Bolsa, mercados y cotizaciones

Las pequeñas capitalizadas adelantan qué economías van a caer en recesión

  • El Russell 2000 dobla al S&P 500 ante la expectativa del 'aterrizaje suave'
  • En la eurozona y China las small cap no despuntan frente a los índices de referencia
  • La bolsa global avanza un 3% desde el dato de IPC de EEUU y las small cap un 5,2%
Wall Street en época navideña. Dreamstime
Madridicon-related

La bolsa encara la recta final del año con la posibilidad de asistir al esperado rally de navidad. El último dato de inflación de Estados Unidos, en el 3,2%, supuso una sorpresa para los expertos y animó al mercado a continuar con las alzas en noviembre. Las pequeñas compañías capitalizadas estadounidenses reflejan el reciente optimismo bursátil y avanzan más que el conjunto de la bolsa. Sin embargo, es en Estados Unidos donde las small cap adelantan el aterrizaje suave mientras que no terminan de descontar la recesión en la eurozona o en el gigante asiático.

La diferencia es clara en Wall Street. La mejora de las expectativas macroeconómicas para el 2024 en Estados Unidos hacen pensar a los expertos en un aterrizaje suave con ralentización económica pero sin recesión. Un entorno que favorece más al negocio de las compañías cotizadas de menor tamaño por estar más expuestas al ciclo, como señala la responsable de inversiones en Morningstar, Susan Dziubinski. Desde que se publicó el IPC de octubre de EEUU, el S&P 500 avanza un 3% mientras que el Russell 2000, referencia para las pequeñas capitalizadas que cotizan en el país, avanza más de un 5,5%. Eso sí, en el año el S&P 500 sube un 18,9% mientras que el Russell no alcanza el 3%.

"Durante gran parte de la última década, invertir exclusivamente en el S&P 500 habría sido la mejor decisión. Sin embargo, ahora hay argumentos de peso para apostar por pequeñas y medianas empresas estadounidenses", explicó el responsable de renta variable de Schroders, Bob Kaynor. En concreto, el experto habla de las altas valoraciones de las grandes compañías de Wall Street. Además, las empresas estadounidenses de menor tamaño y más orientadas al mercado nacional suelen estar mejor posicionadas para beneficiarse de los cambios de tendencia de la economía estadounidense, según Schroders.

Solo un entorno más difícil del esperado actualmente pondría en apuros a las pequeñas capitalizadas del país, según apuntan desde Bank of America (BofA). "El riesgo reside en que haya compañías de menor tamaño que no puedan superar los altos tipos de interés actuales. Muchas empresas del Russell 2000 no están anotando beneficios este año", explicó la jefa de estrategias para el mercado estadounidense de BofA, Savita Subramanian. Esto también genera grandes diferencias entre el beneficio por acción del Russell 2000 frente al del Nasdaq 100 (que integra a las grandes tecnológicas). De hecho, la diferencia del beneficio por acción entre ambos índices está en máximos históricos.

Las pequeñas señalan el camino

El índice Msci World sube un 3,6% desde el pasado 14 de noviembre, cuando el mercado recibió la noticia de una inflación que se modera en Estados Unidos y adelanta la posibilidad de asistir a recortes de tipos de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos. Pero en el mismo periodo el índice Msci global para las pequeñas capitalizadas avanza un 5,2%, como si las small cap tuvieran prisa por subirse al tren protagonizado por los titanes del mercado.

En el conjunto del 2023 la bolsa global en su conjunto se desenvuelve mejor que las menos dimensionadas sobre el parqué, casi con independencia de qué geografía se analice. Y esto se debe, en mayor parte, al auge y la atención que han recibido grandes compañías tecnológicas como Nvidia en el año. El índice Msci World sube más de un 15% en el año mientras que el Msci Small Cap apenas llega al 3,5%. Pero si las pequeñas y medianas de la bolsa no suben tanto como el Russell 2000 de EEUU es también porque estas economías no ofrecen las mismas perspectivas que las estadounidenses.

La bolsa china no anota un buen año en 2023, ante la débil situación económica del país y el riesgo inmobiliario, que salta al resto de sectores del gigante asiático. Desde que mejoró el panorama global el Csi Small Cap sube un 0,9% mientras que el Csi 300 Shanghái Shenzhen (que incluye las grandes capitalizadas más negociadas del gigante asiático) retrocede un 1,7%. Es decir, las menos capitalizadas en China sí lo hacen mejor que las más grandes pero apenas consiguen escapar de las malas perspectivas del mercado. Aunque cabe la pena recordar que las previsiones de Bloomberg no son halagüeñas porque se esperaba más de su recuperación, ya que el crecimiento de China en 2023 y 2024 será del 5,2% y del 4,5%, respectivamente, para el consenso de analistas.

La bolsa europea apenas registra diferencias entre las pequeñas capitalizadas y el conjunto de los valores europeos durante el último repunte bursátil, si se tiene en cuenta al EuroStoxx y a su índice equivalente de capitalizaciones de menor calado (Stoxx Europe Small 200). En parte, se debe a las malas expectativas de Alemania de las últimas semanas que resta fuerza al impulso en bolsa. El motor de la eurozona entrará en recesión técnica a partir del cuarto trimestre del 2023, según Bloomberg, al encadenar seis meses sin crecimiento económico.

Esto tiene su reflejo en las capitalizadas teutonas más pequeñas dentro del Sdax (suben un 1,6% desde el 13 de noviembre) frente al Dax 40, que avanza un 4,1%. En el caso europeo, la economía empezará a dar signos de mejora de cara a la parte final del año que viene. Desde Bank of America ligan la recuperación tras "una dinámica de crecimiento anémica en 2024" de cara al 2025, aunque no se alcance el objetivo de una inflación al 2% en 2025.

Pero lo que es una preocupación en el parqué alemán no lo es tanto en el español, donde el Ibex 35 saca en el mes más que sus pares. Eso sí, el Ibex 35 y el Ibex Small Cap avanzan a la par en estas últimas cinco sesiones, en torno al 5%. Eso sí, en el año el Ibex avanza más de un 21% frente al índice de las más menudas de la bolsa española que suben un 9%.

Con descuento por tamaño

A la espera de ver si las pequeñas capitalizadas sacan mayor rédito todavía del cierre del año, el Msci Small Cap cotiza con un PER (veces que el beneficio neto queda recogido en el precio de la acción) inferior a las 16 veces. Es decir, cotiza con un descuento del 11% frente al conjunto de la bolsa global. Este descuento se mantiene si se mira solo en el mercado europeo, históricamente más barato que Wall Street, pero no ocurre así si se compara el S&P 500 con el Russel 2000.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud