez de privaciones-

Un saludo muy cordial,

Puntuación 22
#1
Marcos
A Favor
En Contra

Buenos días,

Estimado profesor, tras el brillante responso que casi tod@s conocemos... ¿alguna propuesta de solución?

Igual me la he perdido...

También como casi tod@s sabemos mi propuesta es que la gente se jubile a los 50 y que vayamos dando paso a la generación que hemos criado: están sobradamente preparados para sustituirnos en los puestos de trabajo ( ya si eso ' El valor, experiencia y conocimiento que aportan los seniors en cualquier organización es un activo al que no cabe renunciar.' se puede aprovechar de otra manera, por ejemplo SECOT Nuestros Seniors voluntarios te pueden ayudar.

Su tiempo, conocimiento y experiencia a tu servicio. gra-tis)

Por otra parte igual toca regular las pensiones para que esos 9 millones de pensionistas cobren algo decente tod@s, es decir, la media ( que quienes hayan cotizado por la máxima y cobrado grandes sueldos con bonus y todo una vez jubiladit@s cobren lo mismo que Rufino el del pueblo) y los parados de larga duración ( por lo general >45 años) lo mismo

Con emplear a los jóvenes - y no tan jóvenes - y 'pensionando' adecuadamente a los casi 14 millones de compatriotas ( que efectivamente gastarán el 95% de su renta disponible ) me juego su sueldo de profesor universitario a que la economía repunta en menos de 12 meses.

Con eso y un control adecuado - no la intervención que hay ahora y siempre - del gasto presupuestario seguro que mis niet@s ven reducida la deuda publico-privada sobre sus cabezas

Que Ud lo pase bien

Puntuación -16
#2
Prof Gay, por favor, denuncie !.
A Favor
En Contra

Prof Gay, con un PIB en caída y sin recuperación a la vista (el dinero de la UE es testimonial y además estos comunistas lo van a robar) y con un desempleo en subida libre, no es que vayan a hacer malabarismos como dice Vd, no, es que no las van a poder pagar; dígalo, por favor, este desgobierno toma medidas para destruir adrede el empleo, para destruir España. Pida la intervención de la UE, YA !. España está quebrada, por favor, dígalo.

Puntuación 31
#3
mi
A Favor
En Contra

El sistema de pensiones español, ideado por nuestros politicos pobres de ideas e interesados en seguir en el poder pese a su incompetencia y a toda costa, es el muy conocido y clasico Esquema PONZI, que no consiste mas que engañar a todos, pagando a los que tienen que cobrar con las nuevas aportaciones de los que piensan cobrar en el futuro, esto es MADOFF en mayusculas, producto de trileros e injusticia supina. Lo justo seria que se capitalizara lo que cada uno aporta a las pensiones y en funcion de ello cobrar, lo demas es pedir peras al olmo, pero al olmo ajeno, no al propio.

Puntuación 22
#4
Carmen
A Favor
En Contra

El gran error de Rajoy fue la reforma laboral sin controlar de verdad que no subieran las pensiones. Y no, el pleno empleo no va a solucionar el problema. Que se le dé a cada pensionista el informe de lo efectivamente cotizado y lo que llevan gastado, a ver si siguen con la sinvergonzonería de quejarse cuando se habla de los recortes. Y encima todo gratis, aunque tengan más bienes y patrimonio que cinco familias jóvenes juntas.

Puntuación -11
#5
Intruso
A Favor
En Contra

Las pensiones ( y más pilares de la sociedad ) se pagan eliminando chiringuitos, fuera CC.AA, Ayuntamientos, empresas públicas, subvenciones a ONG,s, fundaciones, asociaciones y demás chirigaitas que alimentan a más de millón y medio de orcos enchufados, muchos de ellos sin oficio ni beneficio. Antes de hablar de las pensiones hay que hablar de otras cositas José María ¿Acaso podemos pagar 17 miniestados , 8.500 Ayuntamientos, 14.000 millones de euros anuales en subvenciones, 4.700 euros por cada MENA y no podemos pagar las pensiones de nuestros padres y abuelos?...a otro perro con ese hueso.

Puntuación 48
#6
Angel
A Favor
En Contra

Estimado profesor,

En mi opinión el tema de las pensiones está mal planteado, ya que se confunde el destino final de los fondos con el origen.

Tanto las pensiones como la asistencia sanitaria se financian con el fondo común de la seguridad social y no debería ser así.

La asistencia sanitaria sí debe ser financiada con las aportaciones, tanto de los trabajadores como de las empresas y de por vida.

Sin embargo las pensiones deben cubrirse con las aportaciones que específicamente provengan tanto de los trabajadores como de las empresas, pero en un fondo independiente creado a ese fin. Habría que cubrir una pensión mínima vital por ley y el resto sería un tema personal, en función de la voluntad individual.

Hoy la pensión se está utilizando como un medio de financiación familiar, ya que muchos han tenido que recurrir a padres y abuelos y están viviendo de la pensión, con lo cual se distorsiona el fin de la misma.

Y luego está la distorsión de la “plusvalía del muerto”. Una persona que está cobrando el 100 % de su pensión, cuando fallece, su viuda cobra el 52% y por tanto el Estado se beneficia de unas aportaciones realizadas por el cotizante y que no va a recibir.

Y qué decir del “atraco” social a los que cotizamos al tope máximo. Cotizamos un 30% más de la pensión máxima y ahora nos quieren penalizar el adelanto en la jubilación con el claro objetivo de que nos muramos en el puesto de trabajo y ahorrarse el dinero para sus “mandangas”.

Un cordial saludo

Puntuación 5
#7
Usuario validado en elEconomista.es
andyboo
A Favor
En Contra

1#

La invalidez no lo da la seguridad social, lo hace un informe medico del hospital acompañado de un tribunal medico, que lo acaba corroborando, seamos serios.

5#

Para decir las estupideces diarias que nos tiene acostumbrado, todo lo que venga de otros partidos políticos que no sea el comunismo en su estado puro y rancio todo lo demás es malo, que empiecen los recortes de quien no ha contribuido nunca y no de quien ha estado pagando toda la vida.

Puntuación 6
#8
Usuario validado en Google+
Barrunta Ranchos
A Favor
En Contra

Un elemento fundamental en el gravísimo problema de las pensiones que no se cita en el artículo de hoy es LA VIUDEDAD. Que todas las personas cobren la pensión de viudedad, sean cuales sean sus ingresos y patrimonio (con la única excepción de que no supere la pensión máxima) es UNA BARBARIDAD.

Puntuación -5
#9
No se pueden pagar. Punto
A Favor
En Contra

Las pensiones ( y más pilares de la sociedad ) NO se pagan eliminando chiringuitos, fuera CC.AA, Ayuntamientos, empresas públicas, subvenciones a ONG,s, fundaciones, asociaciones y demás chirigaitas que alimentan a más de millón y medio de orcos enchufados, muchos de ellos sin oficio ni beneficio. Antes de hablar de las pensiones hay que hablar de otras cositas José María ¿Acaso podemos pagar 17 miniestados , 8.500 Ayuntamientos, 14.000 millones de euros anuales en subvenciones, 4.700 euros por cada MENA y no podemos pagar las pensiones de nuestros padres y abuelos?...a otro perro con ese hueso.

El gasto en pensiones es superior al gasto en todo el personal que tiene la administración pública. Supone más del 40% del gasto público. Esto es insostenible. Ni aunque despidamos el 100% de los funcionarios y laborales de la adminstración se va a solucionar el problema en pensiones. Ni aunque deje de ser pública la sanidad ni aunque la enseñanza se privatice totalmente se va a poder pagar las pensiones.

Game over. NO hay dinero para mantener lo insostenible, las pensiones. Pensiones se podían tener cuando había hijos. Desde los años 80 la tasa de natalidad está por debajo de 2. En algún momento tenía que estallar esto. Y lo ha hecho ahora ¿Por qué si no las prisas por aprobar la eutanasia por parte de todas las izquierdas? Pues porque quieren acabar con el problema de las pensiones por la vía rápida.

Puntuación 2
#10
Usuario validado en elEconomista.es
Diabolo
A Favor
En Contra

No ha comentado nada de la economía en B... sin la que estaríamos ya en una guerra civil !!!!

Puntuación 10
#11
pepelui
A Favor
En Contra

El sistema de reparto es una estafa piramidal típica que sólo se sostiene con un crecimiento perpetuo de la población.

Cosa que es imposible.

Puntuación 6
#12
Facior
A Favor
En Contra

A todo laboratorio que pone a la venta algún medicamento se le exige que advierta de los efectos secundarios. A las decisiones políticas se les debería exigir lo mismo.

Por ejemplo, si un político propone subir el impuesto de sociedades, debería estar obligado a exponer los efectos secundarios, como la fuga de empresas, el aumento del paro etc.

Con las pensiones tenemos lo mismo. Como suponen 9 millones de votos, ningún político se atreverá a tocarlas directamente. El gasto en pensiones y el gasto político es como un tumor canceroso que va aumentando hasta destruir el cuerpo. El que esto escribe es pensionista y está encantado con el sistema. Pero el que a mi me convenga, no significa que debo considerarlo justo. La justicia consiste en dar a cada cual lo que se merece y lo que ha ganado, en modo alguno consiste en dar a todos lo mismo. El efecto secundario de dar a todos lo mismo, es muy sencillo. Cada cual mirará si los que están cerca hacen menos que el, para cobrar lo mismo, trabajará menos.

Sin embargo, los gobiernos tienen muchas maneras de bajar los sueldos y pensiones sin que la gente se dé cuenta. Aquí ya ha ocurrido. Miremos el recibo de la luz. Tienen un impuesto especial del 5,113 por cien además del 21 por cien del IVA. Como de consumir electricidad nadie se escapa, ahí tienen garantizado el cobro de impuestos. La electricidad está gravada mucho más que el alcohol y la paga todo el mundo. ¿Hemos oído decir a alguien en campaña que va a bajar el impuesto a la electricidad? No. Solo dicen que van a pagar más los que más ganan, que eso ya se hace. Pues subiendo el impuesto de los combustibles se encarece todo y los salarios pierden poder adquisitivo. Esa es la manera de bajar los sueldos y pensiones sin que se note.

Puntuación 2
#13
No
A Favor
En Contra

Un elemento fundamental en el gravísimo problema de las pensiones que no se cita en el artículo de hoy es LA VIUDEDAD. Que haya HIJOS DE LA GRANDÍSIMA P.U.T.A que quieran eliminar las pensiones de viudedad cuando éstas son contributivas es UNA BARBARIDAD.

Puntuación 6
#14
Legnabc76
A Favor
En Contra

El problema no son solo las pensiones. Habría que plantearse una reducción global del gasto eliminando políticos y asesores, duplicidades políticas, chiringuitos y subvenciones sin control... Además de perseguir el fraude y la economía en B.

Junto con todo esto efectivamente habría que ajustar las pensiones máximas y el sueldo de los funcionarios que no están acordé a la situación actual.

Dicho esto no creo que ningún partido lo vaya a hacer porque están todos metidos en el ajo (colocación de afiliados y subvenciones) y como siempre los que cobran pensiones máximas no están dispuestos a que se las ajusten aunque el país se hunda.

Puntuación 2
#15
mas paro menos pensiones
A Favor
En Contra

Economia sumergida, bolsas de fraude laboral y fiscal endémicas, paro juvenil en niveles vergonzosos, practicas no remuneradas en empresas, fraude masivo en las horas extras, trabajo precario en niveles extratosféricos, abusos en la contratación temporal, formación continua inexistente.

Puntuación 1
#16
Que no vago, que el problema sois los que no trabajáis ni cotizáis
A Favor
En Contra

"Junto con todo esto efectivamente habría que ajustar las pensiones máximas"

Al revés son las mínimas las que hay que ajustar. Las máximas han cotizado por mucho más de lo que van a cobrar. Las sanguijuelas están formadas por las pensiones mínimas. Es con el complemento de mínimos con el que hay que acabar y con que la gente se pueda jubilar con sólo 15 años cotizados. El que no tenga 35 años cotizados no debería poderse jubilar.

Puntuación 1
#17
Nicaso
A Favor
En Contra

Si alguien cotizó para recibir la pensión máxima porque no deben dársela # 15 ?. Ya está topada y cotiza relativamente más que el resto de cotizantes. Si la gente está interesada en otro sistema que lo proponga. Que quieren un subsidio bajo con cargo a presupuestos que lo hagan, así podremos meter el dinero de las cotizaciones en otros menesteres. Va siendo hora de crear un sistema mixto de reparto y capitalización donde cada uno aporte lo que le parezca y se aguante si no aportó nada y no anden por ahí protestando por su falta de previsión.

Puntuación 8
#18
Puente de Ordiso
A Favor
En Contra

El primer problema grave es la absoluta incultura de muchos españoles. Yo he indicado el grave problema de la viudedad donde no hay control alguno de los ingresos y patrimonio, y son pensiones por las que NO se cotiza, y se me dice que eso es de hijos de xxxx. Con ese "nivelón" vamos realmente mal.

Puntuación -3
#19
Barrunta Ranchos
A Favor
En Contra

El primer problema grave es la absoluta incultura de muchos españoles. Yo he indicado el grave problema de la viudedad donde no hay control alguno de los ingresos y patrimonio, y son pensiones por las que NO se cotiza, y se me dice que eso es de hijos de xxxx. Con ese "nivelón" vamos realmente mal.

Puntuación 1
#20
Carmen
A Favor
En Contra

Pues eso, primero hay que mandar cartas a todo el mundo de lo que efectivamente ha cotizado, de momento solo con carácter informativo. También a los políticos, que no se vayan a creer que son especiales. En el artículo se menciona además algo fundamental, no solo sube la media de las pensiones sino la esperanza de vida. Cobrar 20 o más años de pensión máxima en 14 pagas por 35 años de trabajo es un chollazo, normal que saquen garras. Y si encima entran 2 pensiones en una casa, y tienen algún piso alquilado a jóvenes que van subiendo cada año... quién quiere comunismo verdad? jajaja, patéticos y que conste que entiendo que mucha gente viva de las pensiones de sus familiares, pero mucha gente no puede ni eso y cuando fallezcan qué. No, donde hay que invertir es en los jóvenes, en el empleo, en la formación, en la industria, no en las pensiones. Las pensiones altas parasitan la sociedad y nos lastra económicamente, es un gran esfuerzo inútil. Las pensiones deben ser mínimas para todos, garantizadas por el Estado, como he leído en algún comentario. Y eso al margen de la necesidad de recortar en sueldos públicos, funcionarios etc. Y si algo tiene que ser eliminado de España es el machismo y racismo de vox. Al que habla de los menas le diré que de ese dinero viven varios trabajadores, no solo el mena y ese esfuerzo económico para que se forme y viva el menor, extranjero o no, no es de por vida, como sí lo son las pensiones.

Puntuación -2
#21
Antonio
A Favor
En Contra

En mi opinión, hay que contar con toda la vida laboral, es decir, todo lo aportado al sistema, aplicar un cálculo más restrictivo entre lo que se aporta y lo se da de pensión, no tirar de las prestaciones por desempleo antes de prejubilarse y contar con políticos que dejen de subir las pensiones pase lo que pase para sumar votos.

Puntuación 2
#22
Pabaso
A Favor
En Contra

El problema se ha ido gestando desde el momento en el que no se pagan las pensiones con lo que ha cotizado el trabajador sino con lo cotizan otros, el sistema piramidal montado se viene abajo en el momento que hay menos cotizantes o menos cantidad cotizada.

Si hubieran invertido el capital cotizado por el trabajador para su jubilación no hubiera existido el problema, primero han malgastado y segundo han trasladado lo cotizado por los nuevos a los antiguos.

Puntuación 0
#23