Bolsa, mercados y cotizaciones

El dólar guía los pasos de Wall Street: la pérdida de su soporte da alas a la bolsa estadounidense

  • Los 99 puntos del índice del dólar son el soporte que impulsa a la renta variable
  • La divisa estadounidense está en su peor momento en quince meses
  • El euro aventaja al dólar en su mejor racha desde 2004
El índice del dólar cae a mínimos. Foto: Dreamstime
madridicon-related

Algo ha cambiado en la percepción del mercado que ya no ve al dólar en el trono de las divisas. El último dato de inflación en Estados Unidos, que cayó al 3% y se situó por debajo de lo esperado por los expertos, permite a la Reserva Federal relajar su discurso e incluso detener sus alzas de tipos. El dólar lleva meses perdiendo fuerza por ello y eso enfrenta a la divisa a soportes clave que, de perderse, darían alas a Wall Street para continuar con las alzas.

La última pista la marca el índice que cruza al dólar frente al resto de principales divisas del mercado (como son el euro, la libra esterlina, el yen nipón o el franco suizo, entre otras). Este indicador está en mínimos de quince meses, cae por debajo de los 100 puntos y se acerca al soporte que separa la corrección en Wall Street del conocido como desmadre a la americana, en palabras del asesor técnico de Ecotrader, Joan Cabrero. "Hay que recordar que el dólar y la bolsa estadounidense tienden a moverse a la inversa. No podemos poner en duda al índice del dólar. La corrección de los últimos meses ha puesto en peligro el soporte de los 97,80-99 puntos que viene tras el ajuste del 66% de toda la anterior subida a medio plazo", según el experto.

Para Cabrero, en los niveles actuales podrían verse frenadas estas caídas temporalmente y formarse un rebote que corte las alas a Wall Street. Pero perder esa referencia (el índice cerró la sesión de este martes en los 99,8 puntos) advertiría de la posibilidad de ver un alza adicional del 10%.

Otra pista la marca el Dow Jowes al haber superado durante la sesión de este martes los 34.700 puntos. Al haber batido esta barrera, la presión de los alcistas se impone en el debate de los inversores.  "Este nivel es la que ha venido frenando las subidas hasta en siete ocasiones desde agosto del año pasado. Su ruptura alejaría los riesgos bajistas de asistir a una continuidad de la fase de consolidación de las últimas semanas, que solamente se convertiría en corrección si se pierden soportes de 32.600 puntos", según el experto.

Los expertos ya barajan la posibilidad de que el techo de la política monetaria estadounidense se alcance tras la reunión de la próxima semana. Lo más probable es que la Reserva Federal (Fed) anuncie un nuevo aumento de 25 puntos básicos. El último movimiento al alza de este ciclo, según Bloomberg. Esto contribuye a que el dólar se deprecie y se cambie frente al resto de las principales divisas en su peor nivel desde abril de 2022. Es decir, apenas un año después del primer ajuste de la Fed, el dólar anticipa el fin de los ajustes en la política monetaria estadounidense y da paso a otras divisas, como el euro o la libra esterlina.

Como ejemplo, las posiciones en corto frente al dólar están en mínimos del año, dado que pocos consideran que tienen que protegerse frente a una divisa norteamericana en mínimos y con la posibilidad de seguir a la baja, según Bloomberg. Fuentes recogidas por el portal apuntan a que varios fondos de cobertura han abierto opciones de pago en caso de que el euro supere los 1,15 dólares de aquí a tres meses.

La 'sonrisa' del dólar

En el análisis fundamental, existe una teoría que afecta al mercado de divisas bajo el nombre de 'sonrisa del dólar', que viene a reflejar cómo el billete verde se comporta mejor cuando la economía global va bien o cuando va muy mal (el primero por ser un activo líquido y el segundo por funcionar como valor refugio).

Estos serían los dos puntos altos de la parábola y la zona intermedia (la más baja) donde estaría el declive del dólar en un contexto de poco crecimiento pero con un aterrizaje suave a escala global. Es en esta última zona cuando la renta variable estadounidense no ofrecería buenos resultados en comparación con otras bolsas y los inversores tienden a buscar mayor rentabilidad fuera de Wall Street, lo que "reorienta los flujos del dólar hacia activos de mayor riesgo, pero mejores resultados", según Caroline Houdril, de Schroders.

El autor de esta teoría y el gestor de Eurizon SLJ Capital, Stephen Jen, considera que la Fed está a punto de controlar la inflación sin provocar en el camino la recesión desagradable de la economía estadounidense. Una coyuntura que es una mala noticia para la moneda de la reserva mundial, según el experto y amenaza con desestabilizar al mercado de divisas en general. "El cercano pico de los tipos de interés en EEUU elimina uno de los mejores apoyos del dólar", según el gestor monetario de GAMA AM, Rajeev De Mello.

Entre las principales divisas que se enfrenta al billete verde se sitúan el euro y la libra: dos casos en los que sus respectivos bancos centrales van a continuar con el ajuste restrictivo más allá de ese techo en los tipos de interés en Estados Unidos que puede alcanzarse la semana que viene, según las previsiones que recoge Bloomberg a partir de la evolución de los swaps financieros OIS. De hecho, la libra es la divisa que más terreno recupera frente a la referencia en Estados Unidos en este 2023; más de un 7%.

El euro también se fortalece frente al dólar en lo que va de año (aventaja a la divisa estadounidense casi en un 5%). La divisa común de la eurozona encadena diez sesiones consecutivas al alza, su mejor racha frente al dólar desde 2004, y sube casi un 19% desde septiembre del año pasado, cuando el euro llegó a perder la paridad frente al dólar. Hoy, el euro supera los 1,12 euros al cambio.

No obstante, en los niveles actuales hay expertos que no ven un repunte duradero del euro frente al dólar. " El euro está cerca de alcanzar su máximo", según el estratega de divisas del Banco de New York Mellon, Geoff Yu. "Si nos fijamos en los aspectos específicos de esta divisa, es difícil encontrar catalizadores más allá de las políticas del BCE", acota. Según el experto serían otras las divisas que pueden hacer caer más al dólar en el medio plazo como puede ser la divisa británica o el yen (véase apoyo).

Las principales firmas del mercado consideran que las grandes divisas seguirán recortando distancias con el dólar aunque el rápido aumento de las últimas sesiones ya supera las previsiones del cruce con el dólar al cierre del 2023. Según el consenso de expertos, el euro cerrará el año que viene (cuando ya se estima que los grandes bancos centrales comenzarán a recortar los tipos de interés) en los 1,15 dólares al cambio. En el caso de la libra, los expertos auguran que cerraría el 2024 en los 1,30 dólares, lo que supondría una subida adicional inferior al 3% desde los niveles actuales. En el caso de la divisa japonesa, el mercado aún ve un recorrido adicional del 5% para este año.

Banco de Japón,  catalizador de mayores caídas

La fortaleza del dólar en el ejercicio en curso se ha visto en particular frente a la divisa japonesa. El yen es la referencia que más se deja frente al billete verde en el año, más de un 7% hasta cambiarse un dólar por 138 yenes.

Que la divisa nipona esté en zona de mínimos de más de dos décadas responde al ajuste restrictivo de la política estadounidense frente al inmovilismo del Banco de Japón (BoE). En el archipiélago han preferido hasta la fecha las políticas expansivas para levantar la economía del país pero el reciente cambio de gobernador hace pensar al mercado con que el BoE podría dejar de intervenir el mercado de bonos, lo que traería de vuelta a los inversores nacionales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud