Nacional

La viróloga Margarita del Val advierte sobre los rebrotes de coronavirus: "Nos acercamos a la segunda oleada"

  • Madrid y Cataluña sólo tienen el 15% de los rastreadores que necesitan
  • Margarita del Val apuesta por implementar restricciones más fuertes
Lleida, uno de los focos de brotes de coronavirus. Imagen: Reuters.

Más de 150 brotes activos en España, casi 600 nuevos contagios de coronavirus en las últimas 24 horas, y transmisión comunitaria en Aragón y Cataluña. Los números apuntan a la situación de las primeras semanas de marzo, según ha alertado la viróloga del CSIC Margarita del Val, que vaticina que estamos a un paso de la segunda oleada de coronavirus en España frente a un nuevo episodio de timidez en la actuación de las autoridades. | EN DIRECTO: Últimos detalles de la expansión del coronavirus

"Estoy muy preocupada", ha admitido la viróloga esta mañana en Cadena SER, en relación a los rebrotes activos en España, algunos de ellos, descontrolados. 

Los datos actualizados de las últimas 24 horas aportados por Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias, deberían ser suficientes para encender todas las alarmas: desde julio, se han producido 224 brotes de coronavirus en España, de los que 158 están activos. Algunos, descontrolados al perder la trazabilidad, lo que conduce a la temida transmisión comunitaria que el propio Simón admite que se está dando ya en Aragón y Cataluña. Los contagios se han disparado, acercándose a los 600 nuevos casos en las últimas 24 horas. 

"Ahora mismo, los números de casos no aumentan tan rápido como en la primera quincena de marzo, pero es parecido, podemos acercarnos a lo que puede ser la segunda oleada", ha alertado Del Val. La experta en virus ha puesto el foco en que existen muchas posibilidades de que alguno de los brotes pueda descontrolarse, como ya está sucediendo, debido a la naturaleza misteriosa del SARS-CoV-2: hay personas que no contagian a nadie y otras, que contagian a muchas. 

El hecho de que se hayan desplegado hospitales de campaña en algunos territorios, como Lleida, lo interpreta la inmunóloga madrileña como una señal indicativa de que las medidas tienen que endurecerse, y mejor cuanto antes: "Cualquier intervención, cuanto más temprana, menos dolorosa es y menos consecuencias va a tener. Lo hemos visto en la primera oleada". Margarita del Val ha abogado por una restricción fuerte en determinados lugares como alternativa al confinamiento completo de todo el país. Sin embargo, las autoridades no están tomando estas decisiones. 

Esta misma mañana, la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, repetía el mensaje a la población de que se confinara de manera voluntaria. Las capitales de Zaragoza y Huesca son algunos de los focos más calientes de contagios en el país, y en los que la transmisión está descontrolada en un 30% de los contagios, cuyo origine no se ha podido trazar. 

El descontrol de los brotes se explica por la insuficiente eficacia del rastreo, que no es capaz de llegar rápido a establecer todas las conexiones y movimientos de una persona que ha dado positivo del virus. La dificultad la incorpora el gran porcentaje de pacientes asintomáticos, un perfil muy diferente al que existió en la primera oleada del SARS-CoV-2, pero también el insuficiente personal dedicado al rastreo, que queda en evidencia al comparar con otros países. Madrid y Cataluña, los principales focos de la pandemia en España, sólo disponen de un 15% de los rastreadores necesarios en base a sus voluminosas poblaciones, pese a que este era uno de los puntos clave en el progreso de la desescalada. 

Margarita del Val ha desplegado un apoyo contundente a la imposición de la obligatoriedad de la mascarilla, como medida sencilla y modo de evitar descuidos o interpretaciones sobre la distancia de seguridad. "La medida es sencilla, hay que llevarla siempre", ha defendido. 

La viróloga ha advertido de que la temporada otoñal será más dura ya que la población no contará con el "aliado del aire libre" y la reanudación de las actividades educativas complicará el freno para los contagios, por lo que ha instado a que esta etapa sirva de "refuerzo, memoria y entrenamiento para recordar de lo que es capaz este virus". 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud