Bolsa, mercados y cotizaciones

La CNMV abarata el coste de salir a bolsa para animar a las pequeñas compañías

Campana de salidas a bolsa. ARCHIVO

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) busca incentivar las salidas a bolsa en España y para ello sigue en el camino de abaratar los costes que suponen este tipo de operaciones y que, de manera relativa, son mucho más relevantes para las pequeñas empresas. Es por ello que el regulador ha decidido reducir la documentación requerida de los expedientes de oferta pública y admisión a negociación, según un comunicado publicado este mismo miércoles.

"Se traducirá en menores costes y cargas administrativas para las sociedades emisoras", apunta en el documento. El objetivo, en definitiva, es reducir las trabas burocráticas y fomentar que las empresas elijan la bolsa española como medio de financiación en lugar de recalar en otros índices o mantenerse en el ámbito del capital privado, un camino en el que la CNMV lleva ya años.

"El desarrollo de los mercados y su impulso se configura como un elemento fundamental para la recuperación económica y la financiación de las inversiones que permitan afrontar el reto de la transformación medioambiental y digital que nuestra economía va a experimentar en los próximos años", afirma el regulador en su escrito.

A partir de este momento, se dejarán de solicitar documentos, hasta la fecha necesarios, con el objetivo de agilizar los trámites tales como escrituras, acuerdos sociales y poderes que se deberán cumplimentar debidamente en el folleto. Según apunta la CNMV en el documento ya no se deberán aportar los compromisos de suscripción de una ampliación de capital por los accionistas (a lo que se hará mención en el folleto de salida a bolsa); tampoco certificados originales de inmovilización de acciones objeto de una OPV (operación pública de venta), el certificado del secretario del consejo acreditando que las copias de las cuentas anuales auditadas que se presentan ante la CNMV son las verdaderas; los reglamentos de las juntas generales de accionistas y el consejo de administración; documentos relativos a pactos parasociales, o el contrato de liquidez. 

En resumidas cuentas, según apunta el regulador, "la veracidad queda sujeta a la responsabilidad de quienes los firman". 

La sequía de salidas a bolsa se ha extendido a lo largo de este ejercicio, en donde ha sido difícil encontrar una ventana de oportunidad desde que estallara la guerra en Ucrania a finales del mes de febrero. Ibercaja fue la gran cancelación del año, prevista, a priori, para el arranque de 2022, aunque finalmente la entidad ha retrasado sine die su estreno en el mercado.

En 2022 se han producido dos salidas a bolsa. Atrys Health en febrero que pasó de cotizar de BME Growth al Mercado Continuo, y Opedenergy que llegó a la bolsa en julio a través de una OPS en la que abrió un tramo (aunque mínimo) para el inversor minorista.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud