Opinión

España, a la deriva y sin pilotos

  • El presidente está de vacaciones, más preocupado de la gestión de su imagen
  • No hay nada de qué presumir cuando seguimos siendo líderes europeos de paro
La gestión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante la crisis deja mucho que desear.

Decían los maestros de la Generación del 98 aquello de "amamos a España porque no nos gusta" y con ese mismo sentimiento de amor y pesadumbre es preciso admitir que por mucho que la propaganda y los mensajes triunfalistas de los políticos de uno y otro signo se empeñen en intentar convencernos de que "somos un gran país", la cruda realidad de los indicadores y la comparación con el entorno se empeñan en demostrarnos que hoy, ni somos grandes, y casi ni somos un país. Al menos en el sentido de unidad, sentimiento y cohesión social que el concepto de país exige.

De hecho, España no puede ser grande cuando todos los indicadores económicos y sanitarios de nuestro país son mucho peores que los que muestran el resto de nuestros socios y competidores en Europa y en la OCDE.

Si nos atenemos al terreno de la sanidad y después de haber sufrido el confinamiento más duro y mas duradero de la UE, España ha sido calificada como el país con peor gestión sanitaria de la OCDE entre abril y junio por la Universidad de Cambridge en un informe en el que se analizan los indicadores de propagación del Covid-19 y la mortalidad por habitante.

Y seguimos siendo los peores en la actualidad, con más de 800 rebrotes y superando los 8.000 contagios, lo que nos coloca al frente de la Unión Europea y justifica los vetos y controles que la mayoría de países imponen a nuestro país y a quienes desde el llegan a sus territorios.

En el campo de la economía, vemos que España es el segundo país, tras el Reino Unido, con peor resultado del PIB de la Unión Europea, un 18,5 por ciento de caída en el segundo trimestre, muy superior al 10,1 por ciento de Alemania, el 13,8 por ciento de Francia, el 14,1 por ciento de Portugal, o el 11,9 por ciento de la Unión.

Una lamentable distinción

Lo mismo ocurre con el paro, drama en el que ostentamos el triste galardón de ser líderes de Europa con una tasa de desempleo del 15,6 por ciento, superior a la de Grecia y duplicando el 7,1 por ciento de media de la UE, sin contar a los trabajadores afectados por los ERTE, de los que todos los analistas coinciden en que entre el 30 y el 40 por ciento de los mismos no volverán a ocupar su puesto de trabajo, lo que elevará esta tasa de paro a niveles próximos al 25 por ciento.

Y esto con una deuda pública que supera ya el 100 por ciento del PIB y con expectativas reales de llegar al 120 por ciento. Con 2.266 empresas que se declararon en concurso de acreedores sólo en el mes de julio, según el último radar de Axesor, y un aumento del 5,5 por ciento en el número de insolvencias, que avala las previsiones fundadas de las consultoras de cierres masivos de empresas a final de año.

Son las consecuencias de tener el peor gobierno posible en la mayor crisis sanitaria y económica de la historia reciente. Un Gobierno que, mientras el país va a la deriva, sigue de vacaciones, con el presidente ausente, elogiando su gestión, más preocupado de su imagen que de la salud y la economía de los españoles, sin un plan para el curso escolar en víspera de la vuelta a los colegios, y con un vicepresidente segundo lanzando cortinas de humo y atacando a las instituciones del Estado para tapar la podredumbre de sus propias cloacas.

Pero no sólo es el Gobierno responsable. También lo es una sociedad anestesiada con altas dosis de inconsciencia e ignorancia, un tejido empresarial y sus organizaciones representativas tolerantes y consentidoras y unos sindicatos doctrinarios y sin credibilidad. Y mientras, desde la oposición, el Partido Popular intentando encontrar la identidad perdida, Ciudadanos buscando abrirse un hueco que ellos mismos se cerraron, y Vox haciendo el juego a Pedro Sánchez dividiendo el voto del centro derecha. ¡Sálvese quien pueda!

comentariosforum8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Manuel d
A Favor
En Contra

Todo conduce al Psoe, lamento leer este tipo de artículos en los que todo se resume en que nuestro destino fatal es el Psoe. Es una reducción chabacano y simplista.

El Psoe es el mal, aunque sea menor. Y mi amor propio rechaza que sea el Psoe el partido que dirija a este país.

Puntuación 11
#1
Intruso
A Favor
En Contra

Coincido en que va a la deriva, discrepo en lo referente a que lo hace sin pilotos...si que lleva pilotos, claro que los lleva, lo que ocurre es que son pilotos con la intención clara y manifiesta de estrellar el avión contra las torres gemelas. ¿Quién conforma la cabina de pilotos que quieren estrellar a España?...el comandante son las fuerzas exógenas mundialistas que marcan las directrices y la agenda de demolición de España (UE, ONU, FMI, BM, CFR, Bilderberg etc.) los copilotos son las fuerzas endógenas ( Socialistas, comunistas y separatistas).

Puntuación 14
#2
Carmen33
A Favor
En Contra

Ahhh osea que el PSOE no dirige este país?? Lo dirige la UCD La de Suárez. O quizás... La Falange...

Si te refieres a que la dirige Soros u otra sociedad Satánica mira en eso hasta puedo coincidir pero me lo pones peor para la PSOEZ. ESTAR DIRIGIDO POR UNA SOCIEDAD SATANICA Y ADMITIRLO SÓLO POR ESTAR EN LA MONCLOA???

NO TIENE PASE

SI CON ESTO LA PSOEZ NO DESAPARECE LOS ESPAÑOLES NOS MERECEMOS TODO. LO MALO CLARO

Puntuación 12
#3
Vicente
A Favor
En Contra

Parafraseando a Plutarco, voy a escribir dos acciones paralelas.

1)

Unos ladrones asaltaron un banco en un país cualquiera. Lograron matar a los guardias, pero estando cargando el dinero en mochilas, acudieron más guardias y los ladrones huyeron dejandose la caja abierta y las mochilas en el suelo. Lo guardias los persiguieron a tiros; pero al ver la puerta de la caja fuerte abierta y las mochilas, se se quedaron con ellas asegurando que se las habían llevado los ladrones. Supongo que cualquiera calificará a los guardias de ladrones, por aprovechar la acción de otros para robar ellos.

Ahora veamos la acción paralela.

2)

Unos terroristas logran realizar un atentado, en el que mueren centenares de personas, tratando de que el partido que gobierna pierda las elecciones. De manera análoga a los guardias que se aprovechan del robo de los ladrones, el partido de la oposición, aprovecha la acción de los terroristas para ganar las elecciones. Para ello encauza mediáticamente la acción de los terroristas. Viene a ser una acción paralela a la de los guardias que se aprovechan del robo para llevarse ellos el dinero; pero en este caso son los votos.

Este segundo hecho se perpetró en 2001 en EE UU y ningún partido se aprovechó de la acción de los terroristas. El pueblo votó masivamente al partido del gobierno. Ocurrió también en Londres; pero los terroristas no consiguieron nada. Ocurrió en 2004 en España, y el partido de la oposición aprovechó el atentado a su favor, como los policías del primer ejemplo las mochilas cargadas de dinero. Pero lo peor de todo es que la mayoría de los votantes se dejaron manipular por los terroristas.

Este país es el paraíso de los terroristas, de los ocupas, de los sinvergüenzas y de los totalitarismos disfrazados. Por eso, los que tenemos algo de dignidad y decencia, estamos condenados a sentirnos findlandeses, japoneses o de cualquier otra parte.

Puntuación 8
#4
A grandes males grandes remedios. El voto util es VOX
A Favor
En Contra

De acuerdo en todo menos en el ultimo parrafo. El que divide el voto de la derecha es el PP que ya demostro ignorando a VoX que no tiene sentido de Estado. Mejor haria en apartarse a un lado y dejar paso libre a VOX: un partido que no esta salpicado por la corrupcion y sin los complejos de la " derechita cobarde"

Puntuación 9
#5
perico los palotes
A Favor
En Contra

no tendremos pilotos ,pero tenemos un psicopata que ademas es muy televisivo ,como siga a este paso ,va a dejar a la altura del betun a Fidel Castro.

Puntuación 12
#6
D Villamil
A Favor
En Contra

4. Enhorabuena Vicente, lo has clavado...así fué.

El PP, y yo diría que el país entero, pilló un SÍNDROME DE ESTOCOLMO a raíz del ataque terrorista de ..... ??? (por la pinta un atentado bien planificado militarmente).... de no te menees, y así le lució el pelo y le seguirá luciendo: no dicen lo que piensan, no hacen lo que deberían y no piensan hacer nada.

Y ese día se jodió el Perú y como tu apuntas España que empezaba a asomar la cabeza en el tablero polítíco internacional regresó a la cueva de la quiebra y la guerra civil .. no al corazón de Europa que decía el miserable, delincuente, y comisionista internacional Zapaterro, sino al cvlo de la Uropa masona, a la almorrana totalitaria de Sudamérica y a la playa de Africa.

Puntuación 6
#7
Usuario validado en Facebook
Josep Ribes
A Favor
En Contra

Decían los maestros de la Generación del 98 aquello de "amamos a España porque no nos gusta" y con ese mismo sentimiento de amor y pesadumbre es preciso admitir que por mucho que la propaganda y los mensajes triunfalistas de los políticos de uno y otro signo se empeñen en intentar convencernos de que "somos un gran país", la cruda realidad de los indicadores y la comparación con el entorno se empeñan en demostrarnos que hoy, ni somos grandes, y casi ni somos un país. Al menos en el sentido de unidad, sentimiento y cohesión social que el concepto de país exige.

Puntuación 2
#8